La portada de mañana
Acceder
España se estanca en el descenso de la curva y los expertos temen un repunte
El fiscal cuestiona en el juicio de la caja B las notas con las que se condenó al PP
Opinión - ¿Dónde está el machirulo?, por Esther Palomera

Cantabria volvió a liderar la donación de órganos en España en 2020 y fue la única comunidad que incrementó sus trasplantes pese a la pandemia

Vista del hospital Marqués de Valdecilla. EFE/Pedro Puente Hoyos/Archivo

Cantabria está un año más a la cabeza en donación de órganos y trasplantes. La comunidad, que lleva años consolidando su liderazgo en este ámbito, con el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander como buque insignia, ha revalidado ese honor en 2020 con cifras abrumadoras respecto al resto del país.

Y es que pese a la pandemia, que condicionó estas intervenciones, sobre todo en los meses críticos y de incertidumbre iniciales, Cantabria está en el escalón más alto del podio con 65.5 donantes por cada millón de habitantes, una tasa muy superior a la de otras autonomías y a la del conjunto del país, cuya media está en 37,4. Y en donación en asistolia -también llamada 'a corazón parado'- la tasa cántabra fue del 27,6, igualmente muy por encima de la española (13,1).

Pero es que además, mientras que en toda España bajó un 20% la actividad trasplantadora de órganos y tejidos, en Cantabria creció un 12,6%, al pasar de 127 realizados en 2019 a los 143 llevados a cabo en 2020 en Valdecilla. Precisamente este hospital es el principal motivo de que la región se haya convertido en un referente nacional e internacional en esta materia, ya que el 57% de los trasplantes realizados fueron a pacientes de otras regiones, principalmente de Euskadi.

Son datos que ha dado a conocer este lunes el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE), en una rueda de prensa en la que ha hecho balance anual de esta actividad.  "Evidentemente las donaciones se han visto afectadas por la pandemia, no así la actividad trasplantadora, por varias circunstancias", ha explicado el consejero, quien ha señalado que el principal motivo de esta reducción es "el descarte de donantes por positividad actual o reciente a la COVID-19 y la realización únicamente de trasplantes urgentes durante los momentos de alto riesgo de infección COVID hospitalaria".

En la presentación, el titular de Sanidad ha estado acompañado por la directora médica del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (HUMV), Rosana García, y por el coordinador autonómico de trasplantes, Eduardo Miñambres.

En cuanto al perfil de los donantes, el consejero de Sanidad ha indicado que 60,5% son hombres y el 39,5% mujeres, con una edad media de 58 años y un rango de edad de entre 24 y 79 años.  

Rodríguez se ha deshecho en elogios hacia Valdecilla, subrayando que  "si por algo se ha caracterizado es por el establecimiento de circuitos y áreas COVID-No COVID”, tanto en planta como en UCI, lo que ha permitido, según ha recalcado, trasplantar órganos que en otras comunidades autónomas no podían utilizar por su situación asistencial o por carecer de la organización que tiene este hospital cántabro.

Y es que durante el estado de alarma de marzo, Valdecilla realizó su primer trasplante bien pronto, el día 17, lo que "permitió a la comunidad 'beneficiarse' de órganos de donantes muy jóvenes que otras comunidades no podían utilizar", según ha indicado Miñambres. Asimismo, tal y como ha agregado García, contribuyó a esta actividad en la región el hecho de que las UCI no se llegaron a "saturar" en la primera ola de la pandemia.

Sobre el aumento del número de trasplantes, el consejero ha dicho que todos se han incrementado, excepto el de hígado. En el caso de los tejidos, se ha mantenido en progenitores hemotopoyéticos y se ha aumentado en trasplantes de córnea.

"Pequeña en tamaño, grande en solidaridad"

Por otro lado, el titular de Sanidad ha valorado muy positivamente que casi el 60% de los trasplantes se realizaran a pacientes de otras comunidades, una cifra que se eleva por encima del 70% en los pulmonar, cardiaco y pancreático. "Esto demuestra, por un lado, la dimensión del Hospital Valdecilla en trasplantes y la solidaridad del sistema sanitario de Cantabria con el resto del sistema nacional de salud", ha enfatizado Rodríguez.

En el caso de los tejidos, en corneas todos los pacientes han sido cántabros y en progenitores hematopoyéticos el 34,6% de los pacientes trasplantados eran de otras comunidades autónomas. Tanto en órganos como en tejidos, se han trasplantado mayoritariamente a pacientes del País Vasco, La Rioja, Castilla y León, Asturias, Navarra y Aragón.

"Cantabria, a pesar de ser una comunidad pequeña, es enorme en solidaridad", ha subrayado el consejero. "Los cántabros contribuyen cada año con un acto voluntario y altruista, pero necesario como la donación, a salvar y dar vidas", ha destacado. "Por eso, es el momento de agradecer públicamente a donantes y familiares un gesto tan generoso que habitualmente se produce en momentos muy difíciles como es la pérdida de un familiar querido", ha manifestado.

En sus palabras, la simbiosis entre la solidaridad de los cántabros y la calidad del programa de trasplantes consolida a Cantabria como uno de los referentes nacionales e internacionales en el campo de los trasplantes.

"Un éxito continuado que solo es posible dentro de un sistema sanitario como el de Cantabria que garantiza la universalidad y la equidad y en el que juega un papel fundamental el trabajo y el compromiso de sus profesionales", ha sentenciado.

De hecho, Cantabria, ha insistido el consejero, dispone actualmente de todas las posibilidades de donación científicamente validadas, incluyendo donación en muerte encefálica, de vivo, de vivo cruzado y en asistolia tipo II y III, ya que el año pasado se realizó el primer trasplante cardiaco de donante en asistolia, el único que quedaba por incorporarse a la cartera de servicios de la unidad de trasplantes.

Etiquetas
Publicado el
18 de enero de 2021 - 16:41 h

Descubre nuestras apps

stats