La incidencia acumulada se ha prácticamente triplicado durante el mes de noviembre en Castilla-La Mancha

La situación es muy distinta a la de 2020, pero los datos muestran que la incidencia del coronavirus en Castilla-La Mancha no para de crecer. De hecho, entre los primeros y los últimos registros disponibles del Ministerio de Sanidad para el mes de noviembre de 2021, concretamente hasta el día 29, la incidencia acumulada (14 días) se ha prácticamente triplicado en la región. El día 2 de noviembre, la tasa de contagios por cada 100.000 habitantes era de 40, mientras que al ir cerrando el mes, el día 29, es de 115,89. La evolución es al alza, pero con matices en otro tipo de indicadores, como el de pacientes ingresados por la enfermedad.

Albacete, un ejemplo de cómo ha ido creciendo la incidencia del coronavirus en una nueva ola de la pandemia

Hace justamente una semana, el Ministerio de Sanidad cambiaba los parámetros del llamado 'semáforo COVID'. Ahora, el riesgo bajo de transmisión se considera a los 100 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que hace una semana era de 50. Por otro lado, el riesgo alto comenzaría a partir de los 300 casos, el doble que antes, y el riesgo medio se situaría entre los 100 y los 300. La región entraría en riesgo muy alto, al superar los 500 casos por cada 100.000 personas. Si sólo atendemos a la incidencia acumulada, la región estaría en una situación de riesgo medio de transmisión de coronavirus.

La incidencia acumulada en Castilla-La Mancha se encuentra por debajo, en todo caso, de la media nacional. Así lo defendía también a principios de la semana pasada la portavoz regional, Blanca Fernández, que señalaba una tendencia en la que Castilla-La Mancha mostraba valores prácticamente la mitad que los del estado. También se refería a la presión hospitalaria y a la ocupación de camas de cuidado intensivo. La portavoz regional también rechazaba la necesidad del llamado 'pasaporte COVID' en la región:

En comparación a la situación de hace justamente un año, la incidencia acumulada en la región era de 319,75 casos por cada 100.000 habitantes, es decir, más del doble que la que se registra actualmente en la región. Entonces, la campaña de vacunación contra el virus ni siquiera había empezado, y comenzaba también una de las olas más violentas de la pandemia que obligó al cierre perimetral de los municipios y al cierre total de hostelería durante los meses de enero y febrero.

En cuanto a la vacunación, Castilla-La Mancha ha anunciado que ya está preparada para vacunar a más de 200.000 niños, y espera arrancar el proceso en diciembre. ya tiene la logística para vacunar a 220.000 niños y espera arrancar en diciembre. Así lo afirmaba hace unos días el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, que recalcaba que la actividad hospitalaria está "bastante normalizada", mientras que en Atención Primaria se siguen haciendo las consultas "rutinarias".

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats