Pivot ofrece un mayor rango de cuerdas y un uso más cómodo y sencillo

Asegurador Pivot DMM

DMM está definitivamente lanzada. Parece que últimamente estos chicos galeses no se quieren tomar ni un respiro y no dejan de presentar nuevos productos cada vez más innovadores. A nuestro parecer, la firma de Gales ha dado recientemente un gran salto en cuanto a material duro se refiere y es algo que se refleja en sus productos.

En esta ocasión, el aparato que nos ocupa, y que hemos estado probando larga y meticulosamente, nos ha dejado un muy buen sabor de boca y creemos que aporta mucho al estático mundo de los aseguradores de “pared”. Nos referimos al Pivot.

Una vez en nuestras manos, lo que nos llama la atención a primera vista del Pivot es que es un asegurador tipo “Reverso” de la marca Petzl, pero con varias innovaciones y mejoras que lo hacen más efectivo y superior a nuestro juicio.

Es un aparato más contundente y voluminoso que su claro competidor, el Reverso 4, lo que le da la desventaja de un mayor tamaño y peso (74 gramos frente a 59 gramos del producto de Petzl, es decir 13 gramos más). Sin embargo, estos escasos gramos de más le hacen por otro lado ganar claramente en cuanto al rango de cuerdas posibles a utilizar. Es decir, en simple de 8.7 a 11mm (8.9 en el Reverso 4), doble de 7.3 a 9.2 (el Reverso 4 es a partir de 7.5 mm) y en gemelas de 7.3 a 9.2 mm (7.5 en el Reverso 4).

Los detalles

Otro detalle destacado es que en su estructura nos encontramos un orificio en la parte delantera a través del cual podemos introducir sin problemas casi todo tipo de mosquetones para así realizar la maniobra de desbloqueo de cuerda al segundo. Es un detalle de agradecer aunque sea algo ya existente en el mercado.

Sin embargo, la principal innovación llevada a cabo por DMM en el Pivot la encontramos en la parte que fija el aparato a la reunión, que es basculante, lo que reduce el esfuerzo del brazo de palanca al realizar la acción de dar cuerda al segundo o descolgarle, haciendo que sea una acción muchísimo más fácil y controlable y mucho menos brusca que si se realiza con el resto de aseguradores del mercado.

Cabe destacar también la forma en V de la zona acanalada y su estriado, lo que permite que se acomoden las cuerdas mejor, ofreciendo un frenado muy consistente con todos los tipos de cuerdas que hemos probado, ya sea a un primero o a modo reverso a uno o dos segundos.

Su funcionamiento en rápeles, tanto en simple como en doble, es también muy bueno, incluso con cuerdas mojadas, ya que nos permite controlar bastante bien la velocidad de descenso.

Así que, en líneas generales, y después de probarlo a conciencia en diversas vías de pared, hemos llegado a la conclusión de que independientemente del uso, y con distintos grosores de cuerda desde 7.9 a 10.5 mm, la respuesta del Pivot es muy positiva y satisfactoria. Nos parece a día de hoy posiblemente el mejor asegurador dinámico de pared del mercado con un equilibrio de peso, rango de cuerda admisible, frenado y sobre todo innovación en cuanto a detalles, realmente fantástico.

Etiquetas
Publicado el
14 de mayo de 2020 - 15:48 h

Descubre nuestras apps

stats