La portada de mañana
Acceder
Las leyes trans, 'mordaza' y de vivienda ponen a prueba el pacto de legislatura
¿Puede permitirse China abandonar de golpe la política de Covid Cero?
OPINIÓN | "¡Arriba las manos!, esto es un banco", por Esther Palomera

Se reanundan las obras de la Biblioteca Menéndez Pelayo sin el micropilotaje que se realizará en el MAS y en la Biblioteca Municipal

Biblioteca de Menéndez Pelayo.

Las obras de restauración de la Biblioteca Menéndez Pelayo se han reanudado sin que se vayan a ejecutar tareas de micropilotaje, como se ha hecho o se está realizando en el Museo de Arte MAS y en la Biblioteca Municipal, ambos municipios colindantes con el anterior y compartiendo por lo tanto la misma calidad de terreno.

Insectos 'comelibros' se daban un festín con la biblioteca de Menéndez Pelayo valorada en 77 millones

Insectos 'comelibros' se daban un festín con la biblioteca de Menéndez Pelayo valorada en 77 millones

Actualmente, los operarios están trabajando en la fachada, en la cual se descubrió que no toda ella era de piedra, como se suponía, sino que tenía obra de mampostería que requiere en algunos aspectos volver a construir moldes para recuperar elementos ornamentales.

Las obras de la biblioteca están valoradas en más de un millón de euros y se pararon a instancia de los técnicos, los cuales consideraron que el proyecto sobre el que se iba a trabajar era insuficiente a la hora de garantizar una perfecta conservación del fondo bibliográfico legado por el polígrafo a la ciudad. Actualmente, dicho fondo se encuentra guardado en la Biblioteca Central de Cantabria, una vez desinsectado. Desde los servicios municipales, tampoco se descartaba que la reforma necesaria del proyecto incluyera el micropilotaje dada la mala estabilidad y humedad del terreno por la presencia de arroyos subterráneos. Los micropilotes permitirían la instalación de una cámara acorazada para la guardia y custodia de los volúmenos más valiosos de la colección.

En la Biblioteca Municipal, las obras tuvieron que pararse como se paró la de la Menéndez Pelayo. La reanudación de aquella sí que conllevó el micropilotaje ante el mal estado del terreno. Según el portavoz del equipo de gobierno y concejal de Cultura, Javier Ceruti, “el proyecto debe ser modificado en cuanto a la cimentación, por la mala situación” del terreno en que se asienta el edificio reformado. Para corregirlo, habría una nueva cimentación mediante micropilotes y reformarían los aplacados de la fachada tras detectarse un deterioro “que producía inseguridad y por tanto riesgos para quien estuviera debajo del edificio”

En el MAS, se preveía miropilotar ya desde el proyecto inicial con el fin de “garantizar la estabilidad estructural”. Según se informó entonces, “se va a intervenir en la cimentación mediante la ejecución de micropilotes y demás elementos de la estructura, adaptándose el inmueble a las necesidades actuales desde el más escrupuloso respeto a los valores del edificio”.

La reforma de la biblioteca continúa así en sus aspectos más externos y estéticos, lo que hace considerar que un futuro haya que retomar una reforma en profundidad que relativice la importancia de los trabajos actuales.

La reforma de la Biblioteca Menéndez Pelayo responde a un protocolo de mayor envergadura firmado en su día por el ministro [de Fomento] Iñigo de la Serna y la alcaldesa Gema Igual, para impulsar varios proyectos culturales en la ciudad.

De acuerdo con este protocolo, el Ayuntamiento se encargaba de redactar el proyecto, llevar la dirección de obra y de ejecución, mientras que el Ministerio corría a cargo de la ejecución de las obras de la Menéndez Pelayo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats