Abengoa detecta un desfalco en un fondo de los trabajadores de su filial mexicana

Sede de Abengoa en Madrid.

La multinacional sevillana de ingeniería y energías renovables Abengoa, inmersa desde hace tiempo en una profunda reestructuración para tratar de evitar la quiebra, ha detectado un desfalco en el fondo de los trabajadores de su filial en México que varias fuentes conocedoras de la situación cifran en más de 1,5 millones de dólares (aproximadamente 1,2 millones de euros).

Abengoa reduce su plantilla a la mitad a nivel mundial durante el último año

Abengoa reduce su plantilla a la mitad a nivel mundial durante el último año

A preguntas de eldiario.es sobre este asunto, Abengoa ha declinado hacer comentario alguno, aunque fuentes cercanas a la compañía confirman la existencia de "un problema de orden interno en el que la conducta de ciertos trabajadores no había sido correcta", consistente en la "apropiación indebida de patrimonio" de ese fondo por parte de un número indeterminado de personas que "ya están fuera" de la compañía.

Las mismas fuentes aseguran también, aunque sin concretarlas, que las cantidades sustraídas son "muy inferiores" a los citados 1,5 millones de dólares. Esas fuentes cercanas a Abengoa también afirman que este asunto no está judicializado.

La existencia de este fondo está recogida en la ley mexicana y consiste en retenciones al sueldo de los empleados que se realizan a lo largo de todo el año y que se liquidan y pagan en forma de premio anual al final de cada ejercicio.

Las fuentes conocedoras del caso explican que las irregularidades, que se prolongaron "durante años", fueron detectadas en una auditoría del área de Recursos Humanos, encargada de administrar las aportaciones y promover el ingreso equivalente de la empresa en las cuentas de sus trabajadores.

Fin del concurso

Este desfalco a los trabajadores de Abengoa México se suma a la delicada situación de la filial, inmersa en un proceso de ajuste, ventas de activos y reducción de plantilla para cumplir con los compromisos de los acreedores del grupo español.

La filial azteca, que hace unos días sufrió la retirada del rating por parte de la agencia de calificación de riesgos Moody´s por entender esta que la información financiera que proporciona la empresa es "insuficiente", presentó a finales de 2016 concurso a instancia de uno de sus acreedores (Banco Base).

La empresa dio por superado el procedimiento concursal el pasado martes, cuando informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de la aprobación del convenio suscrito con la mayoría de sus acreedores por parte de la titular del juzgado de Ciudad de México que llevaba el caso.

El pasado junio, Abengoa México presentó el convenio concursal ante el juzgado con el respaldo del 95,7% de los acreedores totales y por el 82,966% de los llamados acreedores comunes: tenedores de bonos, bancos y proveedores. El convenio prevé una reestructuración de la deuda contraída, que se quedará en su valor nominal y está previsto que comience a liquidarse en marzo de 2018. El proceso debería concluir en diciembre de 2021.

Algunas fuentes ponen en duda que Abengoa México pueda hacer frente a los compromisos con sus acreedores por el efecto del concurso, que le ha impedido presentarse a licitaciones en estos meses, y como consecuencia de las dificultades para generar recursos que supondrá la venta de activos como el Proyecto Norte III, una central de ciclo combinado cuya enajenación, según Abengoa, tuvo un impacto positivo de 66 millones de euros en sus resultados del tercer trimestre.

Etiquetas
Publicado el
28 de enero de 2018 - 19:51 h

Descubre nuestras apps

stats