La portada de mañana
Acceder
El nuevo perfil del paciente en las UCI: joven, sano y con cuadros más graves
La oposición de gobierno e hinchas hace descarrilar la Superliga
Opinión - Guantadas te da la vida, por Elisa Beni

El mismo día que el obispo de Orihuela-Alicante se vacunó de forma irregular en la Casa Sacerdotal también recibieron la primera dosis su hermana y su cuñado

El obispo de Orihuela-Alicante, Jesús Murgui. / Diócesis Orihuela-Alicante

Jesús Murgui, obispo de Orihuela-Alicante, se vacunaba de forma irregular el pasado 8 de enero en la Casa Sacerdotal de Alicante con la primera dosis de Pzifer contra la COVID-19. La Conselleria de Sanidad investiga esta vacunación y la de otras personas que se saltaron el protocolo establecido por el Ministerio, ya que el prelado, de 74 años, no forma parte del grupo 1 -usuarios de residencias de mayores y personal sanitario y sociosanitario en primera línea-. Este viernes se ha conocido que la hermana y el cuñado de Murgui recibieron esa primera inyección ese mismo día en el mismo lugar.

Tal y como ha informado À Punt Notícies, se vacunaron el obispo, su hermana y su cuñado, que conviven con él, y el vicario general de la diócesis, Vicente Javier Martínez Martínez. Murgui se vacunó junto a los sacerdotes vinculados a la Casa Sacerdotal, recinto con el que comparte equipo médico, y renunció a recibir la segunda dosis, al tiempo que rechazaba haber recibido "ningún trato de favor".

Brote de COVID-19 en la Casa Sacerdotal

En la Casa Sacerdotal de Alicante se ha registrado un brote de coronavirus en el que, uno de los contagiados es Francisco Martínez Noguera, un religioso negacionista que ha oficiado misa sin llevar mascarilla en varias ocasiones. Precisamente, nueve monjas de clausura que asistieron a una misa celebrada por Martínez Noguera también resultaron contagiadas de COVID.

Etiquetas
Publicado el
12 de febrero de 2021 - 20:00 h

Descubre nuestras apps

stats