Absuelto tras cinco meses en prisión preventiva el sintecho acusado de quemar un contenedor

Charles P., a su entrada en la Ciudad de la Justicia

Cinco meses en prisión provisional, petición de la Fiscalía de seis años de cárcel... y absolución. La jueza ha exculpado por falta de pruebas a Charles P., el sintecho estadounidense acusado de intentar quemar un contenedor que no ardió en las protestas contra la sentencia del procés de 2019.

Palabra de policía: suficiente para condenar, pero también desmontable

Palabra de policía: suficiente para condenar, pero también desmontable

En su sentencia, la magistrada del juzgado penal 2 de Barcelona constata que las declaraciones de los agentes de la Guardia Urbana de Barcelona que declararon en el juicio no son suficientes para acabar con la presunción de inocencia de Charles P. Los tres agente que testificaron señalaron a Charles P. como autor del pequeño incendio –“llamita”, en palabra de una de las uniformadas– si bien reconocieron que no lo vieron directamente iniciar el fuego.

“Existen dudas racionales en cuanto a que fuera el acusado quien prendiera fuego al contenedor”, resuelve la jueza. La sentencia resalta que no puede descartarse la versión del acusado, defendido por el letrado David Aranda del colectivo Alerta Solidària, de que buscaba material para “reciclar” en el contenedor.

Charles P. ha resultado exculpado de unos hechos que no fueron ni mucho menos los más graves de los ocurridos en los disturbios, pese a lo cual llegó a pasar cinco meses en prisión provisional por un supuesto riesgo de fuga incompatible con su falta de recursos económicos. Solo la llegada de la pandemia lo libró de estar encarcelado sin sentencia.

El juicio fue el primero celebrado en Barcelona por los disturbios tras la sentencia del procés. La Fiscalía mantuvo su respuesta penal dura que ha llevado a otros acusados a alcanzar acuerdos con el Ministerio Público para evitar exponerse a altas penas de prisión.

La jueza, tal y como alertó la defensa de Charles P., destaca que ninguno de los agentes que testificó vio a Charles P. con un mechero en la mano para prender fuego al interior del contenedor, y que al acusado tampoco le fue incautado ningún mechero en las manos o los bolsillos en el momento de su detención, que se produjo cuando tenía medio cuerpo dentro del contenedor.

La Fiscalía reclamaba, además de la pena de prisión, expulsar de España al acusado por los delitos de desórdenes públicos y daños, pero la jueza descarta ambos tipos: Charles P. estuvo solo buscando basura en el contenedor, algo incompatible con la actuación en grupo que requiere el delito de desórdenes.

Tampoco cabe una condena por daños porque no se presentó prueba pericial alguna que acreditara “el tiempo que se precisa para que las bolsa de basura que se depositan en los contenedores empiecen a quemar”, agrega la jueza. En suma, no basta con la palabra de los agentes de la Guàrdia Urbana que vieron a Charles P. introducirse en el contenedor y le acusaron de intentar quemarlo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats