La portada de mañana
Acceder
La segunda ola amenaza con poner a los hospitales en situación "crítica"
11 millones de personas pendientes de un confinamiento perimetral
Se estrella un COVID y mueren 267 personas, por Rosa María Artal

Los empresarios respaldan 'in extremis' la prórroga de los ERTE hasta el 31 de enero

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi

Ha sido complicado, pero finalmente las patronales vuelven a avalar al Gobierno en la prórroga de los ERTE tras arrancar más mejoras en las ayudas a las empresas en las últimas horas. En una negociación 'in extremis' que se ha alargado durante la noche, según ha explicado el líder de la CEOE, Antonio Garamendi, la Seguridad Social ha vuelto a ampliar las exoneraciones en las cuotas que pagan las compañías en los casos de ERTE por rebrote y, finalmente, las patronales han dado su visto bueno a la extensión de los expedientes de regulación temporal de empleo hasta el 31 de enero que aprobará el Consejo de Ministros este martes.

Así lo ha acordado esta mañana el Comité Ejecutivo de la CEOE en la consulta interna que ha celebrado sobre la continuidad de los ERTE vinculados a la pandemia. Tras otra maratoniana reunión, este lunes por la noche los empresarios se levantaron de la mesa del diálogo social con una propuesta de prórroga que había sido mejorada por la Seguridad Social durante el día, pero las patronales insistían en que la consideraban insuficiente.

Las patronales apretaron al Gobierno hasta el último momento para intentar arrancar más ayudas, con el argumento de que el documento que llevaban a la consulta interna de la CEOE no iba a contentar a la organización. Finalmente, el Ejecutivo presentó una última oferta con una ampliación de las exenciones en los casos de ERTE por rebrote en los que las empresas vean limitada su actividad, que es el acuerdo que han avalado las patronales este martes por la mañana.

"Tras un amplio debate", el Comité Ejecutivo ha aceptado "por unanimidad la última propuesta para prorrogar el acuerdo sobre los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), después de intensas negociaciones que se han extendido hasta la primera hora de esta mañana", recoge el comunicado de las patronales. "El texto refleja un acuerdo en el que todas las empresas cuya actividad se está viendo afectada por la crisis del COVID-19 se sienten representadas", añaden los empresarios, que confían en que "este acuerdo permita garantizar la continuidad de la mayor cantidad de empresas y empleos posibles en una coyuntura económica tan adversa y dilatada en el tiempo".

No desciende la cuantía de la prestación por desempleo

Los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, ya eran favorables al acuerdo en las últimas jornadas de negociaciones, tras haber satisfecho varias de sus principales reclamaciones, como mantener la cuantía de la prestación por desempleo en el 70% pasados los seis meses en ERTE (que no se aplicara la reducción al 50%) y conservar también el llamado 'contador a cero' para no reducir el derecho a cobrar paro en futuro.

El Gobierno también ha creado una prestación extraordinaria de desempleo para trabajadores fijos discontinuos sin derecho a paro, así como para otros empleados temporales que al salir de los ERTE no tenían tampoco acceso a la prestación de desempleo y ha flexibilizado la posibilidad de cobrar la prestación por desempleo por ERTE con el trabajo a tiempo parcial en algunos supuestos.

Unai Sordo, secretario general de CCOO, ha valorado "muy positivamente" el acuerdo para ampliar los ERTE, que considera una regulación "muy favorable a los intereses de los trabajadores y trabajadoras". El líder de UGT, Pepe Álvarez, ha trasladado al comienzo de la mañana su confianza en lograr de nuevo este pacto en el diálogo social para que "los ERTE continúen siendo el instrumento que nos permita tener la economía española dormida, a las empresas en plena forma y los trabajadores reservando su puesto de trabajo para cuando baje esta pandemia y en el mejor de los casos desaparezca".

Más ayudas y posibilidad de despedir

En el último tramo de la negociación, la CEOE ha centrado sus esfuerzos en dos cuestiones. Por un lado, ha intentado que se flexibilizaran las opciones de despedir, ya sea en el veto a los despidos objetivos (que se mantiene hasta el 31 de enero) o en la cláusula de mantenimiento del empleo durante seis meses para las empresas que aplicaron un ERTE. Según fuentes del diálogo social, Trabajo no ha cedido en estas cuestiones, que se mantienen en la prórroga que aprobará el Consejo de Ministros.

Por otro lado, el segundo frente de batalla para las patronales ha sido elevar lo máximo posible las exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social que pagan las empresas en ERTE. Esta prórroga aplica por primera vez una diferenciación sectorial en las ayudas a la cotización, de manera que hay empresas que estaban en ERTE hasta el momento y que se prorrogarán sus expedientes con este acuerdo, pero no mantendrán las exenciones en las cuotas si no forman parte de las consideradas "empresas especialmente afectadas por la pandemia". Donde sí se aplicarán las ayudas a las empresas de manera generalizada, en todos los sectores, es en los llamados ERTE por rebrote, en los que las compañías se vean obligadas a cerrar o limitar su actividad por medidas de contención del virus.

Con este doble esquema, la CEOE ha insistido especialmente en los últimos días en elevar las exoneraciones en las cuotas en la modalidad de ERTE por rebrotes, ya que son los que pueden beneficiar a todos los sectores. A la espera de conocer el detalle del documento definitivo que irá a la mesa del Consejo de Ministros, las exoneraciones en casos de rebrotes alcanzan incluso el 100% en algunos casos. En cuanto a las exensiones para las empresas "especialmente afectadas por la pandemia", llegan al 85% en el mejor de los casos, según fuentes del diálogo social.

Etiquetas
Publicado el
29 de septiembre de 2020 - 11:03 h

Descubre nuestras apps

stats