La portada de mañana
Acceder
La moción de Vox sume al PP en el desconcierto
El toque de queda, la medida que anticipa otra disputa entre Sanidad y Madrid
Opinión - Moción de propaganda, por Rosa María Artal

València habilita 36 millones para ayudas, espacios peatonales o compra de vivienda social frente a la crisis del coronavirus

El alcalde València, Joan Ribó, junto al concejal de Haicenda, Ramón Vilar.

El Ayuntamiento de València ha destinado hasta el momento un total de 30 millones de euros a través de distintas iniciativas y líneas de actuación para hacer frente a los efectos económicos, sociales y sanitarios de la pandemia de COVID-19.

Así lo ha señalado este miércoles el alcalde, Joan Ribó, quien ha dado a conocer los detalles de las próximas modificaciones de crédito que aprobará el Pleno municipal la próxima semana, por valor de 36 millones de euros, de los que cerca de un tercio serán para programas directamente relacionados con los efectos de la crisis sanitaria.

Entre las novedades que incluyen estas modificaciones crediticias se incluye una línea de adquisición de vivienda social y otra de apoyo a las industrias culturales valencianas, además del refuerzo de las líneas de apoyo a los sectores económicos y los colectivos sociales más necesitados que ya estaban en marcha.

Tal como ha explicado el alcalde, "todo es fruto de una gestión muy cuidadosa y muy pensada y ágil, puesta en marcha sin improvisaciones, para resolver cada momento de la evolución de la pandemia y su afección a la ciudadanía".

Las modificaciones presupuestarias previstas (que serán las número 11, 12 y 13, y ya se están ultimando la 14) alcanzan los 36,2 millones de euros, de los que 10,9 millones corresponden a partidas vinculadas con la COVID-19.

Acompañado por el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, el alcalde de València, Joan Ribó, ha detallado las principales novedades de esas modificaciones: se dedicará un millón de euros para la compra de vivienda social pública que permita ampliar el parque de vivienda social: "Es una necesidad imperiosa, puesto que no podemos permitir situaciones de infravivienda y de personas que buscan un hogar y no lo tienen", ha señalado.

También se prevé dedicar 2,5 millones para el sector cultural, una línea de actuación nueva, que se dirigirá a reforzar al sector productivo cultural, empresas y profesionales del sector, que se han visto seriamente alcanzados por los efectos del

confinamiento.

Además se añade 1,6 millones para ayudas al sector de la hostelería, 450.000 euros para los sectores de innovación tecnológica y emprendimiento, y 500.000 euros para mejora y adecuación sanitaria de instalaciones deportivas a la nueva situación.

Todo ello por lo que respecta a las novedades; pero de manera paralela, se refuerzan las líneas de ayudas que ya estaban en marcha con un millón y medio de euros que irán a apoyar la actividad de las personas autónomas, en el marco del Plan de ayudas Re-Activa, y 800.000 euros para el comercio de proximidad.

Otras partidas importantes a tener en cuenta que forman parte de las acciones de modificación presupuestaria, ha detallado el alcalde, son: 450.000 euros para material sanitario (EPIs) destinado a la Policía Local, 230.000 euros en ayudas a los Comedores escolares, 265.000 euros para material escolar y recursos para la enseñanza, y 450.000 euros para material sanitario y realización de pruebas diagnósticas al personal municipal.

Por otra parte, ha continuado Ribó, estas modificaciones incluyen partidas que no tienen que ver directamente con la pandemia, pero que son importantes.

Entre ellas, en el capítulo de inversiones se destinan 390.000 euros para viviendas municipales, 1,8 millones de euros para actuaciones en vías públicas dentro del marco del urbanismo táctico, creación de espacio público seguro, y promoción de una ciudad saludable sostenible; y 250000 euros para programas de autoconsumo energético.

Además, ha añadido el alcalde, "en gasto corriente prevemos 660.000 euros de subvenciones para ayudas al alquiler y para el Plan Reviure, así como 7,2 millones para expropiaciones y 14 millones de euros para amortización anticipada de la deuda".

En este sentido, tanto el alcalde como el concejal de Hacienda han subrayado que las previsiones de endeudamiento municipal para final de año se sitúan en los 329.000.000 de euros, lo que equivale al 39,4% de los ingresos: "Es decir que nos situamos muy por debajo del 75% que es el máximo permitido que regula el Ministerio de Hacienda y muy lejos de los 750 millones de euros de deuda que encontramos en 2015 y que era casi del 100%".

Duplicar recursos

Por su parte, el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha destacado la "contundencia con la que hemos actuado desde el Ayuntamiento desde el primer momento: hicimos una primera batería de modificaciones de crédito para ampliar partidas que nos permitieran hacer frente a las derivadas económicas y sociales de la pandemia, y dijimos claramente que no iba a ser la única iniciativa que pensábamos impulsar, porque no se trataba solo de hacer una actuación rápida sino también sostenida en el tiempo y en función de las necesidades y las disponibilidades".

"También anunciamos que pensábamos duplicar la primera tanda de recursos y, pese al escepticismo de la posición, hoy podemos decir que el Pleno próximo tratará otra batería de medidas que duplicarán las que ya habíamos establecido en las modificaciones anteriores", ha explicado Vilar.

El alcalde Joan Ribó ha concluido la intervención ante la prensa, destacando que, "en términos globales, desde el inicio del estado de alarma, hemos destinado 10,6 millones de euros de gasto a la atención social a personas vulnerables, más de seis millones de ayudas a autónomos y pymes, y 1,6 millones de euros al comercio; en conclusión, València ha dedicado 30 millones para hacer frente al impacto de la pandemia en nuestra ciudad: no queremos dejar a nadie atrás, y queremos impulsar una ciudad resiliente, saludable y sostenible".

Etiquetas
Publicado el
17 de junio de 2020 - 17:07 h

Descubre nuestras apps

stats