La portada de mañana
Acceder
Esperanza Aguirre y su marido vendieron un Goya inédito sin protegerlo
La nueva normalidad de los países con más vacunados, más severa que España
Opinión – Marlaska y sus islas del Diablo, por Elisa Beni

Sergio Delicado, el arte urbano y efímero sobre muros de barro

Imagen cedida por el artista

Sergio Delicado vuelve con su arte a Montalvos, su pueblo. Crea a partir de los muros de barro que es el origen de todo, la génesis. Pinta sobre barro que no perdura, que se degradará con el tiempo, como todo lo que tiene vida. Lo convierte en arte. El hombre de barro gigante se dibuja sobre un muro en el que el tiempo ha dejado huella. Irregularidades que le dan forma y que le dan un carácter casi escultórico una imagen que trata de atravesar el umbral hacia el interior.

Es arte urbano en un escenario rural y lleva su sello. Y es que ha visto en las ruinas de este municipio albaceteño un lienzo perfecto para crear. Paredes de barro, muros que se sostienen en el tiempo y que aguantan sus embestidas. Sobre ellos crea relatos a partir de frases. “Utilizo todo lo que tengo”, cuenta Delicado, incluido el proceso de creación, que en sus manos se convierte en arte en sí.

Le ha pasado con este homenaje al poeta de Orihuela, Miguel Hernández: Sergio Delicado escribió el libro de poesía visual. ‘Miguel Hernández. El que no está’, publicado por Chamán Ediciones con motivo del 75 aniversario de su muerte. “En el libro cojo todos los poemarios, las palabras de Miguel Hernández que hacen referencia a su universo poético o al tiempo en el que vivió o títulos de sus poemas y, a través de un lenguaje muy sencillo, tacho o añado una palabra que no existe”.

Unos cuantos registros gráficos que transforman los textos originales en “un mensaje crítico con la muerta y el encarcelamiento del poeta de Orihuela”. A partir de esas páginas vuelve a los muros convirtiéndose en otra forma de arte, sobre paredes, nuevamente en Montalvos. Y ese mismo instante, cuando impregnando los muros, se han convertido en un cortometraje ‘El rayo que no es’ y con el que ha conseguido “llevar el arte a todas las expresiones que puede tener”.

Velázquez en tres dimensiones

Este joven artista albaceteño, de 32 años, se declara enamorado de la escultura aunque en su proceso de creación toca todas las disciplinas. Sergio se atreve con todo, incluso a dar relieve los personajes que inmortalizó Velázquez. Así veremos, es mes de marzo, en su próxima exposición, un homenaje al pintor. “Convertir el aire en la piel”, que así se llama el trabajo, le ha costado meses de trabajo y años “de pensarlo”.

Aquí ha tratado potenciar “el aire que pintaba Velázquez” y que hace mucho más complejo pintar sus obras. Supone volver al pasado pero a través de un autor que, tal y como dice Delicado, “sigue siendo contemporáneo”. Así, Sergio Delicado ha decidido poner el foco en “detalles” de sus obras que se disipan en la totalidad de sus cuadros y que han pasado a ser protagonistas de la mano de Sergio Delicado. “No he trabajado una obra completa”, cuenta, a lo se suma el dar relieve a cuatro personajes: Marte, Bacco, el niño de Vallecas y el perro de Las Meninas. Creaciones a partir de una cara “de las que me he tenido que inventar el resto”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats