La UCLM, en “estado de excepción”

Foto: Javier Robla

La pérdida de 500 docentes, 300 investigadores, 200 trabajadores de administración y servicios son las carencias que hacen que Comisiones Obreras califique el estado de la Universidad regional como “de excepción”. A estos ajustes de un “dramático recorte presupuestario” de un 24% en los últimos cuatro años, además de la pérdida de parte importante del personal encargado de la limpieza, mantenimiento y seguridad. De este modo se pronunciaba el secretario general de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras, Alfonso Gil y el responsable de Universidad, Francisco José Díaz que anunciaron que “no se resignan” a esta situación, cuyo fin prevén cerca.

El sindicato ha señalado que se han llevado a cabo decenas de movilizaciones y también otras instancias para recaudar fondos para los alumnos que no podrían hacer frente a sus tasas, y también la convocatoria de huelgas de los trabajadores. La organización ha señalado también que se han presentado más de medio millar de reclamaciones previas, cerca de 300 recursos de alzada y más de 200 recursos contencioso-administrativos, junto a 50 recursos de apelación al Tribunal Superior de Justicia regional. “En muchos de los cosas, los tribunales nos han dado la razón”, afirma CCOO, como en el caso del recorte del 3% del salario de los trabajadores.

El objetivo que se fija ahora la organización es la creación de una Mesa General de Negociación de Universidades, con representantes del Gobierno regional, el equipo de Gobierno de la Universidad y representación de los sindicatos de los trabajadores. Esta instancia es necesaria, aseguran, para poner fin con la excepcionalidad que “padece” la Universidad. Dentro de este “estado de excepción” enumeran también la retirada de fondos que garantizan el funcionamiento de la Universidad y la “lesión” de los derechos de colectivos de la comunidad universitaria. Además, el sindicato denuncia la imposibilidad de negociación y ausencia de diálogo con los representantes de la comunidad.

En relación a los cerca de cuatro mil trabajadores de la institución, la organización sindical señala que se ha llevado a cabo un “drástico recorte” de los derechos laborales y sociales, que finalmente ha afectado también a los casi treinta mil alumnos con los que cuenta la Universidad. En el primero de los casos, Comisiones Obreras habla de la pérdida de derechos como el recorte del 3% del salario en la Valoración de Resultados Profesionales y de la paga extra de 2012. En el caso de los alumnos, se señala la subida de las tasas en un 43%, por encima del 20% a nivel nacional, y la disminución de la cuantía de becas y el aumento de las exigencias para conseguirlas.

Los sindicalistas denunciaron también que las inversiones en infraestructuras se han reducido al 90%, lo que ha supuesto paralización de proyectos de construcción, conservación y reparación de los que ya existen, algo en lo que también ha coincidido CSI-F. DE este modo, la organización asegura que es imprescindible la creación de la Mesa General de Negociación de Universidades para negociar los servicios que se ofrecen, la cuantía de los fondos que se necesitan y las condiciones de trabajo del personal universitario. A esto añaden que la negociación de las mesas de PAS y PDI debe ser guiada por un calendario que propicie un acuerdo real entre las partes afectadas.

Etiquetas
Publicado el
29 de abril de 2015 - 18:49 h

Descubre nuestras apps

stats