eldiario.es

9

DESALAMBRE

El Gobierno negocia con Libia devolver a 12 migrantes rescatados por un pesquero de Santa Pola

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana ha asegurado que el Ejecutivo de Sánchez "mantiene negociaciones con el Gobierno libio para que desembarquen en puerto seguro libio"

La ONG Proactiva Open Arms, que les prestó asistencia médica, denuncia que, si finalmente vuelven a Libia, España incumpliría la legislación internacional

"Tienen que ser dejadas en el menor tiempo posible en un lugar seguro, y Libia no lo es", dicen sobre los numerosos abusos documentados contra la población migrante en el país vecino

La intervención del Open Arms el pasado sábado a los rescatados por el pesquero. Foto: Lorenzo D’Agostino

La intervención del Open Arms el pasado sábado a los rescatados por el pesquero. Foto: Lorenzo D’Agostino Imagen cedida

El Ejecutivo de Pedro Sánchez se encuentra "negociando" con las autoridades libias "el desembarco" de un total de 12 personas migrantes rescatadas por el pesquero de Santa Pola (Alicante) 'Nuestra Madre Loreto' –entre las que se encuentran dos menores –, según ha asegurado el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, este lunes.

En declaraciones a los medios de comunicación, Fulgencio ha dicho que el Ejecutivo "mantiene negociaciones con el Gobierno de Libia" para que "desembarquen en puerto seguro libio, que es la zona marítima de rescate que corresponde con la zona donde fueron rescatados estos inmigrantes". El país vecino, sin embargo, no es considerado un puerto seguro por los numerosos abusos documentados contra la población migrante en el país. 

Según han explicado fuentes del pesquero, de bandera española, a eldiario.es, estas 12 personas –de Nigeria, Sudán, Egipto y otros países africanos fueron rescatadas al sur del mar Jónico, a 80 millas de Libia, en la tarde noche del pasado jueves. Los rescatados "al detectar la presencia de un barco libio se lanzaron al mar y eso creó una situación de estrés", ha asegurado este lunes Fulgencio. Los testimonios de personas asistidas en su intento de llegar a Europa coinciden en relatar los abusos que han sufrido en Libia, por lo que son muchos los que temen regresar cuando las patrulleras del país vecino se aproximan al lugar donde se encuentran. 

"Estas personas están bien, curamos algunas heridas y les dimos mantas y comida", comenta Riccardo Gatti, jefe de misión de Proactiva Open Arms, ONG que acudió a prestar ayuda el sábado. Preguntados por las declaraciones del representante del Gobierno, Gatti sostiene desde un puerto de Túnez, donde han tenido que ir a repostar, que "en caso de que se devuelvan a Libia sería un incumplimiento de España de la Convención de Ginebra".

La organización recuerda el artículo 33, por el cual "ningún Estado podrá, por expulsión o devolución, poner en modo alguno a un refugiado en las fronteras de territorios donde su vida o su libertad peligre por causa de su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social, o de sus opiniones políticas".

Además, añade que también incumpliría "todas las convenciones internacionales en materia de rescate que dictan que las personas rescatadas tienen que ser dejadas en el menor tiempo posible en un lugar seguro, y Libia no es un lugar seguro". De momento, se desconoce si finalmente estas personas volverán a pisar suelo libio. Juan Carlos Fulgencio ha concluido su intervención ante los medios de comunicación afirmando que "en las próximas horas podremos tener mejores noticias". 

Libia no es considerado un puerto seguro para desembarcar a migrantes rescatados, tal y como ha reconocido la propia Justicia italiana o la Comisión Europea, y como recuerdan las organizaciones humanitarias cada vez que finalizan una operación de salvamento en aguas del Mediterráneo y se encuentran con el cierre de los puertos de Italia, el lugar seguro más cercano. Distintas organizaciones han denunciado los abusos que sufren las personas que tratan de embarcarse en una patera para llegar a las costas de Europa, entre ellos palizas, extorsión, torturas o violencia sexual.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha