eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

VÍDEO EN DIRECTO El juicio del procés

CCOO y UGT reúnen a 10.000 sindicalistas en Madrid para exigir la reforma laboral: "Hay que pasar de decir a hacer"

Los sindicatos mayoritarios presionan a Pedro Sánchez para que apruebe ya "modificaciones sustanciales" en la reforma laboral del PP de 2012 

Los secretarios generales de ambas organizaciones reclaman al Gobierno que dé un paso adelante en la reforma laboral y de pensiones y obligue al resto de partidos a retratarse

Los sindicatos mandan un mensaje a los "discursos reaccionarios" en materia de género: "La mujer no es una máquina de reproducción", ha dicho Pepe Álvarez al líder del PP, Pablo Casado

Acto de reivindicación de los sindicatos UGT y CCOO en la Caja Mágica de Madrid con 10.000 representantes sindicales para exigir los cambios en la reforma laboral.

Acto de reivindicación de los sindicatos UGT y CCOO en la Caja Mágica de Madrid con 10.000 representantes sindicales para exigir los cambios en la reforma laboral. L.O.

Unos 10.000 sindicalistas concentrados en Madrid, en la Caja Mágica, llamados por las direcciones de los sindicatos CCOO y UGT para presionar al Gobierno de Pedro Sánchez. Los sindicatos mayoritarios llaman al Ejecutivo a pasar a la acción en los cambios de la reforma laboral del PP, en primer lugar, y de las pensiones y otras materias laborales y sociales. "El Gobierno tiene que pasar de decir a hacer", han defendido los secretarios generales de UGT, Pepe Álvarez, y de Comisiones Obreras, Unai Sordo, antes del inicio del acto. 

Con una puesta en escena que ha llevado a las mujeres y las banderas moradas, color de la lucha feminista, a los puestos centrales del pabellón, el acto ha comenzado con la intervención de las secretarias de Organización de CCOO-Madrid y UGT-Madrid, Paloma Vega y Rosa Moreno. Al grito de "ni una menos" y "las queremos vivas", las personas congregadas han reclamado el fin de los asesinatos machistas al inicio de la movilización. 

La conductora del acto, la actriz Virginia Riezu, recordaba entre bromas y las risas de los asistentes el mensaje principal de la jornada: que el Gobierno cumpla con su compromiso de modificar elementos esenciales de la reforma laboral del PP.  "No vamos a esperar a que acabe la legislatura para abordar esta situación", advirtió Álvarez en la convocatoria de esta movilización estatal con CCOO, la primera durante el mandato de Pedro Sánchez.

La jornada de protesta de este viernes supone un frente más de presión para el Ejecutivo socialista, que este fin de semana también afrontará la manifestación convocada por PP, Ciudadanos y Vox en su contra. Los sindicatos mayoritarios han exigido a los líderes políticos "dejar de hablar de banderas y de España" para pasar a centrarse en "los problemas de la gente".  Pepe Álvarez ha precisado que UGT no quiere que el Gobierno se vaya, "nuestra reivindicación es para que se quede y desmonte las reformas del PP".

Con los debates continuos sobre si saldrán o no adelante los Presupuestos y si el Ejecutivo adelantará las elecciones generales, los sindicatos mayoritarios llaman a Pedro Sánchez a que mueva ficha ya ante el riesgo de que la legislatura concluya sin que los compromisos en materia laboral y de pensiones se materialicen. 

UGT y CCOO reclaman la aprobación de cambios en la reforma laboral de 2012 ya preacordados con los sindicatos, como la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, la recuperación de la ultraactividad de los convenios colectivos (su prórroga cuando no se ha acordado uno nuevo) y también el registro obligatorio de la jornada laboral. 

Obligar a los partidos a posicionarse

Aunque las organizaciones sindicales reiteran que la concentración de con representantes de toda España no tiene como destinatario único al Ejecutivo de Sánchez, y apuntan también a la patronal y su actitud en las mesas de negociación, la reforma laboral se erige como el principal foco de la movilización. 

Para las organizaciones sindicales la debilidad parlamentaria del Ejecutivo, con 84 diputados, no es excusa suficiente para que estos compromisos no vean la luz. "Puedes perder la votación de un decreto, pero como no lo lleves te corresponsabilizas de esas reformas", apuntaba recientemente Unai Sordo.

De hecho, el segundo objetivo del acto sindical de este viernes son el resto de fuerzas políticas, han sostenido los líderes de UGT y CCOO. "El resto de partidos tienen que ser conscientes de que si se oponen a las reformas para mejorar la vida de la gente tienen un problema", ha advertido Sordo. Los líderes de ambas organizaciones han reclamado al resto de fuerzas políticas que apoyen la tramitación y el debate de los Presupuestos Generales del Estado, con una mención especial a los partidos catalanes.

La concentración en la Caja Mágica es la foto de una demostración de fuerza, OGT y CCOO la presentan como un aviso de la movilización que espera en los próximos meses. Al Gobierno si no traslada "al BOE" los acuerdos alcanzados, pero también a la patronal si se resiste a cumplir con los pactado en el IV acuerdo estatal de negociación colectiva, en el que se firmaron subidas salariales de hasta el 3% y se comprometieron a que los salarios más bajos recogidos en los convenios colectivos alcanzaran al menos los 1.000 euros mensuales antes de 2020.

Contra los discursos reaccionarios de género

La lucha feminista para combatir la desigualdad de género en el entorno laboral ha centrado gran parte de los discursos de la jornada. La secretaria de Mujeres e Igualdad de CCOO, Elena Blasco, ha reclamado al Gobierno que también salga adelante otro de los compromisos del Ejecutivo socialista, la ley de igualdad retributiva, para combatir la brecha salarial entre hombres y mujeres.

La vicesecretaria general de UGT y secretaria de Igualdad, Cristina Antoñanzas, ha reclamado por su parte que la mesa de Igualdad recién inaugurada (a un mes del 8M) entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos "realmente dé sus frutos". 

Las representantes de Igualdad y los secretarios generales de ambos sindicatos han atacado directamente las palabras de ayer del líder del PP, Pablo Casado, que vinculó el aborto con el futuro de las pensiones. "Si queremos financiar las pensiones y la salud debemos pensar en cómo tener más niños y no en cómo los abortamos", afirmó Casado. 

"La mujer no es una máquina de reproducción", ha criticado Pepe Álvarez, que ha alertado de la emergencia de los discursos reaccionarios de género. "Es escandaloso las barbaridades que se están escuchando", ha denunciado Sordo, que ha preferido no dar demasiado protagonismo a estas manifestaciones para "dejar las guerras banderizas y los relatos populistas" y centrarse en los derechos sociales de la población.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha