Cómo y cuándo pedir la moratoria de pago de hipoteca por la crisis del coronavirus para viviendas y locales

La compra de viviendas bajó un 2,6 % en enero, sobre todo la de obra nueva

El Gobierno ha aprobado la moratoria del pago de hipotecas para colectivos vulnerables. Inicialmente se aprobó para un mes y para vivienda habitual y después se ha ampliado a tres meses y a locales y oficinas de autónomos, así como a propietarios de vivienda que sufran impagos de alquiler. Las cuotas suspendidas no se abonan al banco al finalizar la suspensión, sino que todos los pagos restantes se posponen por idéntico periodo (es decir, se alarga la hipoteca los meses suspendidos).

La letra pequeña del decreto con medidas laborales, moratoria de hipotecas y prohibición de cortes de luz y gas

La letra pequeña del decreto con medidas laborales, moratoria de hipotecas y prohibición de cortes de luz y gas

¿Quién lo puede pedir? ¿Qué se entiende por colectivos vulnerables por la crisis del COVID-19?

Los potenciales beneficiarios deben cumplir los cuatro siguientes requisitos:

-Personas que queden en paro o que sufran una pérdida sustancial de sus ingresos o ventas en caso de ser empresarios (al menos un 40%).

-El conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no puede superar, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria, el límite de tres veces el IPREM (1.613 euros) aunque hay circunstancias, como tener hijos a cargo, la edad o grado de discapacidad, que aumentan el límite.)

-Además, la cuota hipotecaria, más los gastos y suministros básicos, tiene que ser superior o igual al 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.

-Se entenderá también que se ha producido una alteración significativa de las circunstancias económicas cuando el esfuerzo que represente la carga hipotecaria sobre la renta familiar se haya multiplicado por al menos 1,3.

¿Cómo demuestro una situación de vulnerabilidad?

En un primer momento, debía presentarse una ingente documentación. En un posterior decreto se suavizó este requisito: se adapta la acreditación de vulnerabilidad a la situación derivada del estado de alarma, y es suficiente una declaración responsable del beneficiario sobre su situación.

Más adelante deberá justificarlo documentalmente con el certificado de desempleo, o de cese de actividad en el caso de autónomos.

Para las situaciones familiares especiales deberá aportarse libro de familia y certificado de empadronamiento, o declaración de discapacidad, en su caso.

También ha de demostrarse la titularidad de los bienes con nota simple o escritura de compra-venta.

¿Cuándo lo puedo pedir?

La moratoria de vivienda se ha podido pedir desde el jueves 19 de marzo hasta quince días después del fin de la vigencia del real decreto-ley. La de locales comerciales aún no tiene fecha ya que no se ha publicado el decreto en el BOE, algo que probablemente ocurra mañana día 1 de abril.

Una vez solicitada, el banco debe implementar la moratoria (si se cumplen los requisitos) en un máximo de 15 días.

¿A qué pagos afecta?

Durante el periodo de vigencia de la moratoria, la entidad acreedora no podrá exigir el pago de la cuota hipotecaria, ni de ninguno de los conceptos que la integran (amortización del capital o pago de intereses), ni íntegramente, ni en un porcentaje. Tampoco se devengarán intereses.

¿Están obligadas las entidades a facilitar que se pida de manera telemática o telefónica?

Nada dice al respecto el decreto, aunque fuentes gubernamentales recalcan que prácticamente todos los trámites bancarios se pueden hacer a distancia. En todo caso, la Asociación de Usuarios Financieros (ASUFIN) ha reclamado a las entidades financieras que agilicen la tramitación de la moratoria hipotecaria y que faciliten que todos los trámites puedan ser online, con canales telemáticos y telefónicos de atención a los clientes, "teniendo en cuenta las excepcionales circunstancias que vivimos a consecuencia de la emergencia sanitaria".

"La experiencia que tiene la asociación de la aplicación del Código de Buenas Prácticas, que se implantó en 2012 para facilitar el pago y la reestructuración de clientes en situaciones complicadas, es negativa: su tramitación es muchas veces excesivamente burocrática y farragosa", alertan.

Etiquetas
Publicado el
18 de marzo de 2020 - 18:50 h

Descubre nuestras apps

stats