Los sindicatos de Telefónica preparan movilizaciones en Madrid ante la "incertidumbre" por la reorganización

Fachada de la sede corporativa de Telefónica, en Madrid.

El Comité de Empresa de Telefónica en Madrid debatirá este viernes una propuesta de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO para convocar a la plantilla de la multinacional a una concentración en su sede en el Distrito T, la primera de una serie de movilizaciones para denunciar la "incertidumbre" que, según fuentes sindicales, ha generado la reestructuración societaria que anunció la compañía el pasado 27 de noviembre con el objetivo de relanzar sus ingresos.

Telefónica lanza un plan de acción centrado en Europa y Brasil y una nueva estructura para impulsar sus ingresos

Telefónica lanza un plan de acción centrado en Europa y Brasil y una nueva estructura para impulsar sus ingresos

Las mismas fuentes apuntan que la convocatoria de esta concentración, que se llevaría a cabo el próximo 13 de febrero a las 10:30 horas y ya ha sido comunicada a la Delegación del Gobierno en Madrid, llegaría después de que el pasado 24 de enero el Comité de Empresa de Telefónica Madrid denunciase a la multinacional ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social por no informar sobre los efectos que tendrá esa reestructuración.

La denuncia ante Trabajo se fundamenta en que, según los representantes sindicales, la compañía "vulnera los derechos de los trabajadores y de sus representantes legales" al no haber proporcionado información sobre los efectos de esa reorganización, pese a la petición expresa de los representantes de los trabajadores.

El escrito de denuncia, al que ha tenido acceso eldiario.es, solicita a la Inspección que "incoe expediente sancionador a la empresa si procede" después de que el 19 de diciembre, ante "la incertidumbre que los rumores sobre la posible externalización de la actividad en diferentes unidades hacia las nuevas empresas estaban generando en la plantilla", el comité se dirigiera a la dirección de Telefónica "exigiendo, en virtud de los derechos de información y consulta que nos confiere el Artículo 64" del Estatuto de los Trabajadores, "ser informados y consultados en los términos establecidos, trasladando de antemano a la empresa nuestro más firme rechazo a la implantación de cualquier medida destinada a segregar o externalizar la actividad". 

"A día de hoy, seguimos sin recibir la información solicitada", dice la denuncia, que recuerda que el 27 de noviembre "la prensa económica de nuestro país se hacía eco de lo que por parte de la dirección de Telefónica se calificaba como una profunda reestructuración organizativa que nuestro presidente, José María Álvarez-Pallete, en una carta dirigida a la plantilla y a lo que denominaba los grupos de interés de Telefónica, definía como LA NUEVA TELEFÓNICA".

"En ese escrito el presidente informaba de la creación de las que entendemos serán nuevas filiales de esa nueva Telefónica: operadoras, Telefónica Tech y Telefónica Infra", continúa la denuncia, con el "supuesto objetivo" de eliminar "algunas duplicidades existentes con las estructuras de los países y reduciendo la complejidad". El comité recuerda que el anuncio incluía un "ambicioso plan" para la "simplificación y digitalización de las operaciones, apostando por reducir la complejidad, mejorar la eficiencia y alcanzar la excelencia operativa"".

"En paralelo a esto, responsables de nuestra empresa comenzaron a dirigirse a las personas trabajadoras a su cargo exigiéndoles en unos casos que actualizaran y les enviaran sus currículums, y en otros casos exigiendo que les indicaran sus salarios, si perciben ayudas escolares y las personas beneficiarias de sus seguros", añade la denuncia.

La propuesta de concentración que se debatirá el viernes se justifica, según fuentes sindicales, por el temor a que el anuncio de la creación de las nuevas filiales Tech, encargada de los negocios de ciberseguridad, big data e internet de las cosas, e Infra, que agrupará las infraestructuras, esconda un deterioro "encubierto" de las condiciones laborales de los empleados que serán trasladados a esas unidades de nueva creación. Fuentes de Telefónica se limitan a señalar que la empresa está abierta a negociaciones con la representación de los trabajadores.

Sin información

CCOO, que promovió la petición de información a la empresa, ya explicó en una nota interna remitida a la plantilla antes de Navidad que con esa solicitud, que no ha sido respondida, el comité buscaba poner fin a "la incertidumbre generada con ese escrito" que Pallete había remitido a los trabajadores "sin concretar las repercusiones" que "esa nueva estructura societaria podría tener en la actividad y/o empleo de nuestra empresa". 

Respecto a la petición de información sobre retribuciones y beneficios sociales por parte de algunos responsables de la compañía, CCOO aseguró entonces que "obviamente esta solicitud de información no procede", puesto que "ya conoce la empresa de sobra nuestro salario". El sindicato exigió entonces "el cese de esas prácticas" y recordó "la imposibilidad por convenio colectivo de externalizar trabajadores de manera forzosa a otras empresas del grupo".

El plan anunciado en noviembre para iniciar "una nueva era" en Telefónica pasa por centrar los esfuerzos de la compañía en los "mercados clave de España, Brasil, Reino Unido y Alemania", creando un "spin-off" operativo de su negocio en Hispanoamérica de cara a una posible venta, la creación de las nuevas filiales Telefonica Tech y Telefónica Infra y la "redefinición del centro corporativo de la compañía".

La presentación del plan no ha servido para revertir el declive de la cotización de las acciones de Telefónica, que ha retrocedido más de un 4% desde entonces, hasta el entorno de los 6,2 euros, aunque está por encima del mínimo que marcó el pasado agosto. Entonces, los títulos del gigante de las telecomunicaciones tocaron su nivel más bajo en 22 años: 5,94 euros por acción y una capitalización de 30.830 millones.

Etiquetas
Publicado el
4 de febrero de 2020 - 21:41 h

Descubre nuestras apps

stats