Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El Supremo se contradice para intentar tumbar la amnistía
CRÓNICA | Sánchez abona las deudas pendientes para amarrar el apoyo de ERC a Illa
OPINIÓN | Estese a lo acordado, por Elisa Beni

El Banco de España pone el foco en los márgenes empresariales para frenar la inflación

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en un foro de expansión celebrado en el Parador de Alcalá de Henares.

Daniel Yebra

15

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, celebró este jueves el pacto entre patronal y sindicatos para contener las subidas de salarios porque reduce “el riesgo de una espiral de inflación”. Además, señaló que ahora tiene que producirse otro sobre los márgenes de las empresas (la capacidad de obtener beneficios respecto a sus ventas), según declaró en el IV Foro Internacional de 'Expansión', celebrado en Alcalá de Henares.

Sin embargo, no aclaró en qué consistiría concretamente dicho pacto. Una manera de abordarlo sería favorecer la competencia en precios en los mercados en los que se detecte que está fallando. Otra, diseñando impuestos sobre los beneficios excesivos, de nuevo distinguiendo por sectores y tipos de empresas. Por último, limitando precios, como el que se ha incluido en la nueva Ley de Vivienda en la revisión anual de los alquileres desde 2024.

Sobre las remuneraciones de los trabajadores, Hernández de Cos valora positivamente las cifras que han acordado los agentes sociales para el marco de subidas salariales. “Sobre todo teniendo en cuenta la pérdida de poder adquisitivo en 2022”, recalcó. El pasado ejercicio se ha quedado fuera del pacto, pese al histórico daño a la capacidad de compra de las familias, de cerca de 5 puntos de media, según la OCDE.

Es decir, el acuerdo contempla un aumento de salarios de al menos un 10% hasta 2025 (4% en 2023 y 2024 y 3% en el último año del periodo), con una clausula de revisión de otro 1% cada ejercicio vinculada a la inflación, que el gobernador ve con buenos ojos, porque limita “el riesgo creciente que había hasta ahora de que se produjeran efectos de segunda ronda en las subidas de precios”.

Estos efectos de segunda ronda o la espiral de inflación se refieren a una dinámica en la que las exigencias de incrementos de los sueldos persiguen a la inflación y la retroalimentan. La teoría añade que esta misma espiral la puede provocar el crecimiento de los beneficios de las empresas por la mejora de sus márgenes.

O lo que es lo mismo, por la mejora de la capacidad de las empresas de convertir en ganancias los ingresos, al trasladar la mayor parte del incremento de los costes de producción (energía, materias primas, proveedores...) a los precios de venta, descargando todo el golpe de la inflación a los consumidores. Y sobre esta derivada de la espiral es respecto a la que el gobernador del Banco de España alertó de que es necesario ahora otro pacto que limite el aumento de los márgenes.

En línea con el 'observatorio de márgenes'

Esta postura está en línea con la propuesta del Gobierno de crear un 'observatorio de márgenes' que sirva para tomar medidas “efectivas de política económica y conocer mejor la distribución de las rentas”, según anunció la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, hace ya un mes, sin que hayan transcendido más detalles.

Una de las principales razones que favorece el crecimiento de los márgenes es la falta de competencia o los oligopolios, como es el caso del sector de la energía o de la banca, donde los beneficios se han multiplicado. Por lo que un pacto de márgenes podría centrase en mejorar la competencia en precios. De hecho, para estos dos sectores, el Ejecutivo aprobó un impuesto extraordinario en 2022.

Los márgenes alcanzan niveles pre pandemia

Según recoge el propio Banco de España en su Informe Anual 2022, la contribución reciente a la inflación de los beneficios empresariales “ha sido mayor” que la de los salarios. “En tasa interanual [respecto al año anterior], el crecimiento del EBE unitario [excedente bruto de explotación, que es una forma de medir los beneficios] en 2022 y en el primer trimestre de 2023 ha sido mucho mayor que el de los costes laborales unitarios [los salarios más las cotizaciones]”.

“Con una perspectiva temporal más amplia, dado que al inicio de la pandemia la evolución fue justamente la opuesta, el incremento acumulado entre finales de 2019 y el primer trimestre de 2023 del EBE unitario ha sido solo ligeramente superior al de los costes laborales unitarios”, continúa la institución.

Mientras, “la recuperación de los márgenes empresariales, medidos por el cociente entre el EBE y el valor añadido bruto (VAB) de las sociedades no financieras, ha continuado en los últimos trimestres, hasta alcanzar cotas similares a las previas a la pandemia”, detalla el Banco de España en el mismo informe.

Recientemente, Funcas destacó que el crecimiento de los márgenes empresariales acabará dañando la economía en general si no conlleva más inversión. En 2022, según los datos de la Contabilidad Nacional publicados por el INE (Instituto Nacional de Estadística) que recoge Funcas, los márgenes de las empresas crecieron un 18,8%, mientras que los salarios apenas lo hicieron un 2%.



En 2023, el equipo de analistas de este 'think tank' estima que esta comparación seguirá siendo muy dispar. Un 7,5% de aumento para los márgenes y un 3,4% para las remuneraciones de los trabajadores.

Este reparto desigual del golpe de la crisis de inflación entre las empresas, por su capacidad media de trasladar el incremento de los costes a los precios de ventas, y los salarios, que están sufriendo una histórica pérdida de poder de compra, será un factor negativo para el crecimiento económico “si no viene acompañado de un crecimiento de la inversión”, advirtió Raymond Torres, director de coyuntura y estadística de Funcas.

Este experto añadió que “un desacoplamiento prolongado en el tiempo dañaría la economía”. Aunque recordó que el crecimiento de los márgenes es muy distinto entre sectores. “En la hostelería se están recuperando del shock de la pandemia. En otros hay presiones de la demanda de los consumidores, que se irá debilitando por la normalización del ahorro extraordinario de las familias y el propio golpe de las subidas de precios”, detalló Torres.

Además, diferenció entre industrias expuestas a la competencia internacional, que tienen menos poder para fijar precios, frente a las que “han podido trasladar los costes a los precios de venta, sobre todo en algunos servicios”. Y también en la energía.

Etiquetas
stats