Castilla y León supera con amplitud la barrera de los 3.000 casos, la cifra más alta desde que empezó la pandemia

Cribado en Tordesillas (Valladolid)

Castilla y León ha superado este sábado la barrera de los 3.000 casos de COVID detectados en las últimas 24 horas, después de varios días rozando la cifra, se ha superado con amplitud, con un total de 3.183 nuevos positivos. Se trata de la cifra más alta desde que se declaró la pandemia. En este momento, todas las provincias de Castilla y León se encuentran en situación de "riesgo extremo" por la alta incidencia. Segovia es, en toda España, el territorio con mayor incidencia de casos, una situación que la Junta atribuye a su cercanía con la Comunidad de Madrid.

De estos 3.183 nuevos casos, más de la mitad se han registrado en las provincias de Valladolid y León. En el primero caso, se notifican 739 mientras que en el segundo hay 718. Estas provincias van seguidas de Salamanca, con 507; Palencia, con 306; Burgos, con 262; Segovia con 224; Zamora, con 180; Ávila, con 160 y Soria, con 87.

La cifra acumulada de casos en Castilla y León llega así los 176.026 positivos. Además, en los hospitales, han fallecido 24 personas en las últimas 24 horas para un total de 4.480 personas fallecidas en estos centros.

Los brotes activos actualmente en el conjunto de la Comunidad son 1.404 y los casos positivos a ellos vinculados, 8.856.

La Junta de Castilla y León insiste en la responsabilidad individual y colectiva de los ciudadanos, cumpliendo con las medidas preventivas de uso obligatorio de la mascarilla, la distancia interpersonal y la higiene de manos, así como aquellas otras de ámbito sectorial definidas en la normativa vigente.

Asimismo se recuerda a la ciudadanía, con carácter general, la necesidad de limitar los encuentros sociales fuera del entorno de convivencia estable. La Comunidad de Castilla y León mantiene, en el marco temporal establecido por el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el Estado de Alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2, su cierre perimetral autonómico y en todas y cada una de las provincias castellanas y leonesas.

La permanencia en grupos personales en espacios públicos y privados está limitada a cuatro personas y, en lugares de culto, a un tercio del aforo, con un máximo de veinticinco asistentes.

La Junta también recuerda que el toque de queda en el conjunto territorial castellano y leonés está establecido entre las ocho de la tarde y las seis de la mañana.

Todas las provincias de Castilla y León están actualmente en nivel 4 reforzado de alerta sanitaria para la contención de la pandemia, con medidas preventivas excepcionales frente a la COVID-19.

Además de este régimen agravado mantienen su vigencia las medidas preventivas ordinarias correspondientes, más concretas y sectoriales, recogidas en el Acuerdo 76/2020, de 3 de noviembre, de la Junta de Castilla y León, por el que se establecen niveles de alerta sanitaria y se aprueba el Plan de medidas de prevención y control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 en la Comunidad de Castilla y León.

Desde la Autoridad sanitaria autonómica se reitera la importancia de cumplir también con todas las medidas de carácter general actualmente en vigor y que hacen mención a aspectos preventivos individuales y colectivos, tales como el uso obligatorio de la mascarilla, el lavado de manos, la distancia de seguridad interpersonal, etc., así como aquellas otras de carácter sectorial.

Sólo a través de la corresponsabilidad, la solidaridad y la colaboración ciudadana y con el esfuerzo y el compromiso de los profesionales sanitarios, la pandemia por la COVID-19 podrá ser superada, siendo para ello fundamental cumplir las recomendaciones sociales y sanitarias de autoridades nacionales, autonómicas, provinciales y locales.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats