Entrevista Javier Ceruti, concejal de Ciudadanos en Santander

"Tengo claro que no vamos a permitir intromisiones en la gestión cultural"

Javier Ceruti, portavoz de Ciudadanos en Santander. | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

Javier Ceruti (Santander, 1967) es abogado, reservista voluntario y fue gerente de Urbanismo en el Ayuntamiento de Castro Urdiales. Vocal de la Asociación Cultural ‘Cantabria Nuestra’, ejerce la política en primera línea desde el pasado año, como portavoz de Ciudadanos en Santander, concejal Urbanismo y, desde hace unos días, de Cultura y Transparencia, en sustitución de la concejala dimisionaria María Luisa Sanjuán. En la entrevista, Ceruti no es partidario de cambios y reconoce que aún está tomando conocimiento del área que le toca gestionar, pero tiene claro que la cultura ha de ser impulsada por el potencial económico que entraña su vinculación con la oferta turística de la ciudad. No introducirá cambios y mantendrá equipos y prioridades: recuperar el Museo de Arte Contemporáneo y desarrollar los nuevos proyectos museísticos ya previstos, aparte de desarrollar las instalaciones existentes en los barrios. Políticamente, no oculta que mantendrá un perfil propio con respecto al socio de gobierno, el Partido Popular, y avisa que no consentirá "intromisiones" de este en su departamento, tanto en contenidos como en las formas públicas.

¿Por qué ha reordenado las áreas de las dos concejalías de Ciudadanos y ha asumido personalmente la de Cultura?

Las hemos reordenado por puro sentido común. Felipe (Pérez Manso), que pasa a ocupar el puesto de concejal, era el director general de Innovación y Contratación y tiene sentido que quien estuviera directamente relacionado con ello asumiera esas competencias, que antes eran mías como concejal. ¿Cómo hacerlo? Asumiendo yo Cultura. Además, Cultura y Urbanismo tienen muchas vinculaciones. Los grandes proyectos museísticos han sido desarrollados por Urbanismo.

¿Qué experiencia personal tiene en materia cultural?

He tenido una relación prolongada con la cultura desde 'Cantabria Nuestra', en donde he estado 20 años, presidiendo siete y muchos más en la Junta Directiva.

¿Cuál es su concepto de cultura?

La cultura la veo con dos perspectivas distintas. Primero, la de la necesidad de la cultura en la vida diaria para abrir la mente, que permite que la gente sea más abierta, más dispuesta a ponerse en el lugar de otro. La cultura hace mejor a la persona. Pero además tiene una faceta económica clarísima, cada vez más importante, y en este momento es uno de los baluartes de la recuperación. A muy corto plazo, con los proyectos de actividad cultural local con el Plan de Choque y a medio y largo plazo con los grandes proyectos museísticos que vienen a potenciar Santander y a convertirlo en un atractivo turístico.

¿Cómo ha seguido la evolución del MAS en los últimos años? Sigue cerrado desde que se quemó en 2017 y se necesitan cinco millones para reabrirlo. ¿De dónde los va a sacar?

Los sacaremos de donde haya que sacarlos. Es una prioridad municipal que el Museo esté abierto al público con un programa expositivo potente que lo relance y lo convierta en eje de la actuación cultural en Santander.

Lo dice como si encontrar cinco millones fuera fácil...

Se va a abrir la mano para el uso de los ahorros municipales (remanentes) y creo que habrá dinero para todo.

¿Por qué tiene que estar solo el Ayuntamiento en este y otros proyectos como el del Centro Asociado Reina Sofía?

Es que no tiene que ser solo el Ayuntamiento. Acabo de leer el proyecto museístico del MAS, que lo ha hecho la que ahora es directora general de Bellas Artes del Ministerio de Cultura, María Dolores Jiménez-Blanco. Tenemos vinculación con el Ministerio, con el Gobierno regional. Con respecto al Reina Sofía, lo razonable es que se recupere la normalidad y participe de nuevo el Gobierno regional, porque va a ser un activo a nivel local y regional.

¿Y recuperar la normalidad con el Ministerio?

Hemos estado reunidos con el ministro -hace una semana acudió junto a la alcaldesa Gema Igual a un encuentro con José Manuel Rodríguez Uribes- y el apoyo ha sido manifiesto y absoluto. Creo que debiéramos avanzar en la reconciliación, suponiendo que hubiera un enfrentamiento antes, porque es (por el Reina Sofía) un proyecto lo suficientemente importante como para que participemos todos.

¿Habrá dinero para el MAS y el Reina Sofía a la vez? Suman 15 millones...

Habrá que priorizar. Algunas actuaciones son mucho menos prioritarias que recuperar un museo que lleva cerrado todo este tiempo. Vamos a hacer de la necesidad virtud y que tenga una oportunidad de renacer. Tenemos que aprovechar para volver a convertirlo en el centro de la cultura en Santander.

¿Eso implica que va a haber cambios organizativos, de organigrama, de concepto? ¿Volverá a ser un Museo de Bellas Artes?

Esa es una de las cuestiones que hay que determinar. El estudio apuesta por reordenar el enfoque, que sea un museo artístico con fondos propios y aportaciones privadas y públicas de fuera de la ciudad, y que tenga Santander como tema, como línea transversal junto a otra histórica, que ofrezca un un recorrido histórico-artístico.

¿Lo hablará con los expertos, con el Consejo de la Cultura?

Con todo el mundo. No va a faltar nadie.

¿Se mantendrá la actual dirección del MAS?

Acabo de llegar y tengo que conocer a fondo todo lo que hay para tomar decisiones.

¿Va a haber cambios en la Concejalía?

He heredado un equipo. No va a haber ningún cambio en principio ni en la Fundación (Santander Creativa) ni en el equipo, salvo los que nos impone la realidad, como la jubilación de Enrique Álvarez como jefe del Servicio de Cultura, que era un puntal. Ya se está en la idea de proveer cuanto antes la plaza.

Comparadas con las ayudas que reciben otros sectores económicos, ¿en qué nivel se sitúan las de cultura?

Ni idea. Lo que sé es que aquí había un presupuesto que se consideró razonable, al principio continuista, que se habló con el sector cultural y que con el Plan de Choque se ha multiplicado casi por tres. Estamos intentando que el tejido cultural se mantenga vivo. Esto es como la naturaleza: si dejamos que la planta se seque, ya luego puedes regar lo que quieras que tendrás que plantar desde cero.

En materia cultural, también tiene protagonismo el Partido Popular y su alcaldesa...

¿En qué sentido?

En un sentido público. Me preguntaba cómo van a coordinarse de cara al público.

Cultura no va a permitir que le dicten la agenda. Es una norma de funcionamiento. Tengo claro que esta Concejalía la dirigimos nosotros y que no vamos a permitir intromisiones en la gestión cultural por parte de nadie que no sea de la Concejalía.

¿Se refiere a 'intromisiones' organizativas o políticas? ¿Se refiere solo a la organización del trabajo de cara al público?

¿Cree que eso no es político? Yo creo que es muy político.

Me refiero a si hay discordancias políticas de fondo con el Partido Popular.

No se ha dicho nada. Lo único que digo es que no voy a permitir que por la vía de los hechos se impongan políticas culturales. La política cultural la dictamos nosotros y el protagonismo lo tiene que tener quien gestiona. Por respeto a quienes han trabajado en ello. Cada Concejalía tiene sus esfuerzos y afanes y cada una ha de gestionar su política y la gestión pública de esa política.

¿Cómo le gustaría acabar esta legislatura en materia cultural?

Mi intención es que los grandes proyectos estén en marcha, dentro de lo posible, en la legislatura. El Reina Sofía va a... (se lo piensa) ser difícil que esté funcionando en esta legislatura; con el MAS mi intención es abrirlo cuanto antes y si es antes del fin de legislatura, por supuesto; y en cualquier caso, de lo que no me va a apartar nadie es de impulsarlo con todas mis fuerzas.

¿No le falta al Ayuntamiento un gran espacio propio en la ciudad para realizar actividades?

Si los recursos fueran ilimitados, diría que sí. A mí me gustaría tener un Casyc, pero como hay que evitar sacar duros del bolsillo del contribuyente tenemos que aprovechar lo que hay. Tenemos la cercanísima colaboración de la Fundación Caja Cantabria y hay un gran Palacio de Exposiciones... Cada nueva instalación requiere una gran inversión para hacerla, pero también para mantenerla.

A mí me gustaría tener un Casyc, pero como hay que evitar sacar duros del bolsillo del contribuyente tenemos que aprovechar lo que hay

Javier Ceruti — Concejal de Cultura de Santander

¿Algún planteamiento nuevo sobre la Fábrica de la Creación, en Tabacalera?

Por ahora no.

¿Y en los barrios?

Está en previsión crear en Jado un centro cultural con más conexión con el entorno. Podemos tirar de infraestructuras propias para potenciar la cultura de barrio, con salón de actos, biblioteca de proximidad...

¿Y las bibliotecas municipales?

No solo las municipales. Ahí tenemos otra joya que a veces no valoramos porque no supuso una inversión importante: la Biblioteca Menéndez Pelayo. El otro día, con el ministro de Cultura, hablamos de acogernos a fondos europeos para digitalizar la Biblioteca Menéndez Pelayo. Si se digitalizara, se abriría al mundo.

Pero los fondos europeos vinculados a la COVID tienen unos plazos muy estrictos...

Ellos no lo pusieron encima de la mesa y nos dijeron que lo estudiarían. Desde luego, lo intentaremos. Estos serían fondos de innovación que es a donde se orientan las ayudas europeas. A mí me ilusiona mucho que se puedan abrir los fondos.

Etiquetas
Publicado el
12 de octubre de 2020 - 10:28 h

Descubre nuestras apps

stats