El empresario José Luis Ulibarri, demandado por 'manejar' el cobro de una subvención de la Junta de Castilla y León a su televisión para no pagar un bonus

José Luis Ulibarri (en el centro) junto con el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; la entonces ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina; y la la consejera de Agricultura Milagros Marcos en una entrega de premios.

El empresario de la construcción y de los medios de comunicación José Luis Ulibarri encara su enésimo procedimiento judicial. A su acusación en Gürtel y sus imputaciones en Púnica y Enredadera se suma ahora una demanda, adelantada por El Confidencial, por parte de un fondo de inversión que tenía el 22% de las acciones de Edigrup Producciones TV SA, socia al 50% de Radio Televisión Castilla y León, y que considera que el empresario "manejó" los tiempos de cobro de una subvención de la Junta para no tener que pagarle un bonus de 750.000 euros.

En la demanda, a la que ha tenido acceso eldiario.es, la compañía afectada, Vertrauen Corporate SL, no solo acusa a Ulibarri de haber gestionado el cobro de la ayuda directa a su antojo, también apunta al Gobierno autonómico y siembra dudas acerca de cómo concede las subvenciones a la televisión privada o de qué forma se presupuestan.

En el pleito, que ha recaído en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 12 de Valladolid y mantiene en suspenso una vista que llegó a estar fijada para el 11 de mayo (se suspendió por el estado de alarma), Vertrauen Corporate explica que era poseedor de 7.751 acciones, el 22% de Edigrup, tras hacerse con las participaciones que estaban en manos de Caja España-Duero primero y de Banco Ceiss después y que Unicaja vendió en un paquete de activos en diciembre de 2016.

En mayo de 2017, el fondo recibió una oferta de Ulibarri a través de un correo electrónico y otro ordinario: pagaría 800.000 euros por las 7.751 acciones. Pero había más. Edigrup es la propietaria del 50% de Radio Televisión Castilla y León, la televisión privada que financia el Gobierno autonómico, y el precio de venta de las acciones podía verse incrementado por el cobro que tenía pendiente la televisión de 23.895.000 euros. Esta cantidad formaba parte del IVA que había tenido que pagar a Hacienda entre 2011 y 2016 tras cobrar las subvenciones anuales de la Junta de Castilla y León, de entre 18 y 25 millones por ejercicio. Si estas subvenciones estaban sujetas o no a un IVA que tuvo que ir adelantando la televisión, era algo que estaba pendiente de resolver por la Audiencia Nacional.

El importe de la deuda aparecía reflejado en el activo no corriente de las cuentas anuales de Televisión Castilla y León. Por tanto, Ulibarri ofrecía, además de esos 800.000 euros por el paquete de acciones, un bonus cuantitativo variable con un importe máximo de hasta 750.000 euros durante los dos años siguientes a la fecha de la oferta y siempre que Radio Televisión Castilla y León recibiese de la Junta una cantidad superior al 50% del total que adeudaba. Una vez que esto ocurriese, Edigrup debía comunicar a Vertrauen la cantidad obtenida y abonarle la parte proporcional del bonus en el plazo máximo de dos meses. Pero si Edigrup no cobraba al menos la mitad de la deuda de la Junta durante los dos próximos años, el bonus no se consideraría devengado y por tanto Vertrauen no recibiría un euro.

En la oferta se propuso también un bonus extraordinario de 450.000 euros para el supuesto de que Radio Televisión Castilla y León ingresase en el plazo de un año el 100% de lo adeudado.

La expectativa de cobro, "punto esencial" para la venta

Tal y como dice en la demanda, en la negociación de la compraventa de acciones, que lideró el acreedor pignoraticio Grupo de Negocios Duero, S.A.U. y Banco de Caja Espala de Inversiones, Salamanca y Soria, S.A., "fue un punto esencial la expectativa de cobro que tenía Radio Televisión Castilla y León, S.A", ya que este derecho de cobro incrementaba "considerablemente" el valor de las acciones de Edigrup Producciones TV, S.A., y de forma directa aumentaba el precio por el cual Vertrauen estaba dispuesta a vender. En escritura se fijaba un precio que se vería incrementado considerablemente si se cumplía la condición del reconocimiento del derecho de cobro por parte de RTVCyL de los 23.895.000 euros. Esta condición, dice el fondo de inversión, "era altamente previsible que se cumpliese dada la información directa" que facilitó Edigrup.

En ese momento, Radio Televisión Castilla y León estaba pendiente de la resolución del recurso contencioso-administrativo ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional contra la resolución del Tribunal Económico Administrativo Central de 17 de marzo de 2.015, por entender que las cantidades que le había abonado la Junta de Castilla y León, en concepto de subvención para atender necesidades de interés público, no estaban sujetas al IVA.

Lo que Vertrauen expone en la demanda es que Edigrup le trasladó que "la Junta de Castilla y León se había comprometido, en el caso que la Audiencia Nacional confirmara que las subvenciones recibidas estaban sujetas al impuesto del IVA, a asumir en un único pago las cantidades abonadas por Radio Televisión de Castilla y León a la Agencia Tributaria a consecuencia de la regularización de dicho IVA". Añade además que Edigrup lo incluyó en la oferta de compra desde el primer momento "estableciendo ella misma una expectativa de cobro de dicho importe" en un plazo de dos años que se acepta "por ser un plazo razonable al estar únicamente

pendiente de sentencia y tener el compromiso por parte de la Junta de Castilla y

León de su abono".

La venta de las acciones se materializó el 27 de septiembre de 2017 y seis meses después, el 26 de marzo de 2018, la Audiencia Nacional dictó sentencia sobre el pago del IVA: desestimaba el recurso de Radio Televisión Castilla y León sobre la resolución del Tribunal Económico Administrativo y confirmó que las cantidades que había cobrado de la Junta estaban sujetas a IVA. Determinaba que, aunque las partes (la Junta y RTVCyL) calificaran esas cantidades como subvenciones, no eran más que la contraprestación por los servicios contratados.

Tal y como Edigrup había advertido a Vertrauen, la Junta asumió el pago de ese IVA. Vertrauen supo a finales de enero de 2019 que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente había concedido en julio de 2018 una subvención directa de 27.600.000 euros a RTVCyL para resarcirle del IVA soportado y no repercutido a la Junta de Castilla y León, por las subvenciones concedidas desde 2009 a 2017.

La demandante precisa que, aunque la Junta de Castilla y León califique la cantidad concedida como subvención directa, "no cumple la misma las condiciones para ser calificada como tal, por tener un carácter resarcitorio y no seguirse el procedimiento establecido en la ley para su concesión, debiendo recibir en todo caso la calificación de indemnización". Para Vertrauen, el hecho de que el tiempo transcurrido entre la sentencia y la concesión de esa subvención fuese de tan solo cuatro meses "acredita la existencia del compromiso que había adquirido la Junta de Castilla y León con Radio Televisión de Castilla y León, trasladado por la demandada" en el momento de la  oferta de compra.

Así, se cumplió el compromiso con el reconocimiento del pago de las cantidades dentro del plazo máximo de dos años. Sin embargo, Vertrauen no llegó a cobrar su bonus porque aunque la Junta acordó el abono de los 27,6 millones, lo haría en cinco anualidades y no se alcanzaba el cobro mínimo del 50% de la deuda que había pactado Ulibarri con el fondo para pagar el bonus. Según se indica en la demanda, Vertrauen desconocía si ese pago aplazado era un compromiso de la Junta desde un principio.

Ulibarri "manejó los tiempos"

La sospecha del fondo de inversión es que Edigrup, socia de Radio Televisión Castilla y León, que tiene parte de sus miembros del Consejo de Administración en el órgano de administración, "teniendo relación directa con la Junta de Castilla y León, manejó los tiempos para que se acordara dicha subvención con posterioridad al 23 de mayo de 2018, así como para que no fuera abonada antes del 23 de mayo de 2019 una cantidad superior al 50% de la cantidad de 23.895.000 euros, pretendiendo evitar el derecho al devengo del Bonus Cuantitativo Variable y del Bonus Extraordinario pactados".

Vertrauen quiso entonces dejar sin efecto el contrato de compraventa por "ocultación de información" por parte de Edigrup, a lo que José Luis Ulibarri, presidente en ese momento de Edigrup y consejero de Radio Televisión Castilla y León, se negó.

La demandante hace constar además que no ha podido tener acceso al expediente administrativo de concesión de la subvención, además de los estudios y acuerdos necesarios para que se materializase en cuatro meses. Aunque se dirigió a la Consejería de Fomento mediante burofax, que contestó que los datos de las subvenciones están en la Base de Datos Nacional de Subvenciones, según Vertrauen en esa base "el único documento que hay colgado es el borrador de la propuesta de acuerdo de la Junta de Castilla y León, porque no está ni firmado", pero además añade que con anterioridad a la remisión del burofax, el 28 de marzo de 2019, la Junta no lo había hecho público, "dándose de alta el 2 de abril de 2019 una subvención concedida el 26 de julio de 2018".

Así, Vertrauen apunta varios detalles sobre la escasa información de esa subvención en la base de datos. Se trata de una subvención sin convocatoria y en la que marca como "fecha de inicio de la solicitud el 1 de enero de 2018. "Según este dato se solicitó la subvención con anterioridad a la sentencia de la Audiencia Nacional de 28 de Marzo de 2018. Otra prueba de que existía el compromiso de la Junta de Castilla y León con anterioridad a la notificación de la sentencia de la Audiencia Nacional", señala. El fondo de inversión pone en duda además la partida presupuestaria con la que se hizo frente el pago, ya que se hizo con cargo a varias, según ese borrador, y es contrario a lo que establece la orden.

"Diseñó el calendario con la Junta"

Vertrauen considera que Edigrup, "desde su posición privilegiada" por tener acceso a la Junta a través de Radio Televisión Castilla y León, "diseñó con la Junta de Castilla y León un calendario anual de pago del que salía doblemente beneficiada. Radio Televisión Castilla y León, de la que es socia, recuperaba la totalidad de las cantidades abonadas a la Agencia Tributaria por IVA de las subvenciones y lo hacía en su totalidad, sin tener que abonar a Vertrauen ninguno de los bonus pactados en la escritura pública, ni siquiera el bonus cuantitativo variable por importe de 750.000 euros". En la demanda se aporta además lo que publicaron en su momento eldiario.es y ultimocero.com, que se trataba de una subvención discrecional.

"No hay duda del carácter indemnizatorio de las cantidades que se abonan por parte de la Junta de Castilla y León a Radio Televisión Castilla y León, pero tampoco que la misma fue negociada con esta", apunta.

De este modo, Edigrup Producciones TV, S.A. "instrumentaliza su incumplimiento mediante la sociedad de la que es accionista, Radio Televisión de Castilla y León, S.A., aceptándose el pago de la subvención en 5 años", pretendiendo así no abonar el bonus cuantitativo variable pactado.

También considera que la Junta, dictando la orden con posterioridad al 23 de mayo de 2018, "impidió el devengo del Bonus Extraordinario, por importe de 450.000 euros, que tenía como límite dicha fecha". A Vertrauen le parece "curioso" que en la Base de Datos Nacional de Subvenciones, la fecha establecida para el inicio de la solicitud es el 1 de enero de 2018, con anterioridad a que se dictara la sentencia de la Audiencia Nacional el 28 de marzo de 2018, "siendo un hecho que de desestimarse la misma, la Junta de Castilla y León asumiría el perjuicio fiscal producido a Radio Televisión Castilla y León".

En cuanto al cobro del Bonus Cuantitativo Variable, el mismo se abonaría a Vertrauen si antes del 23 de Mayo de 2019 se ingresaba a Radio Televisión

Castilla y León al menos una cantidad superior al 50% de  los 23,8 millones, es decir, al menos 11,9 millones. "Si se suma la anualidad de 2018 (6.500.000 euros) y la anualidad de 2019 (5.275.000 euros) acordadas en la orden por la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León, suman 11.775.000 euros. De ese modo, al cobrar Radio Televisión Castilla y León 172.501 euros, Edigrup pretende "impedir el devengo y el cobro" de 750.000 euros. Pero Vertrauen deja caer algo más: "No nos sorprendería que incluso se hubiera abonado por la Junta de Castilla y León el pago del año 2019 con posterioridad al 23 de mayo de 2019".

Este diario contactó con la Consejería de Fomento, desde donde se aseguró no conocer la demanda (a pesar de los burofax de Vertrauen Corporate pidiendo el expediente de la subvención) y mucho menos las condiciones de pago. Los acuerdos de subvención a la Televisión de Castilla y León, aunque presupuestariamente dependían de Fomento, eran una decisión de la Presidencia, en ese momento en manos de Juan Vicente Herrera.

Etiquetas
Publicado el
31 de mayo de 2020 - 22:20 h

Descubre nuestras apps

stats