eldiario.es

9

CASTILLA-LA MANCHA

ENTREVISTA | Paco Núñez

"Con el agua, antepondré los intereses de la región a los de mi partido"

El presidente del PP de Castilla-La Mancha se muestra partidario de la "unificación" del centro-derecha en España y pide "generosidad" en su partido y en Ciudadanos

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez Foto: Barbara D.Alarcón

En los inicios del nuevo periodo legislativo en las Cortes de Castilla-La Mancha hablamos con el presidente del PP en la región, Francisco Javier Núñez -él siempre prefiere lo de 'Paco', incluso en las conversaciones más formales. Nos recibe en su despacho de las Cortes regionales. Posa con su chaqueta en las fotos pero cuando se sienta a responder las preguntas prefiere hacerlo sin ella, nos dice.

La entrevista coincide con un hito en la región en torno al agua: la celebración de la primera Mesa Regional en la que se sientan medio centenar de colectivos con el objetivo de lograr una posición única para defender el recurso. El cambio climático aprieta y la economía, todavía más.

Pocas veces (y se diría que ninguna) la cuestión del agua, siempre espinosa en Castilla-La Mancha, ha permitido escuchar a un presidente del PP en la región hablar de forma tan clara: "Antepondré los intereses de la región a los de mi partido", aunque le pese (por ejemplo) a Murcia.

Con él hablamos de la convulsión territorial en España pero también de una posible fusión del "centro-derecha" de la que se muestra partidario y pide "generosidad" en su partido y en Ciudadanos o de su rival más directo en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page: "Es presidente regional, barón socialista…pero no controla a su partido en Albacete, lo hace la corriente sanchista.

El PP en Castilla-La Mancha comenzaba este 2020 con mensajes en torno a Catalunya, el independentismo o el Gobierno central y no tanto en la perspectiva regional ¿Por qué?

Porque al final lo que ocurre en el conjunto del país nos afecta a todos. Y cuando hay una decisión política que pone en jaque la economía nacional, como puede ser una ruptura de Catalunya con el resto del país, nuestras empresas se resienten.

Escuchar cómo se acercan los presos de ETA a Navarra o el País Vasco por un acuerdo con Bildu, es dolorosísimo. Para un castellanomanchego ver cómo el presidente de la Generalitat tiene una mesa bilateral con el presidente de España y que el presidente de Castilla-La Mancha no la tenga…Comprobar cómo el País Vasco o Catalunya pueden hacerse con inversiones que por derecho nos corresponderían a nosotros en materia económica, es dolorosísimo. O escuchar cómo el PSOE está en brazos de Bildu, ERC o pacta con el PNV expulsar a la Guardia Civil de Navarra.

Nos referimos a la política nacional porque hoy Sánchez, entre otras cosas, es presidente por los nueve votos socialistas de Castilla-La Mancha. Quien prometió que lo iba a impedir fue García-Page cuando dijo: “Antes rompo el PSOE que romper España”. Se alzó como adalid y gran hombre de Estado ha entregado sus nueve votos.

¿Pero traer este tema a la región permanentemente no es agitar el nacionalismo español o castellanomanchego que tanto critican ustedes en los catalanes?

No. Es defender el orgullo de ser español. Que lo de todos lo hablamos entre todos. Es defender que un castellanomanchego no es menos que un catalán. No vamos a permitir que haya españoles de primera y de segunda. Y es decir que desde Castilla-La Mancha vamos a defender la unidad de nuestro país, que la Constitución o el rey no se mercadean.

Es que los socios de Sánchez y de Page -los socios del PSOE- han insultado al rey en la sesión de apertura de las Cortes y en la tribuna. Lejos de ser reprendidos por la presidenta del Congreso, han recibido un aplauso desde la tribuna socialista. Es tremendamente grave lo que está pasando en el conjunto del país. Castilla-La Mancha ni es ni será ajena al debate nacional. Somos el centro y el corazón de este país.

Núñez, durante la entrevista

Núñez, durante la entrevista Foto: Barbara D.Alarcón

En la dialéctica política regional de las últimas semanas el PSOE ha dicho de usted que es un político irrelevante, radical y extremista. Y usted o miembros del partido han llamado a García-Page filoetarra, traidor, mediocre, arrogante… ¿Eso beneficia a Castilla-La Mancha o es que quizá se buscan réditos de partido fuera de la región?

La política tiene que huir de los insultos, vengan de quien vengan. El PSOE quiere hacer ver que yo soy una persona que insulta a García-Page, con todos los insultos que me propician a diario.

Trato de huir de ello. Hoy hemos presentado una iniciativa para que los agricultores tengan 135 millones de euros. Hace una semana instamos a los diputados nacionales de Castilla-La Mancha a impedir la reforma del Código Penal para que no se pueda excarcelar al señor Junqueras. O medidas de bajada de impuestos para adaptarlos a Madrid o Andalucía…Un sinfín de propuestas. Cada vez que adoptamos una postura propositiva, el PSOE se desmarca con el insulto y la crítica.

Hombre, ustedes también…

No, del PP encontrará pocas declaraciones hablando mal de Page, sí de su gestión, pero sin insultos. Bildu es un partido filoetarra y la eurodiputada socialista Cristina Maestre no ha apoyado una proposición para investigar los 379 crímenes de ETA sin esclarecer. Hay un acuerdo con Bildu para no hablar de ETA. Y están en coalición con un partido que proclama como adalid de la política el régimen venezolano. El comunismo bolivariano ha sido socio de Page en la pasada legislatura y hoy lo es de Pedro Sánchez.

Y además pactan con ERC que tiene miembros condenados por rebelión contra nuestro país. Emiliano García-Page ha dicho que la reunión de Torra y Sánchez perjudicaba las negociaciones con ERC. O sea ya asume que están negociando. ¿El qué hay que negociar con ellos? Nada.

¿Negociación o diálogo?

No, no. Page dijo negociación. ¿Qué hay que negociar con un partido cuyos miembros han sido condenados?

Pero entonces…¿Negociación no pero diálogo sí desde su punto de vista?

Ley. Toda la ley y con la ley en la mano. No hay que conceder nada a quienes quieren romper el país.

¿Mantiene su intención de impugnar los presupuestos regionales de 2020 por inconstitucionales?

Sí, está preparándose el recurso. Un miembro del Consejo Consultivo, del Partido Popular, votó en contra cuando pasaron por este órgano, en relación a la rendición de cuentas.

Hay un informe del Tribunal de Cuentas del año 2017, los primeros del PSOE con Podemos, que ya habla de irregularidades en la gestión. Y el del año 2020 modificó las normas para saltarse controles de fiscalización. Quien pone en su bandera la transparencia no puede modificar normas presupuestarias para provocar opacidad. Se presentará de manera inmediata.

Los máximos responsables de Ciudadanos se han reunido recientemente con García-Page. ¿Cómo es la relación del PP regional con esta formación? ¿Se han superado las tensiones en cuanto a lo que ocurrió con la gobernabilidad de los principales ayuntamientos?

Las relaciones en lo personal son buenas. El problema en Castilla-la Mancha es que no sabemos quién manda. Eso es un problema en cualquier lugar. Son relaciones muy complejas en lo político. En función de lo que quieras hablar has de dirigirte a una u otra persona.

En su momento ofrecimos exactamente lo mismo que el PSOE. Al menos en lo que se ha dicho públicamente. Si hay otras prebendas no lo sabemos. Eligieron ponerse del lado del PSOE en Castilla-La Mancha y Extremadura. Fue una decisión nacional y nosotros no fuimos capaces de sacarlo adelante. Aquello nos salió mal pero no guardo rencor a ningún dirigente de Ciudadanos. Nos encantaría tener un interlocutor válido para negociar asuntos importantes para la comunidad autónoma.

“A Feijóo no le gusta mucho la idea porque tiene una marca potente, Ciudadanos no quiso saber nada, pero sería muy conveniente que todos tuviéramos la generosidad de unificar el centro-derecha”

 

¿Le gusta la idea de una lista conjunta PP-Ciudadanos en Galicia, Catalunya o el País Vasco?

Me gusta la idea de unificar el centro-derecha. Es fundamental. Con las particularidades de cada territorio porque Feijóo suma todo el centro-derecha.

A Feijóo desde luego no le gusta mucho la idea…

Porque tiene una marca muy potente, la del PP de Galicia. En circunstancias excepcionales como el País Vasco o Catalunya, sería muy positivo unir al constitucionalismo, como lo fue en Navarra para hacer frente a aquellos que pueden tener la tentación del romper el país. Y el centro-derecha español tiene un líder muy claro que se llama Pablo Casado. Es indiscutible por votos y escaños.

Sería muy conveniente que todos tuviéramos la generosidad en todo el territorio de unificar el centro-derecha para ser alternativa al socialismo. La solución desde luego no es fácil.

Pero más allá de listas electorales, ¿sería partidario de una fusión futura entre ambos e incluso Vox?

Hay que trabajar en la idea de ir todos a una. Y la forma de hacerlo será muy diferente en uno u otro territorio dependiendo del momento. Sería arriesgado por mi parte decir de qué manera hay que hacerlo.

Mi opinión personal es muy clara: unificar el voto de centro-derecha es muy positivo. Ciudadanos no quiso saber nada sobre 'España Suma'. Esperemos que todos tengamos generosidad y apertura de miras para encontrar las fórmulas. Mientras el centro-derecha siga dividido en tres es muy complicado ganar elecciones.

¿Cuál es el escenario de mínimos para que el PP apoye una reforma del Estatuto de Autonomía?

El punto de partida es que abramos la negociación para hablar de Sanidad, Educación, Política Social y Servicios Públicos para garantizar mínimos presupuestarios. Luego vendrá que si la Ley Electoral…No tenemos veto a nada de entrada. La predisposición es hablar de todo.

No participaremos en una reforma que no lo contemple esos cuatro aspectos de forma troncal.

Hace diez años, la ‘guerra del agua’ forzó la retirada de la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha en su trámite ante el Congreso. Entonces los protagonistas eran Barreda y Cospedal. ¿Usted cree, como Page, que hay que blindar el agua en nuestra Carta Magna?

Yo lo que creo es que el agua tiene que estar regulada en un pacto nacional. Es una cuestión de ámbito nacional, independientemente de lo que se recoja en el Estatuto de Autonomía.

Gracias al PP hoy hay una Mesa del Agua en Castilla-La Mancha. En 2018 ya se lo reclamé a García-Page. Hay un primer borrador sobre el que trabajar. Desde el PP creemos que el agua debe dejar de ser elemento de confrontación política para pasar a serlo de dinamización económica.

Para eso es fundamental que la Mesa del Agua adopte conclusiones que todos hagamos nuestras. Y que esa sea la única postura de Castilla-La Mancha frente al Pacto Nacional del Agua, el Plan Hidrológico Nacional o como lo quiera llamar el gobierno de turno.

Hay que trabajar con rigor y respeto para que los partidos políticos y el Gobierno hagamos nuestras esas conclusiones. Antepondré los intereses de la región a los de mi partido.

¿Y qué prioriza, agua en Castilla-La Mancha para regadíos, para abastecimiento humano o para la sostenibilidad de medio ambiente que genera, por ejemplo, turismo?

Priorizaré lo que priorice la Mesa del Agua. Por mi parte sería mostrar muy poco respeto después de haber sido su impulsor.

Paco Núñez, durante la entrevista en su despacho de las Cortes de Castilla-La Mancha

Paco Núñez, durante la entrevista en su despacho de las Cortes de Castilla-La Mancha Foto: Barbara D.Alarcón

“Queremos garantizar que ni un solo regante pueda tener dificultades de agua”

¿Y la sociedad castellanomanchega les creerá? ¿Cree que los ciudadanos confían en el consenso? El problema del agua en esta región es casi tan viejo como la Comunidad Autónoma…

El PSOE ha utilizado el agua como arma arrojadiza durante 40 años y…

Ustedes han hecho lo mismo…

No, nosotros cuando hemos gobernado cuatro años hemos aumentado los caudales ecológicos y las reservas hídricas de los pantanos. Eso hizo el Gobierno de Cospedal.

¿Qué ha hecho Emiliano García-Page en los cinco años que lleva de presidente? Nada. Solo titulares de prensa.

¿Cuál ha sido el Gobierno más trasvasista de la historia de España? El de Pedro Sánchez.

¿Lo ha impedido Page? No.

Con toda la humildad, yo he sido el único que ha puesto sobre la mesa lo que otros antes habían reclamado: la creación de un foro de diálogo en torno al agua donde se sienten todos los colectivos.

¿Cuál será la aportación de su partido a ese documento de consenso que se busca de cara a la siguiente reunión de la Mesa del Agua en marzo?

Los especialistas del PP en materia de agua están trabajando en las aportaciones. Queremos garantizar que ni un solo agricultor o regante pueda tener dificultades de agua. Y garantizar una bolsa de agua para incorporar a los jóvenes al campo.

Le insisto… ¿Qué pasa con el abastecimiento humano y la sostenibilidad ambiental?

Por supuesto es importante, pero cuando el PSOE dice ‘No al Trasvase’… ¿Qué hacemos con Las Tablas de Daimiel? Se están muriendo. No se puede ser tajante en ningún tema. Estamos trabajando en reunirnos con los colectivos. Y no para ponernos en contra de nadie sino para encaminar las propuestas con el sentir general de la Mesa y a favor de la región.

Aceptaremos el consenso que salga, pero no va a ser fácil. Soy consciente. Si otras comunidades autónomas lo han hecho, ¿por qué nosotros no? El agua es un bien escaso y tenemos que redistribuirlo bien para generar riqueza. Si lo logramos será un éxito de la sociedad castellanomanchega.

¿Y no teme que no le haga ninguna gracia a sus compañeros del PP de Murcia?

Yo es que soy el presidente del PP de Castilla-La Mancha y defiendo los intereses de la región. Cuanto mejor le va a la región, más aportamos a España.

Otra de las claves de legislatura: la despoblación. Usted encargó elaborar una ley a Benjamín Prieto y a Carmen Navarro. ¿Cómo va?

Estamos teniendo una ronda de contactos muy intensa. Es verdad que propusimos una ley que fue rechazada en las Cortes por Ciudadanos y el PSOE. Se ha creado una Comisión a la que aportaremos una batería de expertos.

Trabajaremos en la legislación, pero no es cuestión de quién se apunta el tanto sino de hacer un documento válido, si puede ser entre todos, con medidas y presupuesto. Hemos propuesto aprobar 25 millones de euros destinados a incorporar jóvenes al campo. ¿Qué mejor medida contra la despoblación? Pero es importante tener un documento con el consenso de todos.

¿Macrogranjas? “La ley ya es muy exigente”

Se acaba de aprobar, por consenso, una Ley Ambiental para la región que incluye un procedimiento abreviado para autorizar granjas ganaderas de porcino entre 1.000 y 2.000 cabezas. ¿El PP está a favor de estas las instalaciones ganaderas intensivas?

Lo he dicho en la provincia de Cuenca que es la que tiene más tensión en este sentido: cualquier actividad económica que cumpla la legislación vigente debe ser autorizado y aprobado. Lo contrario no tiene sentido.

Las leyes están para cambiarlas. Sabemos por lo que ha ocurrido ya en regiones como Aragón o Catalunya que estos proyectos ganaderos no son lo mejor para el medio ambiente. ¿No les preocupa que varios colectivos ciudadanos alerten que nos puede pasar lo mismo?

El Gobierno de García-Page lleva cinco años y no ha traído ninguna iniciativa legal en ese sentido. A quien le corresponde es al Ejecutivo regional. Yo he sido alcalde y unos proyectos me gustaban más que otros, pero no es cuestión de gustos si cumple los parámetros legales.

Mucha gente lo pone en cuestión, pero Page no ha traído a las Cortes ninguna iniciativa ni para endurecer o flexibilizar la ley.

Entiendo por sus palabras que como líder de la oposición usted no tampoco lo hará…

No vamos a proponerlo. Hay una legislación muy exigente que hay que cumplir.

“Los Presupuestos del Estado volverán a recoger el ATC en Villar de Cañas”

El ATC, parece descartado, al menos el modelo de Villar de Cañas. ¿Qué opina?

Vamos a ver qué dicen los Presupuestos Generales del Estado cuando los haya. Emiliano García-Page anunció que había pactado con Sánchez que el ATC estaba eliminado de Villar de Cañas. Pero en las cuentas fallidas de Sánchez que provocaron la convocatoria electoral había 58 millones de euros para el ATC en Villar de Cañas. Con nombres y apellidos. Alguien nos engañó.

Ahora estamos en el mismo escenario. Vamos a ver. Me temo que los Presupuestos Generales del Estado recogerán el ATC de Villar de Cañas y yo espero que así sea. Hay que dar solución a los residuos nucleares y en la localidad hay consenso sobre la instalación.

En 2015, Page dijo que trabajaría para general el triple de empleos que el ATC en esta zona. No ha generado ni uno solo más. Y la promesa de las renovables…Generan empleo durante la instalación, pero es escaso después, en su mantenimiento.

¿La salud interna del PP?: “¡Bien, gracias!”

¿Cómo está la salud interna del PP castellanomanchego?

¡Pues bien, gracias! Vivimos dos momentos convulsos: las primarias nacionales y un congreso autonómico con dos candidatos de perfiles similares (tanto Charlie como yo éramos alcaldes y diputados regionales).

Luego varios procesos electorales con resultados muy malos en abril y mayo y bastante mejor en noviembre, sin ser bueno. Pese a todo el partido reaccionó bien. Se está dando mucho protagonismo a alcaldes, concejales o afiliados, pero todavía no es lo que yo quiero que sea mi partido en Castilla-La Mancha.

El partido está unido, trabajando a buen ritmo, con presencia en la sociedad civil…Tengo ganas de que lleguen las próximas elecciones.

“Page es presidente, barón socialista...pero no controla al PSOE de Albacete”

¿Se siente arropado en la región y en Génova?

Sí. Sin ninguna duda. Le pongo un ejemplo. Para recurrir el Presupuesto regional ante el Constitucional hace falta la firma de 50 senadores. Solo hizo falta una llamada a Javier Maroto.

Se lo pregunto por el runrún de críticas internas en el inicio de su mandato, el lío con las listas para las generales de noviembre, en particular en Toledo o que el PSOE deslice una supuesta inestabilidad interna en el PP regional

Hay dos cuestiones. Cada vez que hay elecciones y hay que hacer listas, siempre hay ruido. ¿Y si yo le pregunto si García-Page controla su partido? Perdió el Congreso Provincial en Albacete. Impulsó a su delegado de la Junta (Pedro Antonio Ruiz Santos) y hubo una corriente sanchista impulsada por Manolo Fernández Ramos que ganó, encabezada por Santi Caballero.

Es presidente de la Junta, barón socialista…pero el partido en Albacete no lo controla.

Y en las elecciones siempre hay momentos injustos con las listas. Ha pasado conmigo, con María Dolores (Cospedal), con Agustín (Conde) o con José Manuel (Molina). Y seguirá pasando.

Luego, cuanto más habla el PSOE del escaso control en el PP más significa que percibe unidad. De lo contrario, no lo diría, dejaría que se dijera solo. Es una regla básica de comunicación.

Por cierto, el que fuera alcalde de Guadalajara, Antonio Román, ha dicho que dejará la política si resulta imputado por el caso del Mercado de Abastos. ¿Le preocupa?

No, lo más mínimo. Antonio Román ha dicho que dejará la política si hay algo, pero ha retado a que el alcalde de Guadalajara, el señor Rojo, haga lo mismo si no hay nada. El PP está muy tranquilo con este tema, muy tranquilo.

Si no hay nada, quienes han tratado de manchar el nombre de un grandísimo alcalde tendrán que irse. No he oído pronunciarse al señor Rojo. Hoy me alzo como altavoz del señor Román. Sabemos que su gestión ha sido brillante e impecable, desde el punto de vista político y legal. Si no hay nada espero la dimisión del señor Alberto Rojo.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha