La Manchuela albacetense se planta contra la proliferación de macrogranjas en la comarca

Manifestación en Cenizate

"¡No queremos macrogranjas, ni en tu pueblo ni en el mío!". Es el mensaje que han trasladado alrededor de 250 personas que se han manifestado este domingo en el municipio albaceteño de Cenizate para protestar contra la instalación de explotaciones de ganadería intensiva en la Comarca de La Manchuela. En una marcha lenta, alrededor de 120 vehículos (coches, tractores, bicicletas y motos) han participado en las reivindicaciones de la manifestación convocada por La Plataforma Rural por Cenizate y Ecologistas en Acción de La Manchuela, cumpliendo con las medidas sanitarias establecidas a causa de la pandemia.

"Estamos muy contentos. Creemos que ha sido un éxito la convocatoria", señalaba satisfecha Amparo Cuenca, de la Plataforma Rural por Cenizate, que apunta que se han contado con el apoyo de colectivos como Pueblos vivos de Cuenca, de Quintanar del Rey, de la Mota del Cuervo, de Pozuelo y Argamasón y de la Balsa de Ves, así como de Ecologistas en Acción de Albacete y de todos los representantes políticos del Consistorio de Cenizate, entre ellos el presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Cabañero.

Todos ellos se han dado cita en la explanada de la cooperativa desde donde ha comenzado la marcha reivindicativa por las calles del municipio, desde la Cooperativa Virgen de las Nieves hasta la plaza Mayor de Cenizate, donde en el balcón del Ayuntamiento luce una pancarta con el mensaje 'Stop Macrogranjas', colocada por la Plataforma Rural por Cenizate con el acuerdo de todos los grupos políticos del pueblo. "Se están mojando mucho y se han posicionado en contra desde el primer momento", ha apuntado la representante de la plataforma.

En el manifiesto que han leído y en los diferentes turnos de palabra de las representantes de las otras plataformas de Stop Macrogranjas, se ha pedido a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha una moratoria en la instalación de macrogranjas industriales cárnicas hasta que no haya un estudio ambiental "claro y seguro sobre las condiciones de éstas instalaciones".

Asimismo se ha puesto en valor y se ha agradecido públicamente el reciente posicionamiento de la Diputación de Albacete en contra de este tipo de industrias cárnicas, al igual que los ayuntamientos de los pueblos que defienden un desarrollo sostenible en agricultura y ganadería tal y como ha hecho el Ayuntamiento de Cenizate y en el de Albacete.

Por otra parte, reseña Cuenca, se ha pedido a la Confederación Hidrográfica del Júcar que defienda una política de agua sostenible y defienda los acuíferos de los que dependemos todos. "Somos pueblos pequeños pero tenemos dignidad, y defendemos la tierra, el agua y el aire no solo para nosotros sino para las generaciones venideras", apuntan desde el colectivo.

Evitar que "envenenen los pueblos"

El objetivo de este movimiento, subraya Cuenca, es impedir que "la industria que genera estas explotaciones envenene los pueblos". Y es que, según afirma, los proyectos de explotaciones de ganadería industrial intensiva buscan "pueblos pequeños, con gente mayor o vaciados" para poner en marcha este tipo de macrogranjas como la que apunta que quieren instalar en el término municipal de Cenizate, con una capacidad de hasta 13.440 cabezas de porcino.

En este sentido, apuntan, que según datos de la Consejería de Agricultura de Castilla La Mancha, de mayo de 2018, la comarca ya soportaba más de 312.200 cerdos. En Cenizate, con menos de 1.200 habitantes, "ahora mismo hay ya 7.000 cabezas, más las que se han solicitado ya que otra de las granjas pide una ampliación de 2.000 a 4.000 cabezas". También hay un proyecto para implantar otra entre Jorquera y Cenizate, de 2.000 cerdos u otra en Villamalea que "ya está en marcha" con otras 2.000. "Eso en La Manchuela albacetense, luego tenemos 100.000 en Chinchilla, las de Bonete... en todos los sitios hay un montón de proyectos, unos en marcha y otros que se van a hacer", advierte la representante de la plataforma.

La plataforma valora que la Consejería de Desarrollo Sostenible haya publicado el mapa de tierras vulnerables de contaminación por purines, "entre las que está La Mancha oriental". "Dicen que tienen claro que la contaminación por nitratos es un problema para el medio ambiente y la salud. ¿Por qué se están dando y permitiendo que se hagan estos proyectos industriales de porcino que están afectando al territorio?", cuestionan.

"Al principio ponen una pequeña y luego van pidiendo ampliaciones y ampliaciones hasta que te encuentras con un complejo que envenena el agua, los acuíferos con los purines, el aire con los olores que desprenden y todos los fármacos que proporcionan a los animales", lamenta la representante de la plataforma, desde la que advierten que "ya hay pueblos sin agua potable por el vertido de purines".

Aparte de la contaminación del agua, aseveran que estas explotaciones consumen "cantidades difícilmente asumibles en los pueblos, en zonas de secano, y con épocas de sequía en aumento, debido al cambio climático. "La prosperidad de la que hablan se traduce en la caída del sector inmobiliario. Nuestras casas y terrenos pierden valor, ya que, ¿quién quiere vivir en un pueblo con mal olor, contaminación y sin agua potable?", cuestionan también sobre esta industria.

Etiquetas
Publicado el
20 de diciembre de 2020 - 22:53 h

Descubre nuestras apps

stats