"Florette escucha, volvemos a la lucha": medio millar de personas clama contra el cierre de la planta de Iniesta

Manifestación en Iniesta contra el cierre de la planta de Vegetales de La Mancha, del grupo Florette

Alrededor de medio millar de personas se ha dado cita en la manifestación convocada por los sindicatos de CCOO y UGT en Iniesta (Cuenca) para rechazar el cierra de la planta de la empresa Vegetales de La Mancha, de la firma Florette Ibérica Alimentaria S.L., una factoría que da empleo a 158 personas y que plantea efectuar el cese de la actividad y los despidos antes del próximo 11 de noviembre.

La marcha ha recorrido desde el mediodía de este domingo la distancia que separa el Ayuntamiento de Iniesta de la factoría, donde se ha leído un manifiesto. “No al cierre de Florette Iniesta” y “Florette escucha, volvemos a la lucha” han sido algunos de los eslóganes que se han podido leer en pancartas o escuchar en las proclamas que han lanzado los manifestantes.

Además de trabajadores y trabajadoras de la empresa junto a familiares, también se han dado cita vecinos y vecinas de Iniesta y otros municipios aledaños, representantes sindicales o numerosos políticos, como el alcalde de la localidad conquense, José Luis Merino, que asegura que van a hacer "todo lo posible" para evitar el despido de 158 trabajadores y la pérdida de otros empleos indirectos.

La presidenta del comité de empresa (CCOO), Marisa Merino, ha comenzado la lectura de un manifiesto, en el que los trabajadores han expresado su “más profundo rechazo” a la decisión adoptada por la empresa, que ha abierto hace unos días el periodo de consultas tras anunciar el cierre hace unas semanas, tal y como recoge Efe. “Florette Iniesta ha sido una planta ejemplar en su rendimiento gracias al compromiso de sus trabajadores”, ha argumentado Merino, quien ha rechazado el cierre, que cree que obedece sólo a una “estrategia empresarial”.

Rechazo al ERE

Por su parte, Miguel Hernández, miembro del comité de empresa de UGT, ha continuado la lectura y ha advertido de que el cierre deja en la incertidumbre a 158 familias de una plantilla compuesta por muchas mujeres, pero también a “toda la población de una comarca” donde hay pocas oportunidades laborales. Así, ha reclamado que Florette retire el expediente de regulación de empleo de extinción (ERE) planteado y adopte otro tipo de medidas, "bien sean temporales o de reestructuración de la actividad".

“La empresa ha comunicado su intención de cesar la actividad en el centro de Iniesta diciendo primero que se trata de una planta obsoleta, y después porque al parecer han perdido un contrato importante de suministro a una cadena de supermercados; desde luego, nos oponemos de plano a que Iniesta se quede sin esta factoría”, explicaba por su parte Ángel León, secretario general de la Federación de Industria de CCOO en Castilla-La Mancha sobre la decisión de Florette.

También desde el comité de empresa, Francisco Tomás Izquierdo, de CCOO, ha lamentado la postura de la empresa al haber rechazado "todas las propuestas que le han hecho las diferentes administraciones". “Lo tenían claro desde el principio que querían cerrar y no han tenido en cuenta nada”, ha criticado Tomás, según recoge Las Noticias de Cuenca.

Así lo corroboraba el alcalde de Iniesta, quien ha insistido en que “la negociación todavía está abierta” al tiempo que ha recordado que tanto el Gobierno regional como la Diputación Provincial y el propio Ayuntamiento de Iniesta pusieron “soluciones encima de la mesa” aunque la empresa rechazó todas las proposiciones. “Tenían claro el cierre de la planta”, ha lamentado Merino, quien, no obstante, ha manifestado “esperanza” para que la empresa rectifique.

También ha participado en la manifestación el delegado provincial de Medio Ambiente de la Junta, Joaquín Cuadrado, la coordinadora regional de Cs, Carmen Picazo, y alcaldes y concejales de la comarca, tanto del PSOE como del PP.

Recolocaciones en otras plantas del grupo o empresas proveedoras

La empresa, que iniciaba este viernes el periodo de consultas con los trabajadores, ha lanzado a la plantilla un plan de recolocaciones en otras plantas del grupo o empresas proveedoras. Miguel Martínez, también miembro del comité de empresa, ha recalcado que esta propuesta “no es viable” para la mayoría de trabajadores, con sus familias en Iniesta: “No podemos coger la casa y llevárnosla a 200 kilómetros”.

De su lado, en un comunicado, la empresa ha señalado que en la mesa de diálogo constituida el pasado viernes 24 de septiembre, se negociarán las medidas sociales para los empleados y empleadas de la planta. No obstante, ha recalcado que su objetivo es "recolocar al mayor número de empleados".

Asimismo, subraya que "siempre" ha tenido como objetivo "buscar todas las alternativas posibles para su centro de producción de Iniesta, en el que opera en régimen alquiler, antes de tomar la decisión de cese de actividad por motivos técnicos, organizativos y de producción".

Vegetales de La Mancha señala que la plantilla de Iniesta cuenta con 172 trabajadores (incluyendo excedencias) con un porcentaje similar entre hombres (57%) y mujeres (43%). En total, un 97% de los empleados son menores de 50 años.

En este sentido precisa que durante la pasada semana ha atendido individualmente en el punto de atención a 25 empleados y empleadas y que la próxima semana ya han concertado citas 16 trabajadores de la planta. "También se han desarrollado sesiones grupales sobre mercado de trabajo en las que han participado 19 empleados esta semana y hay 14 reservas de plaza para las sesiones de la semana próxima", agrega.

La empresa cree "firmemente que con el diálogo y la negociación con los representantes de los trabajadores se llegará a acuerdos que minimicen el impacto del cese de actividad tanto para los trabajadores como para Iniesta".

Etiquetas
Publicado el
26 de septiembre de 2021 - 18:25 h

Descubre nuestras apps

stats