Deniegan una manifestación en Toledo contra una macrogranja porcina por la COVID: "Es curioso que se permita a hosteleros y vendedores ambulantes"

Cadena humana contra la macrogranja de Quintanar del Rey el pasado verano

La Subdelegación del Gobierno en Toledo ha denegado el permiso a la Plataforma Stop Macrogranjas para celebrar una manifestación en la capital regional este viernes a las 11 horas para protestar por la instalación de una granja industrial porcina en Quintanar del Rey (Cuenca), cuyos vecinos llevan movilizándose todo el verano.

Se alude en el documento denegatorio a la resolución emitida el 25 de septiembre por parte de la Delegación Provincial de Sanidad de Cuenca que recoge las medidas especiales para la contención de la expansión de la COVID-19 en la localidad de Quintanar del Rey.

El punto quinto de esta resolución recoge que la localidad conquense "se encuentra en un escenario de transmisión comunitaria" y específicamente, señala la Subdelegación, se prohíbe la concentración de personas. La "desautorización" fue comunicada el martes por la noche a los convocantes.

El argumento, sin embargo, ha sido puesto en duda por la Plataforma Stop Macrogranjas en Quintanar del Rey. Paciencia Talaya Escribano, miembro del colectivo, se muestra sorprendida por el viraje en la postura de la Administración central. "Fue un jarro de agua fría. Teníamos ya el permiso concedido. La idea era desplazar a unas 150 personas, aunque no sabemos si se iba a llegar a ese número porque hay miedo por la COVID-19 en varios autobuses, con todas las medidas de seguridad".

Esta profesora albaceteña que ejerce en Quintanar de Rey explica que en la organización del acto son conscientes de la situación de pandemia. "Evidentemente nadie iba a ir con ningún tipo de síntoma o problema,"

El acto a desarrollar suponía la escenificación de una vendimia desde Zocodover y en manifestación hacia el Palacio de Fuensalida para entregar las firmas recogidas, más de 6.000 en estos momentos. Por parejas, unidas "con distancia de seguridad" a través de una espuerta y con bolsas de basura con mensajes para representar, explica, "la cosecha que tendremos si se instala una macrogranja: la contaminación, el paro, la pobreza, despoblación, atraso..."

"Queríamos hacerlo de la manera más respetuosa posible paseando por Toledo en las dos horas que teníamos concedidas", sostiene, y "además no somos ni tontos ni irresponsables. El argumento para denegar la manifestación me parece flojo". Y es que, detalla, "teníamos aprobadas otras dos manifestaciones, en coches, esta semana sin salir del pueblo y también nos las han denegado".

Habrá manifestación virtual

La denegación del permiso para desplazarse a la capital regional, explica, solo "aplaza" su intención de entregar firmas contra este proyecto que, denuncian, puede poner en riesgo el pozo de abastecimiento de agua en el municipio. Y, en todo caso, habrá manifestación "virtual", una 'No Manifestación' como explica la plataforma, que ahora están preparando para mañana o para el fin de semana. "Se trata de hacer llegar nuestro mensaje". Después, "en cuanto se pueda volveremos a pedir autorización para ir a Toledo", asegura Paciencia Talaya.

Permiso para peluqueros, hosteleros y vendedores ambulantes

Además, señalan que resulta "curioso" que la Subdelegación del Gobierno de España en Toledo, alegando medidas seguridad COVID-19, prohíba la concentración en Toledo de la Plataforma Stop Macrogranjas y permita concentrarse a la Asociación de Empresarios de Hostelería, ha apuntado la Asociación Iniciativa Ciudadana Toledo Histórico, recordando la protesta del colectivo en la capital regional el pasado 28 de septiembre.

Paciencia Talaya explica que "también se ha dado permiso a vendedores ambulantes o peluqueros". Hoy mismo se celebraba una manifestación de los vendedores ambulantes por las calles del Casco Histórico y ayer fue el turno de los profesionales de la Peluquería.

"No nos sorprende, teniendo en cuenta que estamos en una región en la que el Gobierno regional apuesta por el negocio de las macrogranjas que solo beneficia a las grandes integradoras y a sus propios bolsillos, en vez de mirar por el futuro l@s ciudadan@s y las consecuencias sobre los problemas de salud que causan debido a la contaminación en la tierra, en el agua y en el aire", dicen las plataformas ciudadanas contra las macrogranjas porcinas.

"Para qué aprovechar, por ejemplo, de forma sostenible el enorme potencial de recursos naturales y patrimoniales que tenemos", ironizan desde el colectivo.

Desde Pueblos Vivos Cuenca recuerdan que ocurrió algo similar el pasado año. "También desde la Subdelegación del Gobierno de Cuenca intentaron que no nos manifestamos el 17 de noviembre, y no estábamos en época de COVID-19. Nos pusieron todo tipo de trabas, pero nos manifestamos porque es un derecho reconocido en el artículo 21 de nuestra Constitución".

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2020 - 13:06 h

Descubre nuestras apps

stats