La portada de mañana
Acceder
Defensa asume el gasto en sueldos de los 1.500 efectivos de la Guardia Real que sirven a la monarquía
Carpetazo a la Kitchen del PP, por Ignacio Escolar
La batalla por el legado de John McAfee

Antifraude pide sancionar a la exjefa de los funcionarios valencianos con el PP que ayudó a copiar a una amiga de Vox en una oposición

Ana Brugger (izq) y María Gonzálvez (dcha) durante el juicio.

Ana Brugger, la exdirectora general de Función Pública con el PP, fue absuelta por la Audiencia de Valencia por el chivatazo que le dio a una amiga, asesora de Vox en las Corts Valencianes, durante una prueba de oposición para acceder a la plaza de técnico superior de la Administración de la Generalitat Valenciana, del grupo A.

Un móvil y el mismo error: así chivó la exjefa de los funcionarios valencianos con el PP las respuestas de una oposición a una amiga de Vox

Un móvil y el mismo error: así chivó la exjefa de los funcionarios valencianos con el PP las respuestas de una oposición a una amiga de Vox

La sentencia reconoce como hecho probado que Brugger consultó en su teléfono móvil y escribió las respuestas a uno de los temas de la prueba y, a continuación, se aproximó a su amiga, María Gonzalbez, "depositando en su mesa los indicados folios con las respuestas escritas de su puño y letra". La escena fue presenciada por otras dos funcionarias que también vigilaban la prueba y que declararon como testigos durante la vista oral. "Esto es algo que jamás nos ha pasado, no hemos visto nada igual", dijo una de las funcionarias.

La absolución de Brugger propició la reactivación del expediente disciplinario por parte de la Conselleria de Justicia, que había sido interrumpido al instruirse la causa penal. En paralelo, la Agencia Valenciana Antifraude (AVA), el organismo dirigido por Joan Llinares, también interrumpió su investigación de los hechos.

Un whistleblower (alertador) denunció ante Antifraude la actuación de Brugger. La AVA solicitó al órgano judicial que, en caso de no deducir responsabilidad penal, avisara "con la finalidad de evitar la caducidad del procedimiento administrativo disciplinario o la prescripción de acciones, en aras a determinar la posible exigencia de responsabilidad de carácter administrativo y/o disciplinario".

Antifraude y la Conselleria de Justicia, que dirige la socialista Gabriela Bravo, no coinciden en los plazos de prescripción del expediente disciplinario. "Según el criterio de la subsecretaría de la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública, el pronunciamiento de la sentencia es inatacable desde el 29 de abril del 2021, si bien según el criterio recogido en el informe de 27 de abril de 2021de esta Agencia Valenciana Antifraude el pronunciamiento de la sentencia es inacabable desde el día 14 de abril de 2021", reza el informe de resolución de conclusión de actuaciones.

Antifraude considera que la "infracción cometida" por Brugger es un "hecho probado según la sentencia" absolutoria de la Audiencia Provincial de Valencia. El informe de la AVA también advierte de que "la no finalización del procedimiento disciplinario en plazo dará lugar a su caducidad y, en su caso, a la prescripción de la infracción cometida por Ana Brugger. De producirse, esta circunstancia conllevaría la necesaria exigencia de las responsabilidades correspondientes a sus causantes". 

El informe de la AVA también desvela que uno de los instructores del expediente se abstuvo, por lo que la subsecretaría de la Conselleria de Justicia tuvo que nombrar a otro funcionario de carrera para que se encargara de la instrucción. Así, Antifraude concluye su informe proponiendo al departamento de Gabriela Bravo que, una vez que se produzca la finalización de la tramitación del expediente, "se proceda a dictar la resolución sancionadora correspondiente". 

Etiquetas
Publicado el
21 de julio de 2021 - 00:04 h

Descubre nuestras apps