La portada de mañana
Acceder
La Palma, una isla oceánica que creció a fuerza de erupciones
El Tribunal Supremo aborda los mayores fraudes de ERTE durante la pandemia
Chueca responde al odio contra el colectivo LGTBI: "Nunca había visto esta provocación"

Laura Orgué y Sheila Avilés copan el podio en Livigno

Livigno SkyMarathon.

Laura Orgué ha ganado la Livigno SkyMarathon tras una batalla increíble con Sheila Avilés, que entraba a tan solo 35” de ella después de que ambas se adelantaran mutuamente en el tramo final. Las dos atletas de RSM Spain fueron las grandes protagonistas de la tercera prueba de la Copa del Mundo en un duelo que se decidía al final. La tercera posición sería para italiana Elisa Desco.

Laura Orgué lideró la carrera durante gran parte del recorrido demostrando una gran resistencia y también sus cualidades técnicas. Solo su compañera de equipo Sheila Avilés consiguió superarla en la última subida del recorrido, pero poco después, en el descenso hacia la meta, Laura recuperaba el terreno perdido en un acelerón que le ha acabado dando la victoria. En esa recta final, Orgué lograba distanciarse y asegurarse una victoria que refuerza sus opciones para escalar puestos en la general. “Me he encontrado muy bien desde el principio. He ido liderando la carrera, la primera subida y la bajada muy bien, y todas las crestas también, Después hemos ido con un grupo de chicos y nos hemos perdido, y hemos tenido remontar un trozo. Sheila, que iba segunda, me ha adelantado, pero en los controles que he ido pasando me han dicho que la tenía a un minuto y medio o así, y como me encontraba muy bien he decidido ir a la caza de mi compañera de RSM, y poco a poco lo he ido consiguiendo. El final ha sido un poco curioso porque yo la he adelantado en la subida, ella a mi en la bajada, y como he llegado con un poco más de fuerzas que ella he acabado primera. Creo que las dos hemos hecho una muy buena carrera. El día ha sido espectacular, el recorrido me ha gustado mucho y a pesar del estrés cuando me he perdido la he podido disfrutar mucho. Así que muy contenta”, explicaba la ganadora.

A pesar del gran cambio que supone haber dado el salto del kilómetro vertical a pruebas más largas, Orgué se ha adaptado con una sorprendente rapidez y ha ofrecido un rendimiento admirable. Su actuación en las tres primeras carreras de la temporada ha estado marcada por una extraordinaria competitividad que le ha permitido subir siempre al podio: primera en la Transvulcania, segunda en la Zegama-Aizkorri y primera en Livigno.

Para lograr la victoria, en esta prueba, tuvo que luchar contra su compañera del equipo RSM Spain Sheila Avilés y dejar atrás a otras corredoras que también figuraban en el grupo de favoritas, cada vez más amplio ante el creciente nivel y la igualdad que se impone en la competición. “Es una carrera muy bonita, muy técnica y muy disputada hasta el final con Laura. Me lo he pasado muy bien. Me he encontrado muy fuerte desde la primera subida. He salido un poco más atrás que Laura, iba quinta o así y he ido remontando y en el primer pico me he puesto segunda. Pero cuando he empezado a crestear me he caído, me he hecho daño en la pierna y he perdido mucho tiempo allí porque no podía ni correr. Después me he ido recuperando y ya hemos hecho toda la carrera mano a mano con Laura, que es muy fuerte y me ha superado en la última bajada y no he podido alcanzarle. Estoy muy contenta por el resultado”, reconocía Sheila Avilés, la actual campeona de la modalidad.

En hombres, el joven sueco Petter Engdahl se puso en cabeza desde la primera subida, seguido por el americano David Sinclair y el suizo Pascal Egli. Los tres mantuvieron su ventaja durante toda la carrera, pero en la última bajada Engdahl se adelantaba y ganaba. Egli sería segundo y Sinclair tercero.

Etiquetas
Publicado el
19 de junio de 2018 - 13:34 h

Descubre nuestras apps