Arranca la nueva generación de consolas: qué podemos esperar del futuro de los videojuegos

En la imagen, de izquierda a derecha: 'The Legend of Zelda: Breath of the Wild 2', 'Spider-Man: Miles Morales' y 'Halo Infinite'

Aproximadamente cada 7 años cambia la manera en la que entendemos los videojuegos. Con cada nueva generación de consolas no solo llegan avances en lo tecnológico, también se abre una nueva la ventana a cómo se crean y consumen estas obras. Por ejemplo, al igual que el Technicolor supuso una revolución en el cine, la era de los 16 bits en los juegos permitió entre otras cosas pasar de 64 a 256 colores en pantalla.

El placer de andar con Arthur Morgan: videojuegos para dejarse llevar, una filosofía que ya conquista grandes producciones

El placer de andar con Arthur Morgan: videojuegos para dejarse llevar, una filosofía que ya conquista grandes producciones

Este jueves llega a Europa la videoconsola PlayStation 5 y, con ella, se puede dar por completada la transición hasta la novena generación de videoconsolas. Al dispositivo de Sony se le une Xbox Series X/S y Switch, que dio el pistoletazo de partida en 2017 a este cambio de ciclo aunque Nintendo, como es habitual, no está alineada ni en tiempos ni en filosofía con lo propuesto por las otras empresas.

Cabe decir que la aparición de nuevas consolas puede llevar a pensar que es necesario cambiar para poder disfrutar de los videojuegos, como cuando nos limitamos a lo que aparece en cartelera o a los estrenos musicales de la semana. Pero no es necesario seguir el ritmo del mercado para disfrutar de la cultura y precisamente es en este instante, el del salto de generación de consolas, cuando muchos aprovechan para hacerse con "viejas" obras más accesibles (y baratas).

Para aquellos que decidan dar el salto, recopilamos qué podemos esperar de cada dispositivo. No nos vamos a detener tanto en detalles técnicos, ya explorados a fondo por páginas especializadas, como en resumir la versión del futuro de los videojuegos que nos propone cada una de las tres consolas. Comencemos.

PlayStation 5

¿Qué ofrece?

Llega en dos versiones: con lector de Blu-ray 4K (499 €) y la versión digital sin unidad óptica (399 €). Ya no es un secreto para nadie que su diseño es bastante peculiar y que, además, es bastante voluminosa. Tanto que será complicado encontrarle un hueco en el salón. Aún así, siempre es preferible esto a que presente problemas de sobrecalentamiento como ya ocurrió con las famosas luces amarillas de PS3. Las primeras unidades de PS5 no han presentado ningún inconveniente más allá de sus dimensiones y eso es una buena señal.

Mención aparte tiene el mando DualSense y una de sus características más alabadas: los gatillos adaptativos situados en su parte trasera. Ahora no son un simple botón, sino que varían su recorrido y presión según lo que estemos haciendo. Por ejemplo, se puede endurecer a medida que tensamos la cuerda de un arco o puede llegar a bloquearse si un arma se ha encasquillado. Esto, junto a la vibración háptica (mucho más inteligente y precisa que la normal), permite trasladar la experiencia desde la pantalla hasta nuestras manos.

¿Qué juegos se esperan?

Sony tiene clara que su principal baza son los exclusivos. Desde que la marca hizo su primera aparición en 1994 ha ofrecido títulos que solo se pueden jugar en esta plataforma, pasando desde el clásico MediEvil hasta el más reciente The Last of Us. Cuentan con estudios propios responsables de sagas que han marcado a varias generaciones, y saben que eso a veces es lo más importante.

PS5 parte con la baza de dos grandes exclusivos: la remasterización de Demon's Souls y Spider-Man: Miles Morales (igualmente disponible para PS4). También está en desarrollo la segunda parte de God of War y Horizon Zero Dawn, aunque también es de esperar que otros estudios dependientes de Sony como Naughty Dog hagan su aparición. El qué será, especialmente tras dejar las sagas de Uncharted y The Last of Us en un punto bastante conclusivo, es toda una incógnita.

Xbox Series X

¿Qué ofrece?

También existen dos modelos: la Xbox Series S (299 €), que a grandes rasgos es la versión "económica" al no tener unidad óptica y estar pensada para juegos a un rendimiento de 1440p a 60 fotogramas por segundo (FPS). Y la Xbox Series X (499 €), que sí cuenta con lector de Blu-ray y mueve títulos a 4K y 60 FPS.

A su favor está un diseño mucho más sobrio y elegante, especialmente la Series S. Esta puede que no sea una mala opción para quienes quieran acercarse a la generación sin hacer un gran desembolso, aunque pensando a largo plazo también puede que se quede desfasada más pronto que su hermana mayor. Se pueden destacar muchas funciones, pero una de las que más ha llamado la atención es la quick resume, que permite tener varios juegos suspendidos (incluso si se apaga el dispositivo) para después iniciarlos rápidamente y sin pantallas de carga de por medio.

¿Qué juegos se esperan?

Si la ventaja de Sony son los exclusivos, la de Xbox es el servicio. Game Pass es lo que podríamos definir como un Netflix de videojuegos que, mediante una suscripción mensual de 9,99 €, nos permite acceder a un amplio catálogo de más de 100 títulos tanto de otros años como recientes lanzamientos.

No es que Microsoft no tenga compañías desarrolladoras, y sirva como ejemplo Obsidian o Ninja Theory, pero habrá que esperar un tiempo hasta que empiecen a dar sus frutos. Quizá el bombazo más inminente pueda llegar de la mano de Bethesda, que fue comprada recientemente 7.500 millones de dólares y es responsable de obras tan marcadas como The Elder Scrolls o Fallout.

Nintendo Switch

¿Qué ofrece?

Como se ha señalado anteriormente, Nintendo maneja sus propios tiempos y juega directamente en otra liga diferente a Sony y Microsoft (que no es mejor ni peor, sino distinta). Poco podemos revelar que no se haya dicho ya de Switch, un híbrido entre portátil y consola de sobremesa al que no le hace falta tener los mejores gráficos ni la tecnología más puntera. Lo que importa es el concepto, y la facilidad para poderla llevar de viaje o a casa de un amigo la convierten en la consola social por excelencia.

Según publicó Bloomberg, se espera que Nintendo actualice su dispositivos en 2021. No hay ninguna confirmación oficial al respecto y los únicos rumores apuntan a que estaría preparada para jugar en resolución 4K, aunque tampoco sería descabellado pensar en otra serie de mejoras a nivel estético como ya ocurrió con Nintendo DS y su revisión posterior, DS Lite.

¿Qué juegos se esperan?

Mario Kart, The Legend of Zelda, Pokémon, Smash Bros… Nintendo es probablemente la compañía con más recorrido y franquicias insignia de las mencionadas, y esa es quizá su principal virtud además de la facilidad que se da para poder encontrar obras independientes más allá de las grandes producciones.

Entre los grandes títulos en desarrollo está la secuela de Breath of the Wild o Metroid Prime 4, aunque tampoco sería extraño que obras como Super Mario Odyssey cuenten con una segunda parte como ya ocurrió con Mario Galaxy en Wii. Tampoco que Game Freak, estudio responsable de Pokémon, empiece a dar pistas de la próxima entrega ahora que han terminado con las expansiones de Espada y Escudo.

Etiquetas
Publicado el
18 de noviembre de 2020 - 22:19 h

Descubre nuestras apps

stats