El índice que mide la velocidad de propagación del virus lleva desde el 3 de octubre por encima del umbral de riesgo en territorio valenciano

Un joven realizándose la prueba PCR.

El número reproductivo básico (R), indicador que estima la velocidad con la que el coronavirus puede propagarse, lleva desde el pasado 3 de octubre por encima del valor 1, es decir, un total de 19 días, ya que el último dato recabado por el Instituto de Salud Carlos III es del pasado 22 de octubre, cuando el índice marcó 1,07 en la Comunitat Valenciana y un 1,16 de media en España.

Según los epidemiólogos, cuanto este valor está por debajo de 1 (riesgo de contagio a menos de una persona por afectado), la epidemia está controlada. Sin embargo, si está por encima, hay un alto riesgo de propagación comunitaria descontrolada.

Este indicador estuvo también por encima del umbral de riesgo entre el 16 de junio y el 30 de agosto, período en el que se aprobó el cierre del ocio nocturno en la ciudad de Gandía (extendido después a todo el territorio valenciano), la localidad de Benigànim y se adoptaron medidas especiales para la ciudad de València, debido a la evolución epidemiológica que presentaba en ese momento.

Así, el índice volvió a sistuarse por debajo de 1 en la autonomía valenciana, con ligeras oscilaciones, entre el 31 de agosto y el 2 de octubre, momento a partir del cual ha vuelto a superar el límite de riesgo, registrando el peor dato el pasado 19 de ctubre, cuando se alcanzó un índice del 1,22. Desde ese momento ha ido bajando ligeramente.

Este es uno de los indicadores que viene a confirmar la enorme expansión que se produjo de la COVID-19 durante el pasado puente de octubre, lo que ha obligado a decretar un segundo estado alarma con toque de queda incluido y a cerrar perimetralmente la Comunitat Valenciana.

El resto de los datos también hablan por sí solos. Pese a que la Comunitat Valenciana sigue siendo la tercera por la cola con menor incidencia acumulada de contagios, las cifras se han disparado. En concreto, mientras que el viernes 2 de octubre (una semana antes del puente) la autonomía valenciana registró una tasa de 103,84 casos por cada 100.000 habitantes en las dos semanas anteriores (269,49 en el conjunto de España), el pasado viernes 30 de octubre se alcanzaron los 231,47 contagios (485,28 de media en España), un 122% más.

En el mismo periodo, los hospitales valencianos han triplicado los pacientes en planta y duplicado los ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). En concreto, se ha pasado de albergar a 451 pacientes en planta (un 3,96% de ocupación) y 75 en la Unidad de Cuidados Intensivos (un 7,38% de ocupación), a tener 1.244 ingresados en planta (un 10,89% de ocupación) y 188 en la UCI (un 18,31% de ocupación). En el conjunto de España, los hospitales están al 14,73% en planta y al 26,59% en la UCI.

El presidente del Consell, Ximo Puig, reconoció este lunes que el aumento de hospitalizaciones e ingresos en UCI es "una realidad", aunque ha señalado: "No estamos en un momento de estrés, pero tenemos que prepararnos para que cualquier ciudadano o ciudadana que se vea afectado tenga la mejor respuesta posible".

Puig afirmó que el Consell está "valorando las medidas que se tomaron la semana pasada" y ha advertido de que "en función del devenir y de cómo avancen los distintos parámetros" se tomarán nuevas medidas.

Etiquetas
Publicado el
2 de noviembre de 2020 - 22:30 h

Descubre nuestras apps

stats