La portada de mañana
Acceder
Sánchez imprime un giro a la izquierda para retomar la iniciativa
El Gobierno se blinda ante una batalla legal con las eléctricas
OPINIÓN | 'El PP secuestra y el PSOE se dispara en el pie', por Elisa Beni

El TSJ catalán rechaza investigar al diputado de Junts implicado en el desvío de fondos de cooperación

Dalmases, junto a Laura Borràs en el Parlament

El diputado de Junts per Catalunya Francesc de Dalmases ha salvado el primer punto de partido de cara a su imputación en el caso de desvío de subvenciones de la Diputación de Barcelona a entidades afines a Convergència. El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), instancia competente para aforados, ha rechazado la petición para imputarle que elevó el juez Joaquín Aguirre ante la “falta de concreción e individualización” de las presuntas conductas delictivas realizadas por De Dalmases. El instructor había llegado a calificar de “ofensivo” el comportamiento del diputado.

La resolución del TSJC supone un revés para el juez Aguirre, que comanda desde hace cinco años una investigación con decenas de imputados. Y confirma el desencuentro entre la Fiscalía Anticorrupción y el magistrado, que ya apareció en la supuesta trama rusa del procés que investiga el mismo juez. Anticorrupción había pedido a los jueces del TSJC que devolvieran al magistrado Aguirre la exposición razonada sobre De Dalmases porque, en opinión del fiscal, el instructor “no expuso ni las subvenciones ni las personas responsables del supuesto fraude”.

La Sala Civil y Penal del TSJC comparte el criterio del fiscal Fernando Maldonado y considera que la investigación del juez Aguirre se encuentra en un estadio todavía “embrionario”, y que su exposición razonada no atribuye de forma suficientemente precisa qué conductas del ahora diputado le merecen la imputación por delitos de malversación en concurso con tráfico de influencias y prevaricación.

Según los magistrados del TSJC, en la exposición razonada que elevó el juez Aguirre para reclamar la imputación de De Dalmases no hay “ninguna referencia ni concreción” sobre el presunto delito de prevaricación. Tampoco se describen “indicios concretos” acerca del supuesto tráfico de influencias, agregan los togados. Y sobre la malversación, apostillan, “tampoco se individualiza la concreta actividad” de De Dalmases en cada una de las subvenciones que el juez ve irregulares.

Es más, los magistrados afean al juez instructor que para individualizar las conductas de De Dalmases deban “bucear en la ingente documentación” que adjuntó en su escrito, al tiempo que le recriminan que haya usado el tiempo verbal de “impersonal reflexivo (se presentó..., se concedió..., fueron utilizadas)” en la exposición razonada. “No se advierte una imputación del delito suficientemente individualizada, ni que se hayan practicado las diligencias precisas para comprobar los hechos que se recogen en las investigaciones policiales”, remacha el TSJC en otro dardo al juez instructor.

La Sala resuelve que el juez deberá completar la investigación antes de volver a elevar una exposición razonada. Por ello además ordena al magistrado que dé la oportunidad de declarar de forma voluntaria a De Dalmases y practicar “todas las diligencias de investigación necesarias”. “Y si en su día existieran indicios individualizados contra el aforado, se eleve nueva exposición razonada”, apostillan.

Descubre nuestras apps

stats