La nueva mascarilla de la firma de diseño valenciana Closca, "símbolo de empatía y de acción colectiva"

La firma valenciana ha presentado también la 'Closca Mask Kids'.

Después del traspié con su versión inicial de la mascarilla reutilizable, la empresa de diseño valenciana Closca presenta un nuevo producto como "símbolo de empatía, acción colectiva y reflexión y no como un accesorio de moda". La firma, conocida por su casco de bici y su botella reutilizable, ha sacado al mercado una mascarilla lavable que cuenta con un "innovador tratamiento de material CO2pure que no solo elimina virus y bacterias, sino que también neutraliza contaminantes", según indica Closca. El nuevo producto de la firma valenciana cumple con la normativa europea y mantiene una eficacia de filtración bacteriana superior al 90% (tras los primeros 25 lavados se mantiene por encima del 70%).

Se trata de una "alternativa a las mascarillas desechables —cuya fabricación masiva y abandono está provocando preocupantes daños ambientales— que además cuenta con una bolsita higiénica diseñada específicamente para proteger a la Closca Mask de la contaminación cruzada y reducir el riesgo de transmitir el virus a otras superficies o personas".

El valenciano Carlos Ferrando, CEO de la empresa, advierte de que "sería injusto presentar a Closca Mask como una mera secuela o versión mejorada de su antecesora". "Esta nueva Closca Mask y Closca Mask Kids suponen también un nuevo reto y son fruto de la co-creación con nuestros clientes y seguidores, a quienes hemos escuchado con atención durante todo este tiempo", añade Ferrando. La mascarilla, disponible en varias tallas y con una caja biodegradable realizada con caña de azúcar, no requiere filtros adicionales, es de fabricación local y cuenta con la certificación nacional y europea.

La firma de diseño ha presentado también su versión infantil de la mascarilla, Closca Mask Kids, en una talla única para niños y niñas de 7 a 12 años. "Closca Mask Kids es para los valientes que van a clase y al parque protegidos y protegiendo a los demás", afirma el CEO de Closca.

La firma de diseño valenciana, reconocida con numerosos premios, se vio obligada a devolver el dinero a sus clientes por la versión inicial de la mascarilla, lanzada el pasado mes de mayo en plena crisis sanitaria por la pandemia de la COVID-19. El CEO de la empresa reconoce que, "a pesar de las dificultades, trabajamos sin descanso y con unos recursos limitados, dimos la cara por fallos propios y ajenos y, por encima de todo, asumimos nuestras responsabilidades". Ferrando, ingeniero industrial y experto en marketing, defiende que "fue duro ver cómo una marca construida sobre unos valores fuertes y una comunidad robusta se vio amenazada por un cúmulo de cambios y obstáculos en uno de nuestros muchos proyectos".

El diseño de Closca Helmet, el famosos casco de bicicleta de la firma valenciana, ha sido premiado por Red Dot Design Award (2015), Gold Delta Design ADI (2016) y Eurobike Award, mientras que Closca Bottle recibió el Red Dot Design Award (2018). "Nos mueve hacer diseños únicos, aspiramos a crear iconos que tengan fuerza y den respuesta a retos reales y urgentes", concluye el CEO de Closca.

Etiquetas
Publicado el
16 de octubre de 2020 - 22:31 h

Descubre nuestras apps

stats