'¡Hostia un libro!' y las posibilidades infinitas de la microedición

Festival '¡Hostia un libro!' 2015. Foto: Ana J. Revuelta

En aquella malograda adaptación al cine de Guía del autoestopista galáctico, la nave que llevaba a los protagonistas por el espacio se movía mediante la Energía de la improbabilidad infinita. Era algo así como un motor que, para llevarte de un lado a otro de la galaxia, te convertía en todo lo que eras en otros universos paralelos. Es decir, viajaba por el espacio pasando por todos los puntos de todas las realidades posibles de forma simultánea. El único problema era que, cuando la utilizabas, podías terminar convertido en una planta o un sofá.

Cualquier persona que se pasee el sábado por La Latina podrá sentir una sensación parecida a la de viajar con la energía que inventó Douglas Adams: el Campo de la Cebada se convertirá en la sede de cientos de universos posibles con el Festival de Microedición y Guantazos ¡Hostia Un Libro!.

La tercera edición asume la ciencia ficción como motivo de todas sus actividades, convirtiendo ¡Hostia Un Libro! (en adelante HUL) en el ejemplo más original de festival literario que se puede ver actualmente. Hoy arrancan las actividades paralelas que culminarán el sábado con un programa de conciertos, robots, charlas y sables láser. Una iniciativa que propone visibilizar el trabajo de editoriales y autores al margen de la industria, todos aquellos que siguen publicando con poco medios pero ningún miedo. A hostias, si hace falta.

Un festival para muchos mundos

HUL es una asociación cultural creada con el fin de promover eventos culturales diferentes y desenfadados relacionados con la literatura. Sus organizadores, la mayoría especialistas en el terreno de la edición independiente, llevan años montando conciertos, comisariando exposiciones u organizando duelos de espadas láser. Sí, has leído bien. Además, todas estas experiencias se dan la mano durante el festival, que se ha convertido en algo parecido al hijo rabioso y contestatario de la Feria del Libro de Madrid

El evento reúne durante un día en un espacio común a todo tipo de editoriales independientes. Un lugar de encuentro para editoras de fanzines, de libros-objeto y cualquier iniciativa literaria no vinculada a grandes grupos de comunicación. En esta ocasión, será el sábado 25 en el Campo de la Cebada del barrio de La Latina.

Más de 100 stands de editoriales independientes y autogestionadas se instalarán para mostrar su trabajo de un modo más participativo del que estamos acostumbrados a vivir. Allí, los responsables de las publicaciones presentarán y venderán sus novedades, pero también conversarán directamente con lectores y lectoras, debatiendo e incluso recibiendo sus propuestas editoriales.

HUL es un festival que invita a los asistentes a experimentar todas las posibilidades de la literatura no convencional,  mientras se disfruta de la variada oferta de ocio y gastronomía que ofrecen los barrios de La Latina y Lavapiés.

Fanzines, sables láser, edición independiente y robots

Antes de la gran fiesta del libro alternativo, HUL organiza una serie de actividades paralelas para abrir boca. El miércoles, se alía con Hits With Tits para dar el pistoletazo de salida a sus actividades con conciertos y libros en la sala El Juglar. Una fiesta de presentación en la que actuarán Terrier PratchettGloria Fuertes de Barriga y Ballards With Tits.

Hits With Tits es un proyecto sonográfico que da visibilidad a la mujer en el ámbito musical, del cómic y de la ilustración. Un dueto de DJ's que llevan editados dos recopilatorios en los que demuestran lo fructífero del discurso feminista en el cuarto arte contemporáneo.

El jueves, la librería café Molar acoge la exposición Pitarque Robots de criaturas electrónicas construidas por Javier Arcos a base de objetos reciclados y hojalatas vintage. La exhibición de rarezas irá acompañada de la conferencia Hijos de Sedna, el nuevo fanzine editado por Prosa Inmortal que narra la historia de la vida en un planeta extrasolar colonizado.

El día antes del festival, viernes 24, se llevará a cabo la mesa redonda Microedición, ciencia y ficción en la librería Traficantes de Sueños. Fiel a la temática de este año, analizará el estado del mundo de las ediciones a pequeña escala, tomando como punto de partida diferentes proyectos literarios. En este caso, tendremos a Susana Arroyo y Silvia Schettin hablando de Fata Libelli, un proyecto dedicado exclusivamente a la edición digital. También a Cristina Miguel de Pulpture, que reflexionará sobre la impresión de novela pulp en papel. A todas ellas se sumará Curro Esbrí presentando La Pulpería, una serie de publicaciones que pretende renovar el imaginario de ciencia ficción con un enfoque feminista. Les acompañará Álvaro Barriuso con Siempre volviendo a casa, proyecto musical autoeditado sobre textos de Ursula K. Le Guin.

Llegado el día clave, sábado 25, HUL abrirá sus puertas a las 12h. Desde entonces, el público podrá visitar la TBOteca: la biblioteca rodante de tebeos que proporciona un espacio de lectura y sombra a los visitantes. Varias actividades infantiles precederán a uno de los platos fuertes de la jornada, el taller Cartones para una Orquesta Extraterrestre. En él, se crearán instrumentos electrónicos con materiales reciclados con los que luego se hará un concierto por todo lo alto.

A las 19:00h, tres invitados llevarán a cabo Los indefendibles, un concurso verbal en el que los participantes defienden las que, en su opinión, son la peores obras de la literatura. Competirán la escritora Jimina Sabadú, el crítico cultural Jónatan Sark y el miembro de Canóndromo Abandonado, Julián Génisson.

Todo esto terminará con una exhibición de lucha con sable láser marca de la casa, que cerrará la jornada con un par de hostias a favor del libro independiente.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats