Suspendida la rebaja salarial que empujó a la huelga a los equipos aéreos de Salvamento Marítimo

Algunos de los migrantes que han llegado este miércoles al puerto de Almería, tras ser rescatados por Salvamento Marítimo.

Un mes después del inicio de la huelga convocada por los trabajadores del equipo aéreo de Salvamento Marítimo, la empresa privada subcontratada por Fomento para prestar este servicio público (Babcock) ha decidido suspender de forma temporal la anunciada reducción salarial que empujó a sus empleados a comenzar la protesta a mediados de mayo, cuando las llegadas de pateras a costas españolas suele aumentar. Por el momento, el área dedicada al mantenimiento de la empresa ha desconvocado los paros, mientras que la parte operativa de los trabajadores se limita a paralizarla provisionalmente a la espera de continuar las negociaciones. 

En un comunicado enviado por la empresa a sus empleados, al que ha tenido acceso eldiario.es, Babcock Mission Críticas Services SAU ha anunciado su decisión de suspender la rebaja salarial del 13%. La compañía lo justifica como una forma de "apelar a la responsabilidad de la parte social y los empleados, con el ánimo de promover un clima más favorable a la negociación, una vez queden desconvocadas las huelgas".

El pasado mes de mayo, los equipos aéreos de Salvamento Marítimo convocaron tres paros: uno en el área de mantenimiento, Babcock Fleet, y dos en el área operativa de vuelo, Babcook España MCS. En el caso del servicio de mantenimiento de los servicios aéreos, la empresa acusa a los empleados de poner trabas a la negociación. Según aseguran, las partes "intercambiaron varios borradores de acuerdo" y la empresa estaba dispuesta a firmar los términos propuestos por la parte social hasta en dos ocasiones". Sin embargo, "esta volvía a solicitar nuevas concesiones, haciendo imposible la firma de un acuerdo". 

Asimismo, en cuanto a las negociaciones con los empleados del área operativa de vuelo, la compañía asegura que "los acercamientos a ambos comités de huelga no han tenido respuesta por la parte social". Otra de las razones esgrimidas por la compañía se centra en las complejidades surgidas en el proceso ante la cercanía de las elecciones del comité de empresa de Babcock Mission Critical Servicies España, convocadas para el 2 de julio, dado que "el escenario de representación de los trabajadores es incierto". En esta línea, destacan que "se hace patente la necesidad de esperar a que la representatividad sindical quede organizada tras las elecciones antes de iniciar cualquier actuación".

El anuncio no calma a los empleados

El anuncio, sin embargo, no ha devuelto la tranquilidad a los trabajadores. Desde el Sindicato Libre de Trabajadores Aéreos, la Confederación General del Trabajo (CGT), Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT) explican que "la huelga se suprime, pero no se desconvoca". "Hemos decidido suspender y dejar sin efectos los paros y días de huelga que estaban previstos para lo que queda de mes de junio y la primera semana de julio, pero ahora tenemos que reunirnos de nuevo con la empresa para ver si logramos de verdad un acuerdo que permita la desconvocatoria total de la huelga", indican en un comunicado. 

"No nos fiamos de la empresa. Habrá que ver si de verdad es un acto de buena fe y se traduce en un acuerdo con los empleados pero, a día de hoy, desconfianza total",  apunta Ismael Furió, presidente del Comité de Empresa de CGT en Salvamento Marítimo, el sindicato que representa a la mayoría del personal de los helicópteros. 

No obstante, el grupo de trabajadores dedicados al área operativa de Babcock sí han anunciado el fin de la huelga. "Entramos en huelga por la notificación de la bajada del 13% del salario pero, al retirar la empresa esa modificación sustancial, nuestro objetivo es negociar y trabajar en el convenio ambas partes", confirma David Vicente Escolano, presidente del Comité de Babcock Fleet y de ASETMA, Asociación de Técnicos de Mantenimiento Aeronáuticos. 

Durante este mes, los diferentes sindicatos del persona aéreo de Babcock subcontratado por Salvamento Marítimo han mantenido una reunión con el director de Sasemar, José Luis García Lena. En este encuentro, los trabajadores de las diferentes áreas pidieron a García Lena que actuara de mediador. "Como parte contratante tiene que asumir su parte de responsabilidad", apuntan. 

A través de un comunicado interno, el director de Salvamento Marítimo José Luis Serrano Lerna ha reiterado la necesidad de "llegar a una solución a esta situación". Del mismo modo, ha defendido que "en la última adjudicación de 2018, se realizó un esfuerzo con un incremento económico del 12%".

Las cartas están sobre la mesa de cara al próximo 25 de junio, cuando se reunirán todas las partes. Mientras, Salvamento Marítimo, espera que se garanticen los servicios mínimos al 100%. Babcock confía en un acercamiento con la plantilla porque, según admiten, continúan "en una situación económica de pérdidas que implica la necesidad de adopción de medidas de ahorro, por lo que se continúan analizando desde un punto de vista técnico jurídico las diferentes opciones para garantizar la viabilidad de la empresa". Para ello, "apelan a la responsabilidad de los Comités de Empresa" y al "convenio colectivo". Los representantes sindicales insisten en que "no negociaran sin igualdad de condiciones".

Etiquetas
Publicado el
18 de junio de 2019 - 21:02 h

Descubre nuestras apps

stats