Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Trump convierte un intento de asesinato en el mejor escenario, por Sáenz de Ugarte
El Gobierno se contradice a cuenta de la indemnización por despido
OPINIÓN | 'El Madrid que ya no sientes tuyo', por Lucía Taboada

La derogación por PP y Vox de la Ley de Memoria provoca una reacción masiva e inédita de la sociedad civil cántabra “contra el negacionismo histórico”

Presentación de la Plataforma Memoria y Democracia de Cantabria.

Javier Fernández Rubio

Santander —

2

La decisión de PP y Vox de derogar en el Parlamento de Cantabria la Ley de Memoria Histórica aprobada hace escasos meses ha desatado un movimiento ciudadano en contra que, en un plazo récord de 48 horas, ha supuesto la creación de una plataforma a la que ya se han adherido 800 ciudadanos de la Comunidad, así como partidos, sindicatos y colectivos, también de otras autonomías del país.

La Plataforma Memoria y Democracia de Cantabria ha sido presentada este miércoles en una rueda de prensa celebrada en el espacio crítico La Vorágine de Santander, en donde se ha hecho público un manifiesto en el que se censura la actitud del Partido Popular y Vox, al tiempo que se reivindica la memoria de las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo. La plataforma está recibiendo continuas adhesiones y estos días va a seguir estructurándose para llevar a cabo iniciativas de protesta y concienciación.

Entre los partidos que se han sumado a la plataforma se encuentra el PSOE, Podemos, Izquierda Unida, y el PRC de Miguel Ángel Revilla. También se han integrado los principales sindicatos de Cantabria. A título individual, destacan dos firmantes: Francisco Martínez Lopez 'Quico', y Esperanza Martinez, últimos guerrilleros antifranquistas con vida (de 98 y 97 años, respectivamente).

“El intento de Vox y del PP de acabar con la Ley de Memoria Histórica y Democrática activa una red inédita con decenas de colectivos de memoria, organizaciones, asociaciones, sindicatos y partidos políticos de la región”, han informado los promotores de esta iniciativa. “La Plataforma nace alrededor de un manifiesto en los que anuncian una respuesta plural, diversa y profundamente democrática a los intentos de recuperar los discursos que legitiman el golpe de Estado de 1936 y la dictadura, 'cuyas consecuencias aún sufrimos'”.

El PP aprobó el 25 de septiembre una iniciativa de Vox por la que el Parlamento cántabro ha instado al Ejecutivo regional (PP) a presentar “a la mayor brevedad” un proyecto de ley de derogación de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Cantabria aprobada la pasada legislatura por PRC y PSOE. Durante el debate de la iniciativa, regionalistas y socialistas han defendido que esta norma busca “justicia” y dar cobertura legal “a todos los que sufrieron” en el periodo que va desde la Guerra Civil hasta la entrada en vigor de la Constitución de 1978, ya que “no habla de bandos, de vencedores ni vencidos”.

Los partidos de la derecha cántabra, no obstante, siguen manteniendo su postura derogatoria, como recientemente ha afirmado el portavoz del PP, Juan José Alonso, quien, en una entrevista en este medio ha considerado que la legislación que se quiere derogar es sectaria. “No entiendo que sorprenda la postura del Partido Popular -ha declarado-. La pasada legislatura el PP rechazó esta Ley porque la consideraba sectaria y partidista, cuando diferenciaba a víctimas de un bando y otro, cuando el PP siempre ha defendido una ley de unidad”.

Como telón de fondo, se encuentra la singularidad de Cantabria en el mapa autonómico nacional: el PP gobierna en solitario sin dar entrada en el gobierno de María José Sáenz de Buruaga a Vox, lo que no ha impedido que sea 'pionera' en derogar leyes autonómicas que desarrollan la legislación sobre Memoria Democrática.

La movilización ciudadana, algo inédito en la historia reciente de la Comunidad, es una reacción contra “el negacionismo de una parte del arco político sobre la necesaria memoria histórica, democrática y colectiva ante la represión ejercida por los golpistas y sus cómplices, así como por la dictadura franquista durante décadas”, se indica en el manifiesto.

Como reacción ha surgido esta plataforma “amplia, diversa y supone la alianza de decenas de organizaciones y ciudadanos y ciudadanas”, cuyo objetivo es “profundizar en una democracia justa y creíble y subsanar la vergonzosa deuda histórica de este país con las víctimas de la sistemática violación de derechos humanos que se extendió durante más de cuatro décadas.

La Plataforma articulará una respuesta “plural, diversa y profundamente democrática a los intentos de recuperar los discursos que legitiman el golpe de Estado y la dictadura, cuyas consecuencias aún sufrimos”.

En la Plataforma están las principales asociaciones de memoria histórica y de víctimas del franquismo de Cantabria, pero también están organizaciones populares, colectivos culturales, sindicatos (CCOO, UGT, STEC o CGT, entre otros) o partidos políticos (PSOE de Santander, PRC, Izquierda Unida, Podemos, Anticapitalistas, entre otros). Además, el manifiesto ya ha recibido el apoyo de 31 organizaciones de memoria del resto del país y había sido firmado, hasta las 8 horas del 4 de octubre, por 756 ciudadanos y ciudadanas. Tanto el manifiesto como la Plataforma Memoria y Democracia de Cantabria dejan las puertas abiertas para la incorporación de organizaciones y colectivos y para la adhesión de la ciudadanía.

La Plataforma nace con la intención de impulsar una fuerte campaña pedagógica en la comunidad autónoma para sensibilizar sobre la importancia de la memoria histórica “para construir sobre el reconocimiento de la verdad histórica un futuro digno en el que el pasado no sea un desierto de memoria ni un bosque de silencios vergonzantes”.

Manifiesto y firmas de colectivos

“Las organizaciones, colectivos, agrupaciones y ciudadanía abajo firmantes, ante:

  • El negacionismo de una parte del arco político sobre la necesaria memoria histórica, democrática y colectiva ante la represión ejercida por los golpistas y sus cómplices, así como por la dictadura franquista durante décadas,
  • La invisibilización de las víctimas de torturas, los encarcelamientos ilegales, los procesos “sumarísimos”, de los bombardeos sobre población civil indefensa, los campos de concentración, el trabajo esclavizado, la desaparición forzada, las ejecuciones extrajudiciales, las deportaciones, la estigmatización, la expropiación ilegal de bienes, la violencia sexual como herramienta de hostigamiento y terror, el exilio político, etcétera,
  • La negación de la represión sistemática contra las mujeres, el robo de bebés y las estructuras verticales de dominación y confinamiento de las mujeres que han estado operativas hasta hace pocas décadas,   
  • La insistencia en ocultar que la mayoría de estas violaciones de derechos humanos ocurrieron a partir de la finalización de la guerra,
  • La deuda histórica de nuestro actual sistema político con estas víctimas que se traduce en una falta casi total de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición,
  • El intento falaz de equiparar víctimas o de presentar los reclamos de verdad y justicia como actos de venganza,
  • La legitimación y aceptación de los victimarios y de los beneficios que obtuvieron a través del trabajo esclavizado o del expolio de propiedades y bienes de las víctimas de la represión,
  • El silencio sobre el papel cómplice con el aparato represor de la Iglesia católica oficial, así como de otras estructuras sociales que fueron funcionales al sistema,
  • La reducción de la memoria al periodo de guerra y dictadura, ignorando que no todo acabó el 20 de noviembre de 1975 sino que, en este marco, se registraron violaciones de derechos humanos durante la ‘Transición’ y en la época colonial española, y que todo forma parte de la memoria histórica necesaria,
  • El déficit democrático y la afrenta a la dignidad de nuestra sociedad que supone que no se haya juzgado a los responsables materiales e intelectuales de estas violaciones de derechos humanos,
  • Las permanentes denuncias de la ONU sobre los incumplimientos por parte del Estado español que, como explica Fabián Salvioli, Relator Especial de Naciones Unidas para la Verdad, la Justicia, la Reparación y las Garantías de No Repetición, se traduce en un “intento absurdo de establecer una política de olvido forzado”.

Y ante la aprobación en el Parlamento de Cantabria de una proposición no de ley para derogar la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Cantabria, sustentada en mentiras históricas, en una narrativa de la equidistancia y defendida con agresividad hacia las organizaciones de víctimas del franquismo, declaramos que:

  • La sociedad civil, y en particular las organizaciones de víctimas, tuvieron un papel clave en la aprobación de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Cantabria que, aunque insuficiente, constituyó un primer paso para caminar hacia la justicia,
  • Nos constituimos en Plataforma Memoria y Democracia de Cantabria,
  • Esta Plataforma es amplia, diversa y supone la alianza de decenas de organizaciones y ciudadanos y ciudadanas conscientes de que si queremos profundizar en una democracia justa y creíble es imprescindible subsanar la vergonzosa deuda histórica de este país con las víctimas de la sistemática violación de derechos humanos que se extendió durante más de cuatro décadas,
  • La Plataforma articulará una respuesta plural, diversa y profundamente democrática a los intentos de recuperar los discursos que legitiman el golpe de Estado y la dictadura, cuyas consecuencias aún sufrimos.

Invitamos a la ciudadanía a rechazar la tergiversación de nuestra  historia y los mensajes que niegan, minimizan o legitiman un régimen de terror que dejó decenas de miles de víctimas y a movilizarse para construir sobre el reconocimiento de la verdad histórica un futuro digno en el que  el pasado no sea un desierto de memoria ni  un bosque de silencios vergonzantes“.

Firmas de colectivos cántabros

  • Agrupación vecinal REC (Reinosa)
  • Agrupación Socialista de Val de San Vicente 
  • ALEGA (Asociación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales de Cantabria) 
  • Alouda Cantabria
  • Anticapitalistas Cantabria 
  • Archivo, Guerra y Exilio (AGE) Cantabria
  • Asambleas Feministas Abiertas de Cantabria
  • Asamblea Feminista del Oriente de Cantabria 
  • Asociación Cultural La Vorágine Crítica
  • Asociación Cultural Los Bancos de Atrás 
  • Asociación Cultural Los Castos 
  • Asociación Cultural Octubre
  • Asociación cultural Roberto el Pirata (Castro Urdiales)
  • AA.VV. San Joaquin
  • CGT Cantabria
  • Cantabria por el Sáhara
  • Cantabria No Se Vende (CNSV)
  • Cantabristas
  • Cantárida (revista)
  • CastroVerde
  • CCOO de Cantabria
  • Centro Social Smolny
  • Ciudadanía Activa x Derechos y Libertades (Cabezón de la Sal)
  • CNT Santander
  • Concejo de Luey
  • Colectivo Julio Vázquez
  • Colectivo Memoria de Laredo
  • Colectiva MIRERA ( Migrantes, Refugiadas, Racializadas de Cantabria)
  • Colectivo República Barataña
  • Comisión 8 de Marzo Cantabria
  • Departamento de Geografía e Historia - IES Valle del Saja (Cabezón de la Sal)
  • Desmemoriados
  • Área de ecofeministas de Ecologistas en Acción Cantabria 
  • Espacio feminista GAIA
  • Fundación Bruno Alonso
  • Grupo de Consumo de Cabezón de la Sal
  • Grupo Memorialista “M. Reguilón”. Podemos, Cantabria
  • Help Solidarity Projects
  • Héroes de la República y la Libertad
  • Interpueblos
  • Izquierda Unida Cantabria
  • Izquierda Unida Santander
  • Jóvenes IU Cantabria
  • Juventudes Regionalistas de Cantabria 
  • Juventudes Socialistas de Santander
  • Juventudes Socialistas de Cantabria
  • La Ortiga Colectiva
  • La Tertulia de las Comadres
  • Movimiento Cooperativo Escuela Popular- Cantabria
  • Partido Comunista de España (PCE)
  • Partido Regionalista de Cantabria (PRC)
  • Pasaje Seguro Cantabria
  • Plataforma de Pensionistas de Cabezón de la Sal
  • Plataforma de Pensionistas de Santander
  • Podemos Cantabria
  • PSOE Santander
  • Radio Argayo 
  • Rebeldía Joven Cantabria
  • Republicanos de Cantabria
  • Ruta6
  • Sindicato Cántabro Asalariados del Transporte (SCAT)
  • Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza de Cantabria (STEC)
  • UGT CANTABRIA 
  • Verdes-Equo Cantabria
  • Verdes-Equo Santander

Organizaciones de otros territorios: 

  • Archivo Guerra y Exilio AGE-Internacional
  • Asociación Guerra- Exilio y Memoria Histórica de Andalucía 
  • Asociación Guerra y Exilio País Valenciano (AGEPV)
  • Asociación cultural Loquesomos
  • Asociación Cementerios Memoria Histórica y corrupción FunEspaña
  • Asociación Memoria Histórica de Cartagena 
  • Asociación musical y cultural StrivoR
  • Asociación de los Niños de Rusia 
  • Asociación socio cultural La Chanca Pescadería a mucha honra
  • Ateneo sociocultural Viento del Pueblo- ORIHUELA 
  • Castilla la Mancha por la III República 
  • Centro Español de Moscú
  • Ciudadanos por la República de Cuenca 
  • Colectivo Republicano de Euskal Herria 
  • Comisión Republicana de Cataluña
  • Coordinadora Associacions Memòria Democràtica País Valencià
  • Foro por la Memoria de Canarias
  • Frente cívico Torreblanca (Castellón) 
  • Maneras de vivir
  • Associació Pro-Memòria als Immolats per la Llibertat a Catalunya
  • Movimiento memorialista y antifascista vasco
  • Mujeres, Memoria y Justicia
  • Pipergorri kultur alkartea (Gernika-Lumo)
  • Plataforma Resistencia Popular
  • Plataforma Vasca contra los crímenes del franquismo 
  • Rock Contra el Fascismo 
  • Sare Antifaxista
  • Som-hi kultur elkarte katalana
  • Udruženje “Španski borci 1936-1939”
  • Unión de Republicanos de Euskadi - Euskadiko Errepublikaren Basatuna (URE - EEB)
  • Todos los niños robados son también mis niños
Etiquetas
stats