La oposición denuncia que Colau quiere reducirles asesores y presidencias de comisión

Los grupos de la oposición ERC, JxCat, PP y Ciudadanos

Los grupos de la oposición en Barcelona quieren hacer valer su mayoría en el Ayuntamiento para condicionar la aprobación del cartapacio municipal. ERC, JxCat, Ciudadanos y el PP -solo faltaba el grupo de Manuel Valls- han estampado este martes su firma a un documento con el que exigen al gobierno municipal que les garantice el 40% de los asesores del consistorio y la presidencia de las comisiones. Según denuncian, el nuevo ejecutivo de Ada Colau con el PSC les quiere rebajar estas prerrogativas.

Ada Colau revalida la Alcaldía de Barcelona con los votos de PSC y Valls

Ada Colau revalida la Alcaldía de Barcelona con los votos de PSC y Valls

A pocos días de que se celebre el pleno para aprobar el cartapacio, que no tiene fecha pero está previsto para mediados de julio, la oposición se ha plantado y ha exigido a Colau una reunión conjunta para negociar al detalle el reparto de los recursos de que dispondrán, tanto el personal eventual -los llamados asesores-, como su papel en las comisiones y los distritos. “Pretenden ahogar a la oposición y no estamos dispuestos a aceptarlo”, han denunciado en una rueda de prensa conjunta ERC, JxCat, Cs y PP.

Los grupos han puesto sobre la mesa de Colau una propuesta que pasa porque la oposición conserve las presidencias de las cuatro comisiones municipales y que pueda repartirse el 40% del personal eventual disponible, como sucedía hasta ahora. Lo que denuncian es que el nuevo ejecutivo quiere asumir alguna presidencia de comisión y atribuirse más asesores de los que tenía hasta ahora, pasando de cerca del 60% del total al 75%. Fuentes municipales no confirman este extremo y aseguran que en los próximos días se reunirán con los grupos para consensuar un reparto “equitativo” de estos recursos.

En cuanto a las comisiones, que la oposición quiere seguir presidiendo como parte de la fiscalización al ejecutivo, su propuesta pasa por que dos de ellas recaigan en ERC, una en JxCat y una en Ciudadanos. Y sobre el personal eventual, que suponen 124 cargos a repartir, estos grupos proponen que 18 sean para ERC, 11 para JxCat, 9 para Ciudadanos y 6 para Barcelona pel Canvi y para el PP. El resto, 74, serían para los concejales de gobierno. “Entendemos que los concejales de gobierno, por su función ejecutiva, requieren una ratio superior”, expresan los grupos en el documento pactado.

Pese a que estas cuatro formaciones suman 21 concejales -la mayoría absoluta-, esta parte del cartapacio se aprueba con mayoría simple, con lo que el Gobierno municipal solo tendría que convencer a uno de los partidos de que se abstenga, siempre que lo haga también el de Manuel Valls, que no todavía no se ha pronunciado.

Además de asesores y comisiones, en el cartapacio se incorpora también la distribución del ejecutivo, que están negociando por ahora Barcelona en Comú y el PSC; la de los consejos de administración de las empresas municipales; la designación de los miembros del consistorio en el Área Metropolitana de Barcelona y la retribución de los ediles y los consejeros de distrito. Todo ello se aprueba por mayoría simple excepto el reparto de concejalías del Gobierno, que sale adelante por decreto.

En su acuerdo, los cuatro grupos de la oposición han exigido también a Colau que los distritos sean presididos por los grupos de la oposición, aunque ello depende de las mayorías de cada distrito, que son con las que eligen al presidente.

Etiquetas
Publicado el
9 de julio de 2019 - 14:41 h

Descubre nuestras apps

stats