Suspendido el juicio contra un activista de la PAH de 75 años que se enfrenta a un año y medio de prisión por protestar en un desahucio

El activista Joan Cogollos, con camiseta naranja, a la entrada del juzgado este lunes.

El juicio contra un activista de la PAH acusado de un presunto delito de atentado contra la autoridad se ha suspendido este lunes por la incomparecencia de otra acusada que permanece ingresada en el hospital. Joan Cogollos, de 75 años, y activo miembro de la PAH Safor-Valldigna, se enfrenta a una petición de pena de un año y medio de prisión y una multa por la supuesta agresión a un agente de la Policía Local de Oliva durante una acción pacífica que pretendía parar el desahucio de una familia el pasado 14 de septiembre de 2018. "Mientras pueda y tenga energía, continuaré defendiendo los derechos humanos", ha dicho en declaraciones a este diario el activista.

Cogollos, que se reclama admirador y discípulo de Gandhi y de Jesús, formó parte de una "barrera humana", según el escrito de acusación del fiscal, que pretendía para el desahucio de una familia en Oliva, e incluso "abalanzó contra la pared" a un agente de la Policía Local, "produciéndole daños en su hombro y uniformidad". El activista niega tajantemente que atacara a nadie y explica que se limitó a intentar dialogar con la comisión judicial.

Decenas de personas se han concentrado a la entrada del juzgado para mostrar su solidaridad con Joan Cogollos. La campaña virtual en apoyo a Cogollos ha sumado a cientos de personas, además de artistas como Manu Chao, Clara Andrés o Pau Alabajos.

"No tiene sentido ser activista por los derechos humanos y no ser pacifista", señala el jubilado, que remarca que solo pretendió "dialogar". "Los policías son servidores públicos, no de los bancos, que no pagan casi impuestos", dice Cogollos. El hombre ha agradecido todas las muestras de solidaridad: "da fuerza, si esos solo es más difícil luchar", concluye. El juicio se celebrará el próximo 1 de diciembre.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats