La central nuclear de Almaraz recargará combustible durante el estado de alarma: el Gobierno la considera “esencial”

Detectan una anomalía sin consecuencias en la Central Nuclear de Almaraz

La prórroga del estado de alarma no altera los planes de la central nuclear de Almaraz (Cáceres) para llevar a cabo una recarga rápida de combustible la semana que viene. Con el visto bueno del Gobierno, que considera su actividad “esencial”, la planta ultima esa operación que, según Ecologistas en Acción, supone un “riesgo” en la actual emergencia sanitaria, que ha propiciado que la demanda eléctrica caiga ya cerca de un 30% por el parón de actividad para frenar el coronavirus.

El estado de alarma obliga a aplazar las recargas de combustible de al menos dos centrales nucleares españolas

El estado de alarma obliga a aplazar las recargas de combustible de al menos dos centrales nucleares españolas

El 20 de marzo, seis días después de que el Gobierno decretase el estado de alarma, la dirección de Almaraz informó de que había decidido retrasar el inicio de la recarga número 27 de su Unidad I, inicialmente prevista para el 29 de marzo, “al momento en el que las condiciones socio-sanitarias del país lo permitan”. En su lugar, se llevaría a cabo una parada de menor alcance, solo para reponer el combustible y sin las tareas de mantenimiento preventivo y correctivo que implica una recarga convencional.

Según fuentes de la central, la fecha elegida, el 14 de abril, cuando en teoría ya no iba a estar en vigor el estado de alarma, se mantiene, después de que el sábado Pedro Sánchez confirmase el sábado que dicho estado de alarma se prorrogará hasta al menos el 26 de abril. Almaraz va realizar esa recarga rápida y después, previsiblemente en otoño, volverá a parar de nuevo para una inspección a fondo, según fuentes del sector.

Con ello, la central (cuyo mayor accionista es Iberdrola con el 53%) evitará una parada indefinida una vez se quede sin combustible, con las pérdidas millonarias que ello implica. La recarga rápida, al ser más corta de lo habitual (unas dos semanas), limitará el tiempo de indisponibilidad de la planta y reducirá el riesgo de contagios en una región (Extremadura) que este lunes superaba los 2.000 casos confirmados de COVID-19, con 21 nuevos positivos, la cifra más baja desde que empezó la crisis sanitaria, y un total de 218 muertes.

La recarga exprés va a requerir bastantes menos trabajadores adicionales, solo unos 200, procedentes sobre todo de la Comunidad de Madrid, frente a los más de 1.000 que exige una recarga normal, una operación que obliga a traer de otros países (como Estados Unidos) a profesional altamente especializado que hoy por hoy no puede entrar en España.

Reducción de potencia

Para poder operar hasta mediados de mes, Almaraz ha empezado ya a reducir su potencia con el objetivo de optimizar el combustible que le queda. El viernes, funcionaba al 91,8% de su capacidad y la previsión es llegar a la parada en torno al 85%. Para minimizar el riesgo de contagio, la central opera con una reducción personal del 70%. En ella solo permanece personal considerado esencial. Desde la propietaria se incide en que va a llevar un refuerzo de las medidas de prevención durante la recarga con respecto a las inicialmente previstas.

Según fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica, la recarga rápida se va a llevar a cabo a partir del 16 de abril y se realiza porque es imprescindible para que la central siga funcionando. El ministerio recuerda que la generación de electricidad “es un servicio esencial y por consiguiente la recarga también lo es”, por lo que está exenta de la hibernación de la economía que el Gobierno prevé levantar de forma paulatina en los próximos días para algunos sectores.

“Para llevar a cabo esta recarga reducida, Almaraz ha tenido que enviar una solicitud que recogerá de forma justificada propuestas de exenciones a las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento (ETF), así como a otros requisitos y compromisos previos que no se podrían llevar a cabo”, indica el ministerio. La posibilidad de estas exenciones está prevista en las Órdenes Ministeriales por las que se autoriza la explotación de las centrales nucleares.

En ellas se establece que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) “podrá eximir temporalmente el cumplimiento de algún apartado de los documentos mencionados en el párrafo anterior (en este caso, las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento), informando a la Dirección General de Política Energética y Minas del inicio y de la finalización de la exención”.

Rechazo de Ecologistas

El responsable de Clima y Energía de Ecologistas en Acción, Javier Andaluz, cuestiona que Almaraz sea necesaria en un contexto “de descenso del consumo y sobrecapacidad del sistema”. La demanda eléctrica caía este lunes casi un 30% por el parón de la actividad económica respecto a un día normal, mientras siguen conectándose instalaciones de energías renovables, cuya producción, a diferencia de la nuclear, es intermitente. Este lunes, anunciaba la conexión a la red de la mayor planta fotovoltaica de Europa, Núñez de Balboa (en Usagre, Badajoz), con 500 megavatios (MW) de potencia instalada. 

El responsable de Ecologistas en Acción, que incide en “el riesgo que se asume llevando a gente desde zonas con contagio a otras que no lo tienen”, subraya que “hay muy pocos equipos técnicos” dedicados a la recarga de las nucleares, porque se trata de personal altamente cualificado, y “uno de los problemas que puede haber es que se vayan solapando ciclos de recargas de las centrales”. Ascó, que tenía planificada su recarga para el 18 de abril, la ha retrasado al próximo día 28. En mayo tiene que realizar la suya la central de Trillo (Guadalajara).

Mientras el pleno del CSN abordaba la semana pasada el plan de trabajo para los trabajos sobre el informe de renovación de autorización de explotación de la licencia de Almaraz, que expira este año, la situación de la central extremeña en el actual contexto de crisis sanitaria es seguida con atención al otro lado de la frontera. 

Según contaba hace unos días Expresso, la Agencia Portuguesa de Medio Ambiente “está acompañando de cerca las cuestiones relacionadas con las centrales nucleares en España, y en particular la de Almaraz”, la más cercana a la frontera lusa. El país vecino, sin centrales atómicas en su territorio, contabilizaba este lunes la primera subida de su demanda de electricidad en tres semanas. Portugal contabiliza 311 fallecidos y 11.730 casos confirmados de coronavirus en todo el país.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats