Catalunya prohíbe los botellones y establece sanciones de hasta 15.000 euros

Agentes de la Policía Municipal junto a unos jóvenes haciendo botellón en Reus (Tarragona).

El Govern ha anunciado este martes que prohibirá los botellones en todo Catalunya para intentar paralizar la transmisión del coronavirus entre los más jóvenes. La medida, que entrará en vigor hoy mismo, prevé sanciones "graves" de entre 3.000 y 15.000 euros para los que beban alcohol en la vía pública.

"Corresponde a los Ayuntamientos ejercer las funciones de vigilancia, inspección y control de todas estas medidas de prohibición", ha especificado la portavoz del Govern, Meritxell Budó, después de la reunión del consejo ejecutivo de la Generalitat.

La medida del Govern llega después de que el viernes se anunciara la suspensión de la actividad de todos los locales de ocio nocturno y la limitación del horario de restaurantes y bares en Barcelona y una sesentena de municipios más. El cierre de los bares y demás espacios de ocio nocturno empujó el pasado viernes a muchos jóvenes a acabar bebiendo en la calle o en las playas, una actividad que pretende eliminar ahora la Generalitat. Según ha precisado Budó, la medida contra los botellones se instaura para dar cobertura a aquellos municipios que no tienen prohibida esta actividad en sus ordenanzas.

El lunes el president de la Generalitat, Quim Torra, advirtió de un nuevo confinamiento si los contagios no se reducían durante los próximos 10 días. "La situación es crítica", alertó el president, que también señaló que, dada la situación epidemiológica, un botellón "no es una fiesta" sino un "acto de insolidaridad".

El Govern recomendó hace 10 días a toda la población de Barcelona y el área metropolitana -junto a otros municipios de Lleida y Girona- que únicamente salieran de su domicilio para situaciones excepcionales, pero de momento los datos de evolución de los contagios no son buenos: los casos se han triplicado en el área metropolitana durante este periodo en lugar de frenarse.

Defensa del turismo

Budó también ha defendido las destinaciones turísticas catalanas ante la oleada de recomendaciones de distintos Estados -Reino Unido, Noruega, Bélgica, Holanda y Alemania- a sus ciudadanos para que no acudan a Catalunya este verano.

"Catalunya es un destino turístico responsable y seguro, estamos trabajando para dar todas las garantías a la gente que quiera venir a conocernos y visitarnos", ha apuntado la portavoz del Govern. Budó ha insistido en que los hoteleros y restauradores "han hecho su trabajo" y "cumplen rigurosamente" con las medidas de seguridad e higiene. "La gente puede hacer vacaciones en Catalunya tranquilamente", ha insistido Budó.

Etiquetas
Publicado el
28 de julio de 2020 - 13:28 h

Descubre nuestras apps