eldiario.es

9

Román readjudicará las guarderías de Guadalajara a la empresa "con la peor oferta"

El PSOE denuncia que los usuarios pagarán diez euros más al mes con hora y media menos de servicio diario

El Ayuntamiento defiende la “legalidad” de todo el proceso y alega que la empresa "está cumpliendo con los requerimientos realizados"

Escuela Infantil 'Alfanhuí' de Guadalajara / Ayuntamiento

Escuela Infantil 'Alfanhuí' de Guadalajara / Ayuntamiento

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, va a volver a adjudicar la gestión de las dos escuelas infantiles municipales (Manantiales y Alfanhuí) a la misma empresa que las ha explotado los últimos cuatro años”. Así lo ha denunciado el Grupo Socialista Municipal, alegando que el Ayuntamiento sabe que esta empresa ha presentado “la peor oferta”, es la más cara para los usuarios y la que ofrece menos horario de servicio. 

Además, según apuntan los socialistas, la compañía adeuda a sus trabajadoras un total de 22.100 euros, correspondientes a las pagas extra de diciembre de 2015 y junio de 2016, que no han sido abonadas. Asimismo, durante sus cuatro años de contrato anterior, esta empresa "ha incumplido reiteradamente obligaciones relacionadas con el mantenimiento de las instalaciones, limpieza y servicio de manutención de niños y niñas". 

Así ha resumido el portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Guadalajara, Daniel Jiménez, la situación en que se encuentra el concurso de adjudicación del nuevo contrato de las escuelas infantiles municipales, que debería haber estado resuelto el pasado 30 de septiembre pero todavía se encuentra pendiente de la firma del contrato.

Jiménez, tras examinar el expediente del concurso, ha informado de que la empresa que lo ganó (Gestión de Escuelas Infantiles) obtuvo 228 puntos y la que lo perdió (Servicios Infantiles Dulcinea, la que ha sido concesionaria durante los últimos cuatro años)  obtuvo 182 puntos, pero finalmente va a ser la adjudicataria. Según ha relatado, el concurso de adjudicación se abrió el pasado mes de agosto, con la obligación de que la empresa adjudicataria se subrogase a las trabajadoras del servicio, pero sin información de su situación laboral. 

Daniel Jiménez ha destacado también el perjuicio que lo ocurrido con este concurso va a suponer para los usuarios de las 129 plazas que suman las dos escuelas infantiles municipales de Guadalajara: la oferta de la empresa que tuvo mejor puntuación pero finalmente no va a ser adjudicataria fijaba una tarifa de 290 euros al mes por niño, incluyendo desayuno y comida, con una hora y media más de servicio diario que en el servicio que se está prestando actualmente. Sin embargo, la oferta con menos puntuación, a la que finalmente Román va a adjudicar el contrato, va a cobrar a los usuarios 300 euros al mes por jornada completa con desayuno y comida, con esa hora y media menos de apertura diaria.

Ayuntamiento: el servicio se está prestando "con total legalidad"

El Ayuntamiento ha salido al paso de estas declaraciones alegando que el servicio de las Escuelas Infantiles se está prestando “con total legalidad”, dentro de los términos que ampara la legislación vigente en la materia. La actual adjudicataria cuenta con el contrato pertinente tramitado como “contrato menor” por lo que queda de año y “hasta que pueda adjudicarse por los 4 años que marca el pliego de condiciones”. 

Verónica Renales, concejal de Bienestar Social, afirma que el PSOE critica mucho la gestión de las Escuelas Infantiles “sin haberse molestado en visitarlas personalmente para ver su funcionamiento, ni tener en consideración la valoración de los padres y madres de los alumnos que califican nuestro proyecto de excelente”. 

Recuerda además que al proceso se presentaron dos empresas y que la Mesa de Contratación valoró el “orden de prioridad”, requiriendo la documentación pertinente para formalizar el contrato. La primera no presentó la documentación requerida y la Junta Local de Gobierno ordenó que se solicitara dicha documentación a la segunda empresa. Actualmente, se está prestando el servicio con “total legalidad”, insiste, “con un contrato a Dulcinea”. Recuerda además que el Ayuntamiento fiscaliza y controla con los técnicos municipales “el cumplimiento del contrato y del servicio, tal y como estipulan los pliegos técnicos y administrativos. “Prueba del estricto cumplimiento de la legalidad es “que las facturas se están abonando mes a mes”.

En relación con las posibles cantidades que la misma empresa adeuda a los trabajadores, Verónica Renales explica que “aún sin tener relación laboral por nuestra parte con el personal de las escuelas infantiles” se les requirió para que informaran de las posibles deudas, “ya que en los certificados de salarios y seguridad social que nos presentan, figuran plenamente al día”. Por último, destaca que “el servicio ha mejorado notablemente y la empresa está cumpliendo con los requerimientos realizados”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha