La escuela en valenciano exhibe músculo y el conseller Marzà proclama: "Contra los ataques a la lengua, nosotros en positivo"

El conseller Vicent Marzà participa en la 'trobada' de Escola Valenciana en Castellar-l'Oliveral.

Castellar-l'Oliveral es un auténtico enclave de huerta del distrito de Poblats del Sud, una pedanía de Valencia de poco más de 6.800 vecinos, que este domingo se ha visto inundada de música, desfiles, juegos, talleres y pancartas. Paralelamente, otro acto similar, con idéntico ambiente festivo, se ha celebrado en el barrio de El Garbinet, en Alicante, donde está enclavado el Colegio de Educación Infantil y Primaria Azorín, que ha sido el anfitrión de la convocatoria.

Dos de las asociaciones con más solera de Escola Valenciana, la federación que agrupa a las entidades que promueven el valenciano, como son la Coordinadora d'Associacions de Pares i Mares per l'Ensenyament Públic en Valencià (CAPPEV) y la Cívica d'Alacant, han sido las organizadoras de las trobades en las dos principales capitales valencianas.

A Castellar-l'Oliveral ha acudido el conseller de Educación, Vicent Marzà, que se ha sumado al pasacalles y las actividades de la trobada. Marzà ha expresado en su cuenta de Twitter el sentido de la convocatoria, que coincide con resoluciones judiciales como la que se conoció la semana pasada del Tribunal Superior de Justicia, anulando parcialmente el decreto de plurilinguïsmo que su departamento ya había dejado de lado al aprobarse la nueva ley de plurilinguïsmo en las Corts Valencianes. "Contra los que quieren atacar a la lengua, nosotros por el valenciano, ¡en positivo!", ha escrito Marzà.

Las convocatorias de Valencia y Alicante forman parte de un calendario de una veintena de trobades a lo largo de todo el territorio valenciano que se inició el 15 de abril y terminará el 9 de junio. Según Escola Valenciana, las seis trobades celebradas con anterioridad a las de las dos capitales reunieron a cerca de 83.000 personas. A la celebrada en Castellar-l'Oliveral han acudido 25.000 personas, según los organizadores. En la de Alicante ha habido 9.000 asistentes.

Dedicadas este año a la memoria del escritor Joan Fuster, las trobades surgieron con la intención de motivar en positivo a los padres y madres para que matriculen a sus hijos en la enseñanza en valenciano y, aunque Escola Valenciana ha diversificado su actividad cada vez más a lo largo del curso, constituyen la principal demostración de músculo del movimiento que impulsa la normalización de la lengua autóctona.

Entre las actividades de la convocatoria de Alicante destaca la actuación de Dani Miquel, auténtico ídolo musical entre los más pequeños. En Castellar-l'Oliveral la actuación musical ha ido a cargo del grupo Rascanya.

Etiquetas
Publicado el
29 de abril de 2018 - 12:41 h

Descubre nuestras apps

stats