España se suma a la histórica caída de la economía mundial, menor que en Francia o China pero mayor que en Italia y EEUU

España registró el mayor incremento del paro en la UE durante marzo

El PIB español se ha contraído un 5,2% en el primer trimestre de 2020, un desplome que en Europa solo es superado por Francia (5,8%), según los datos estadísticos confirmados hasta el momento. Si la actividad se ha contraído todavía más en el país vecino es por una mayor paralización de la producción, por ejemplo en sectores como la construcción, según los expertos.

Desplome histórico del 5,2% del PIB en el primer trimestre por el impacto de la COVID-19

Desplome histórico del 5,2% del PIB en el primer trimestre por el impacto de la COVID-19

El efecto del coronavirus en los indicadores económicos del primer trimestre del año en los países que van dando a conocer sus datos ha sido demoledor, a pesar de que el impacto sobre los sectores productivos se ha producido en la mayoría de ellos solo en una parte del mes de marzo. Esto hace prever una recesión generalizada cuando salgan los datos del segundo trimestre del año (abril-junio), ya totalmente de lleno en el parón económico sobrevenido por la pandemia, al sumarse dos trimestres seguidos de caídas. Esta recesión técnica ya ha llegado en el caso de Italia y Francia, que habían experimentado bajadas de PIB los tres últimos meses de 2019, antes de llegar el virus del COVID–19.

En el último trimestre de 2019, la economía ya venía ralentizándose en la eurozona, casi estancada en un 0,1%. De hecho, entre las grandes potencias, España fue la que más creció, un 0,5%, seguida de Holanda con un 0,4%.

La bajada del PIB español en un 5,2% en el primer trimestre de 2020 debido a la crisis del coronavirus es el mayor desplome trimestral registrado en la serie histórica del Instituto Nacional de Estadística (INE), que arranca en 1970. Hasta ahora, la mayor caída trimestral del PIB era la del primer trimestre de 2009 (-2,6%). Si se acude a las series pre-estadísticas, hay que remontarse a la Guerra Civil para encontrar un peor dato de decrecimiento económico.

El retroceso en España se ha debido sobre todo a la demanda nacional, que cae 4,3 puntos. Dentro de ella, el gasto de los hogares retrocede un 7,5% intertrimestral. Por su parte, el gasto en consumo final de las Administraciones Públicas presenta un crecimiento del 3,6%, 1,2 puntos más que en el trimestre precedente.

La publicación del Instituto Nacional de Estadística ha coincidido en el tiempo con la del PIB francés, que ha sufrido un desplome aún mayor (5,8%). El motivo por el que la economía francesa se ha contraído más que la española, según el economista de Oxford Economics Ángel Talavera, podría ser que algunas medidas de confinamiento han sido mayores en el país vecino, y por ejemplo la construcción ha parado completamente por decisión del sector, mientras que en España solo lo hizo durante la semana previa y la propia Semana Santa. Francia ya había caído un 0,1% en el último trimestre de 2019.

Como en España y otros países, en Francia "la evolución negativa del PIB en el primer trimestre está principalmente ligada al cierre de actividades no esenciales en el contexto de la implementación del confinamiento desde mediados de marzo", explicó su instituto estadístico. Durante el primer trimestre de 2020, el gasto de los hogares registró una caída del 6,1%, mientras que la formación bruta de capital fijo bajó un 11,8%. En total, la demanda doméstica, excluyendo cambios en los inventarios, contribuyó a una caída de 6,6 puntos porcentuales del PIB.

Esta misma lógica, la de que a mayor confinamiento mayor caída de la economía, también se puede aplicar al hecho de que en Bélgica haya retrocedido algo menos (3,9%), recalca Talavera. Corrigiendo la estacionalidad, las primeras estimaciones apuntan que en Bélgica la caída trimestral fue del 3,5% en la industria, del 6,6% en la construcción y del 3,6% en los servicios. Sus medidas de confinamiento son menos estrictas que en otros países similares, y aunque el Gobierno pide a sus habitantes que se queden en casa les permite salir a hacer ejercicio, manteniendo una distancia de seguridad de metro y medio, y permanecen abiertos más tipos de comercio.

Otro de los analistas de Oxford Economics, Oliver Rakau, ha señalado en Twitter que "es probable que el primer trimestre de 2020 muestre la mayor dispersión en las tasas de crecimiento del PIB trimestral en la historia, ya que el momento y la gravedad de los confinamientos determinan el impacto económico".

Sin embargo, la caída del PIB italiano conocida unas horas después, del 4,7%, ha venido a romper esa lógica. Pese a que entran en recesión (en el último trimestre de 2019 su PIB ya cayó el 0,3%), el retroceso ahora no ha sido tan grave como se esperaba (de hecho Rakau hablaba de la posibilidad de un 8%, siguiendo el razonamiento del confinamiento más severo).

"Ha sorprendido, todo el mundo esperaba que Italia tendría la caída más grande por tener el confinamiento más largo, aunque teniendo en cuenta los problemas de recolección de datos, es difícil predecir cual va a ser la revisión final", señala Talavera.

En Alemania aún no ha salido el dato estadístico del primer trimestre, pero su gobierno ha adelantado que esperan la "peor recesión" de su historia, con una caída prevista de su producto interior bruto del 6,3%. No obstante, algunos analistas creen que será menor, también a la vista de las cifras preliminares de la eurozona, que por el momento apuntan a una bajada del 3,8% en los países de la moneda única.

Fuera de Europa, la economía estadounidense se contrajo a un ritmo anual del 4,8% en el primer trimestre de 2020 por los efectos de la pandemia del nuevo coronavirus. El gasto de los consumidores, que en EEUU representa casi dos tercios de la actividad económica, se redujo un 7,6%, el mayor descenso en este indicador desde 1980.

Se trata de la mayor caída desde el último trimestre de 2008, con el estallido de crisis financiera que provocó la Gran Recesión, en el que la economía se redujo a una tasa anual del 8,4%.

Por su parte, en China, donde la crisis comenzó antes, el impacto de la crisis del coronavirus sobre la economía provocó su primera bajada del PIB en más de cuatro décadas, hasta el 6,8%, aunque los analistas ven en algunos datos de marzo el inicio de una recuperación que, no obstante, será más lenta que la caída, informa EFE.

La producción industrial cayó un 8,4% interanual en el trimestre, con el sector manufacturero llevándose la peor parte (–10,2%) y más impacto para las empresas privadas que para las estatales. Peor aún fue la caída de las ventas al por menor, pilar del consumo –sobre el que Pekín quiere cimentar el nuevo modelo económico chino y que será clave en la recuperación poscoronavirus–, del 19%.

De cumplirse las previsiones del FMI, en 2020 la economía mundial se desplomará un 3% en 2020 debido al impacto del coronavirus, lastrada principalmente por la significativa contracción en EEUU, del 5,9 %, y el abrupto frenazo de China, que apenas crecerá el 1,2%. En el caso de España, prevén una caída del 8% del PIB y una subida del paro hasta el 20,8%.

El Gobierno remitirá este jueves a Bruselas el Programa de Estabilidad 2020-2023, junto al Plan Nacional de Reformas, e incluirá la actualización del cuadro macroeconómico con una importante revisión de las previsiones por el impacto de la crisis sanitaria del COVID-19, así como las medidas proyectadas por el Ejecutivo para paliar los efectos de la crisis a unos días del inicio de la desescalada del confinamiento.

Etiquetas
Publicado el
30 de abril de 2020 - 15:13 h

Descubre nuestras apps

stats