Gobierno, PSOE y Ciudadanos firman el pacto de reconstrucción de Castilla-La Mancha: “Esta crisis no se va a arreglar a golpe de tijera”

Representantes del Gobierno castellanomanchego, PSOE y Ciudadanos

Codo con codo, de forma literal para evitar los apretones de manos, con mascarillas y con la preceptiva distancia de seguridad. Así han firmado el Gobierno de Castilla-La Mancha, el PSOE y Ciudadanos el acuerdo para la reconstrucción social y económica de esta comunidad autónoma tras las consecuencias de la pandemia de coronavirus. Se trata del pacto derivado de varias semanas de diálogo en las que en ningún momento se ha unido el Partido Popular castellanomanchego, que, por tanto, tampoco se ha adherido a la firma, convirtiéndose no obstante en protagonista de las intervenciones posteriores al acto.  

El PSOE y Ciudadanos pactan en Castilla-La Mancha más de 1.000 millones de euros para blindar la sanidad y los servicios públicos

El PSOE y Ciudadanos pactan en Castilla-La Mancha más de 1.000 millones de euros para blindar la sanidad y los servicios públicos

A este respecto, el vicepresidente del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, ha recordado que se invitó al principal partido de la oposición “desde el primer momento”, pero que ha decidido no sumarse. “Estoy convencido de que tenía la decisión de no llegar a ningún acuerdo y cada uno asumirá sus responsabilidades, aunque los ciudadanos están pidiendo que todos rememos en la misma dirección”, ha añadido.

El documento firmado hoy, cuyo contenido ya adelantó eldiarioclm.es, es un “punto y seguido” porque la intención PSOE y Ciudadanos es seguir concretando muchas de las acciones incluidas. Son 12 capítulos con más de 60 apartados que “habrá que ir desarrollando”, según ha precisado el vicepresidente.

Lo ha resumido en tres grandes bloques: la consolidación de los servicios públicos de sanidad, educación y servicios sociales, con dotación de medios materiales y humanos; la atención a las personas que se encuentran con mayores dificultades sociales y económicas, a lo que se unirá la futura complementación del Ingreso Mínimo Vital; y medidas de apoyo económico a las empresas, los autónomos y trabajadores. Muchas de estas medidas ya han sido aprobadas antes de la firma de hoy.

Uno de los firmantes ha sido el presidente del Grupo Parlamentario de Ciudadanos en las Cortes de Castilla-La Mancha, Alejandro Ruiz, quien ha puesto de ejemplo este consenso como función de la política "de acción y de hechos”. “Si en una situación crítica para la sanidad y la vida de los ciudadanos, los políticos no somos capaces de ponernos de acuerdo es que no valemos para hacer aquello para lo que nos han elegido”, ha remarcado.

Ciudadanos: "No se puede estar en otro lugar que no sea aquí firmando"

Dicho esto, el diputado ha avanzado que las medidas rubricadas se aseguran medidas que van a ser buenas para autónomos, profesionales, tercer sector, familias y personas desfavorecidas, sumando además “una apuesta por la transparencia y la investigación”. Por eso se ha mostrado convencido, en referencia implícita al PP, de que “hoy por hoy no se puede estar en otro lugar que no sea aquí firmando documentos, en una mesa negociando, con un partido con el que hay discrepancias, pero con el que somos capaces de pensar y construir”.

Al igual que el vicepresidente, ha hecho hincapié en que todas las medidas necesitan una dotación presupuestaria que queda pendiente y que por ese motivo es un tiene que ser un “documento vivo” al que se sumen asociaciones, colectivos, sindicatos y universidad “para seguir construyendo”. “Lo hemos hecho cediendo todos y tenemos que estar orgullosos, porque no es una mera declaración de intenciones. Hay que dejar a un lado las trincheras ideológicas, porque si no salimos de esas trincheras a trabajar en esta crisis, le estaremos haciendo un flaco favor a esa sociedad que confía en nosotros”.

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE castellanomanchego, Sergio Gutiérrez, ha defendido que el pacto se ha hecho bajo la filosofía de que “si caminamos unidos, iremos más rápido” y que de esa manera la crisis sanitaria, primero, y la crisis económica y social, después, sea “lo más leve posible”. Así, ha agradecido la voluntad del presidente de la Junta, Emiliano García-Page de intentar buscar un acuerdo con todos, y la de Ciudadanos por sumarse al consenso. “Esto habla bien de todos los que lo firman”.

“Esta enfermedad nos ha atacado a todos sin distinciones y por eso es bueno recoger las ideas de todos sin distinciones, con el requisito de querer negociar con buena fe, y no aprovecharse del virus para intentar vencer a los adversarios. Ciudadanos ha demostrado que se puede ser crítico pero también constructivo y hacer oposición empatizando con la ciudadanía”. Acto seguido ha arremetido contra el PP, el partido ausente, afirmando que “falta el de siempre, el que siempre ha faltado, el que nunca ha tenido voluntad de acuerdo, a pesar de los intentos reiterados”. “Es lógico que no se anime a un pacto para la reconstrucción aquel que solo ha utilizado las instituciones para destruir”, ha añadido.

De hecho, el dirigente socialista ha concluido destacando que el pacto es “una enmienda a la totalidad a la manera en que el PP tuvo de gestionar anteriores crisis” mientras que los hoy firmantes se comprometen “a todo lo contrario”, a aumentar los esfuerzos, mientras baja la recaudación, para no recortar en servicios públicos: “Nos comprometidos a que de esta crisis vamos a salir todos juntos, vamos a demostrar que saldremos antes cuanto más pongamos en común y cuanto menos recortemos”.

En esta misma línea se ha pronunciado finalmente Emiliano García-Page, quien ha dedicado numerosos elogios a Ciudadanos y ha avisado de que “esta crisis no se va a arreglar a golpe de tijera”. Al contrario, ha avanzado de que se adoptará cada medida “con cabeza pero también con corazón” frente a los tiempos en que solo “se hacía con bolsillo, con faltriquera”. “No volveremos para atrás y tenemos la convicción de que el 95% de todo lo que funcionaba antes de la COVID-19 puede recuperarse”.

Para el presidente regional serán claves para la recuperación el presente año y 2021, contando para ello con fondos europeos y con el trabajo de coordinación institucional, que espera que “no se rompa tras el estado de alarma” y que “la nueva normalidad no signifique volver a la antigua conflictividad”.

Sobre el acuerdo en concreto, ha opinado que la política tiene que ser “constructiva” porque la ciudadanía “ha avalado todo lo que significa acuerdo y ha rechazado sectarismo, tijera y odio”. También se ha mostrado convencido de que se incorporarán al pacto muchos más colectivos, al igual que el Gobierno de Castilla-La Mancha sigue cooperando con el resto de instituciones.  Y al hilo de ello, ha concluido señalando que los acuerdos que son de España “tienen que ser para toda España” y habría que intentar que esta crisis “alumbrara un escenario político o incluso con el tiempo una legislación electoral para que las instituciones del estado no sean un sitio donde dos terminan siempre consiguiendo más que 140”.

Etiquetas
Publicado el
3 de junio de 2020 - 13:57 h

Descubre nuestras apps

stats