La portada de mañana
Acceder
Europa redobla la presión para poner fin a los cuatro años de bloqueo del CGPJ
Brokers fantasma y dinero desaparecido: el relato de las víctimas de un ‘criptofraude’
OPINIÓN | "Feijóo y el increíble hombre menguante", por Esther Palomera

La delicada situación del edil de Seguridad de Benidorm: avalado por el alcalde del PP y señalado por el sumario del blanqueo de la mafia rusa

El concejal de Seguridad de Benidorm, Lorenzo Martínez Sola.

Lucas Marco


3

Lorenzo Martínez Sola, el concejal de Seguridad Ciudadana, Emergencias, Comercio y Aperturas del Ayuntamiento de Benidorm, sigue en su puesto, avalado por el alcalde del PP, tras su detención en el marco de una operación policial contra una presunta red de blanqueo de capitales de la mafia rusa asentada en la costa valenciana. El concejal fue interrogado por la Policía y puesto en libertad pero no ha sido imputado en la causa, pese a las comprometedoras conversaciones telefónicas intervenidas por los investigadores en las que trata de supuestos asuntos turbios con el principal detenido, el abogado de origen ruso Alexey Shirokov.

El pasado 17 de diciembre, el edil no apareció en las comisiones informativas programadas aquel día, para sorpresa del resto de concejales. “Me consta que nadie sabía absolutamente nada”, recuerda el portavoz socialista en Benidorm, Rubén Martínez. El concejal del PP, casado y con tres hijos, fue puesto en libertad poco después y su detención trascendió a los medios de comunicación. Lorenzo Martínez, tal como informó este diario, aparece en conversaciones telefónicas intervenidas por la Policía fardando ante Shirokov, también militante del PP, de contactos políticos.

“No te imaginas esto, en aquel momento no pedimos la dimisión, simplemente solicitamos al alcalde que, hasta que se aclarasen los hechos, le retirara las competencias, sobre todo las de Seguridad, porque es una situación especialmente grave”, señala el portavoz socialista. El alcalde de Benidorm y 'número dos' del PP de Alicante, Toni Pérez, avaló inmediatamente y sin pestañear al concejal detenido. Poco después, el PP se enfrentó a varias sorpresas más: la jueza instructora consideraba al abogado Alexey Shirokov, presunto blanqueador de la mafia rusa, como un “pretendido lobista del Partido Popular de Altea”. En la operación también fue detenido el expresidente del PP de Altea Jaime Sellés.

El edil de Seguridad, de 48 años, se sumó a una candidatura interna alternativa en el PP de Benidorm con otros dos concejales de la formación conservadora. En las últimas elecciones, sorprendió a propios y ajenos cuando apareció como número cinco de la lista municipal encabezada por Toni Pérez. El día de la detención, el alcalde aseguró que la intervención de Martínez en los hechos “carece de relevancia”.

Funcionario del ayuntamiento en el negociado de limpieza diaria, Lorenzo Martínez aparece vinculado a dos empresas que administra su esposa. Se trata de la promotora Marsola 2005 SL, de la que es el único accionista, y de Global Grup Spain 2014 SL, dedicada al comercio al por mayor de madera, materiales de construcción y aparatos sanitarios, y en la que figura como antiguo administrador único. Ambas mercantiles están domiciliadas en La Nucia.

Los socialistas de Benidorm han pasado de una prudente solicitud de retirada de competencias a pedir la dimisión fulminante del edil. El político del PP, según el diario Información, planeó hacer negocios en Rusia con Shirokov, en plena pandemia y durante el desabastecimiento generalizado, para la venta de cuatro millones de mascarillas, según conversaciones telefónicas intervenidas por la Policía y que figuran en el sumario. Con la supuesta operación pretendían obtener una comisión de 160.000 euros.

“Se están llamando para proponerse hacer negocios con una familiaridad total, parece que hay una relación comercial estable y, evidentemente, tiene que haber mucho más”, señala el portavoz socialista, Rubén Martínez, quien destaca la “gravedad desde el punto de vista ético y moral”. “Todo el mundo buscaba mascarillas en el ayuntamiento y en la Policía Local. Mientras unos empresarios chinos donaban mascarillas, este hombre estaba intentando hacer negocio”, apostilla indignado.

La trama, mediante una red clientelar de políticos del PP, promotores y policías untados, invirtió presuntamente ingentes fondos ilícitos procedentes de la cúpula del crimen organizado ruso, según informes de inteligencia policial de Europol. Los lugares donde se movían los presuntos hampones del Este se corresponden con la geografía de influencia zaplanista en la provincia de Alicante. De hecho, dos de los presuntos mafiosos contactaron con el exministro Eduardo Zaplana para hacer inversiones, tal y como ha publicado el diario Información.

Fuentes oficiales del Ayuntamiento de Benidorm insisten en que el edil no figura como investigado en la causa. Lorenzo Martínez ha declinado, a través del gabinete de prensa del consistorio, hacer declaraciones. “Quiere que la justicia siga el proceso normal”, asegura un portavoz municipal. La oposición sigue perpleja ante la delicada situación del concejal de Seguridad. “Es una vergüenza para Benidorm esta situación, no se puede prolongar un minuto más”, dice el portavoz socialista.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats