El PP eleva a la Junta Electoral Central un recurso perdido contra Ganemos en Ciudad Real

Foto: El CRisol de Ciudad Real

La Junta Electoral de Zona de Ciudad Real ha rechazado la impugnación de los resultados definitivos de las elecciones que a finales de la pasada semana hizo el PP y que se supo el pasado martes. Un error en la impresión en las papeletas de Ganemos Ciudad Real era la base de la impugnación de los 'populares' que la Junta Electoral ha rechazado con el argumento de que la impugnación se realizó con retraso y que la candidatura de Ganemos cumplía con la normativa en cuanto a la paridad.

Pese al rechazo el PP, según fuentes consultadas, habría elevado su impugnación a la Junta Electoral Central, lo que podría conllevar un retraso en la conformación del nuevo Ayuntamiento, previsto el próximo 13 de junio. Este retraso podría ocurrir en caso de que la Junta Electoral Central no rechace la impugnación, ya que las papeletas han sido destruidas, al no presentar las reclamaciones antes de su destrucción, y, por lo tanto, no hay modo material de comprobar el recurso de los 'populares'.

La reclamación que el PP presentó para impugnar el resultado de las elecciones se basa en un escrito presentado por José Miguel Imedio, gerente provincial del partido, en el que se indica que tras el escrutinio de la Junta Electoral de Zona de Ciudad Real el partido no estaba “de acuerdo con el resultado del mismo”. Desde el PP alegaban su desacuerdo en que “por la candidatura Ganemos Ciudad Real-CLM se presentó una papeleta para su validación que no se correspondía con la candidatura proclamada” y “posteriormente por la citada formación política se presentó una segunda papeleta que ya sí se correspondía con la papeleta oficial que también fue validada”.

Este intercambio de papeletas se debe a un error en la impresión, ya que primero se indicaron los nombres de los integrantes de la lista, pero hubo una modificación en los suplentes, había dos hombres, tras una advertencia de la Junta Electoral para garantizar la paridad de los integrantes de la lista. Entre la presentación de los nuevos nombres, se imprimieron cierto número de papeletas, sin concretar, con las antiguas personas y que fueron dadas por válidas antes de las elecciones del pasado 24 de mayo.

El PP en su escrito de impugnación ante la Junta Electoral alega que “en ningún momento” se les comunicaron estos hechos y entienden que hubo “indefensión”, ya que no han podido dar respuesta a esos escritos sobre las papeletas. Por este motivo, consideran que “las papeletas de la formación Ganemos Ciudad Real-CLM que no cumplen con la paridad no son válidas, por lo que correspondería su anulación” y reclaman que “el defecto denunciado sería determinante del resultado de la votación”.

A este punto suman “tener acceso y ver todas las papeletas depositadas en las urnas del municipio de Ciudad Real el día 24 de mayo correspondientes a la formación política Ganemos Ciudad Real-CLM”, alegando para ello que había “dos tipos de papeletas del partido anteriormente citado y que uno de los modelos de papeleta no cumple la paridad, tal y como establece la Ley”.

Las peticiones del PP han sido rechazadas, con el voto contrario de una de las vocales, tras el análisis de la documentación correspondiente a las actas de la junta electoral donde se indicaba la situación de las papeletas y el Acta de sesión del Escrutinio General de 27 de mayo. En este sentido, desde la Junta Electoral se indica al PP que “la reclamación presentada no fue formulada ni el día de las votaciones en las distintas mesas, ni el día del escrutinio general, por lo que procede desestimar la reclamación”.

“Las papeletas impugnadas no adolecen del vicio que se les imputa”, afirma la JEZ

Además la Junta Electoral advierte que “las papeletas impugnadas no adolecen del vicio que se les imputa”, la falta de paridad en los ediles, “dado que es la candidatura la que ha de cumplir con la paridad, y dicha candidatura tal como fue proclamada, una vez subsanados los defectos” fue publicada en el Boletín Oficial de la Provincia cumpliendo “con todos los requisitos legales, incluido el de la paridad”.

Así, la Junta Electoral señala que las papeletas sufrieron “un mero error de imprenta” que fue subsanado y se dictó que, ya que se habían buzoneado “gran número de papeletas con anterioridad a la anulación de las mismas y ante el hecho de que las remitidas para el voto por correo son las anuladas con posterioridad” para “no causar lo que podría ser un perjuicio evidente a dicha formación política” se validarán ambas papeletas“. En este sentido se indica que debe ”entenderse a los efectos del escrutinio que el orden los candidatos es el que viene establecido en la candidatura proclamada en el BOP de fecha 28 de abril de 2015″, con los suplentes hombre y mujer que era el fallo de la papeleta, al incluir dos hombres.

Esta resolución de admitir ambas papeletas, indica la resolución de Junta Electoral en el escrito en el que rechaza la impugnación, fue remitido al “Ayuntamiento de Ciudad Real y al INE a los efectos oportunos”, por lo que el PP, a través del Consistorio, debería saber de la existencia de estos escritos y de la resolución sobre las papeletas antes de presentar la impugnación.

La Junta Electoral señala además que las papeletas no fueron impugnadas en ninguna de las mesas durante el día 24 de mayo y que han sido destruidas, como se suele hacer una vez los resultados se elevan a definitivos, lo que se hizo el pasado 27 de mayo. Por este motivo, la Junta Electoral argumenta que “no se ha acreditado que en las urnas hayan sido depositadas ninguna de las papeletas cuya no validez se postula”.

Por otra parte, en el mismo acta, en el que se habla sobre el recurso del PP se indica que la Junta Electoral accede a la suma de votos de las coaliciones de Ganemos Castilla-La Mancha, para el cómputo provincial, en cuanto a las coaliciones de Miguelturra, Navas de Estena y Ciudad Real, para que conste así de cara a los resultados definitivos. Se trata de una decisión similar a la ocurrida en Guadalajara y por la que esta plataforma ha entrado en la Diputación.

En este caso se trata de un formalismo, de cara a las estadísticas, ya que la suma de los votos no supone cambios en la distribución de diputados que permanece con 15 para el PSOE y 12 para el PP en la institución provincial. 

Descubre nuestras apps

stats