Ribera avisa de que la inversión planteada en megaplantas renovables multiplica por 10 el objetivo hasta 2030

La vicepresidenta cuarta conversa con la presidenta de Efe, Gabriela Cañas, este miércoles en el Instituto Cervantes, en Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha advertido este miércoles de que hay ya planteadas inversiones en grandes instalaciones de energías renovables en España que multiplican por diez los objetivos planteados para estas fuentes en la próxima década.

“En este momento probablemente se está manejando un volumen de inversión en grandes plantas que multiplica por diez nuestro objetivo de implantación de energías renovables de aquí a 2030”. Un dato “sorprendente” que indica “que hay mucho interés” pero que también ha generado una “señal de alarma” y una “preocupación ambiental” allí donde se han anunciado esas inversiones, ha dicho Ribera.

Durante un debate sobre los fondos europeos con la presidenta de EFE, Gabriela Cañas, organizado por la agencia de noticias y KPMG en la sede del Instituto Cervantes, la vicepresidenta ha señalado que “no necesariamente” todo ese volumen de inversiones se va a desarrollar y ha asegurado que el Ejecutivo “va a velar por que las cosas se hagan bien”.

Transformar el sistema energético probablemente “no es posible” basándose solo en instalar placas solares sobre los techos de los edificios y en polígonos industriales, y hay que “encontrar el equilibrio”, sin que esto signifique “que no se puede hacer nada en ningún sitio”.

Ha puesto el ejemplo la "preocupación" del Gobierno respecto a Catalunya, donde ERC y CUP han pactado una moratoria a las renovables en sus negociaciones para formar gobierno en un territorio que, ha recordado Ribera, “lleva mucho tiempo sin desarrollo real y sin crecimiento real de su potencia renovable” y está “muy por debajo” con respecto a la media de España y si se tiene en cuenta su PIB y su población. Algo que “quizá no es razonable” si a la vez se quiere “más ambición climática”.

Ribera ha vuelto a rechazar la idea de que una compañía eléctrica estatal pueda contribuir a la transición energética. Respecto a la opa parcial del fondo australiano IFM sobre Naturgy, que el Gobierno tiene pendiente autorizar, ha reiterado que “hay que velar por que si hay una entrada de un inversor externo sea con el cumplimiento de todas las garantías para evitar que se produzcan situaciones no convenientes para la economía y el sector”.

Es “importante entender cuáles son las reglas del juego en una de las empresas más significativas para el sector energético español”, con un “papel relevante” en el mercado del gas.

Etiquetas
Publicado el
28 de abril de 2021 - 11:13 h

Descubre nuestras apps

stats