Banco Santander se moviliza para atender las necesidades financieras en las zonas rurales

Hombre en el campo

La carencia de servicios financieros en el mundo rural es una consecuencia más del proceso de reducción demográfica -la llamada España vaciada- y el envejecimiento de la población que viven algunas zonas de nuestro país. Una situación que supone un reto para la prestación de servicios básicos en general, entre ellos los servicios financieros. 

A pesar de que en España más del 95% de la población tiene una cuenta corriente (lo que se considera un grado de inclusión financiera prácticamente universal) y que la red de oficinas es muy superior a la media europea (511 por cada millón de habitantes frente a 318), la ausencia de sucursales bancarias en algunas poblaciones puede convertirse en una amenaza. El problema crece a medida que se reduce el número de habitantes: los pueblos con menos de 500 personas concentran el 85% de los municipios sin sucursal. 

La era de la digitalización ha impulsado una transformación irreversible en el modelo de negocio financiero y un cambio radical en la relación banco-cliente. Y aunque no hay duda de que la banca digital es una herramienta de inclusión, también genera algunos desequilibrios que el sector financiero está dispuesto a paliar. El objetivo es buscar canales alternativos que permitan llevar la actividad bancaria a las áreas más despobladas y garantizar que los clientes, estén donde estén, cuenten con la atención necesaria para sus actividades del día a día. 

Un ejemplo de este compromiso es Banco Santander, que ha puesto en marcha diferentes alternativas y alianzas para poder desplegar sus distintos servicios por todos los rincones de España. La entidad cuenta desde hace tiempo con programas de educación financiera y ha hecho un gran esfuerzo por acompañar a los clientes en el proceso de digitalización, con una red de cerca de 1.000 gestores digitales que atienden en remoto con las mismas funciones y calidad que una oficina. Pero, además, este año ha tomado la delantera con la firma de acuerdos con compañías como Correos, Mapfre o Prosegur para llegar a aquellos municipios donde el banco no tiene presencia física.

La alianza sellada con Correos permite al Santander aprovechar la capilaridad del principal operador de envíos postales para que los clientes puedan ingresar y retirar dinero en efectivo a través de 2.393 oficinas y 2.282 puntos de atención rural. Esto supone que el banco lleva sus servicios financieros básicos a 1.500 municipios más. Además, los carteros pueden entregar dinero en cualquier domicilio, un servicio gratuito en aquellas plazas donde la entidad no tiene oficina. El acceso es muy sencillo: esta opción aparece integrada en la aplicación para móvil del banco en el caso de los clientes que la utilicen; el resto solo necesita una tarjeta bancaria de Santander y el DNI para poder realizar este tipo de operaciones desde cualquier oficina de Correos. “En el 75% de los municipios con menos de 1.000 habitantes donde el banco no está presente existe un punto de atención de Correos, lo que permite a Santander llegar al 66% de la población que hasta ahora no disponía de un servicio de efectivo en su municipio”, destaca la entidad. 

También ha alcanzado un acuerdo con Prosegur para que los negocios, en especial los pequeños comercios de las zonas rurales de España (bares, farmacias, supermercados…), puedan gestionar el dinero en efectivo recaudado en las ventas del día a día. Una operativa que no puede cubrirse en las localidades que no disponen de sucursales y que tampoco ofrece la banca digital. Cash Today es la primera solución digital para la gestión integral del efectivo en el punto de venta. Funciona como una ‘caja fuerte’ virtual e inteligente que facilita el abono inmediato en cuenta del efectivo recaudado en los negocios -igual que sucede con los cobros en tarjeta- con total seguridad y de forma personalizada y sencilla, ahorrando además tiempo y esfuerzo. 

A través de una plataforma online, el usuario visualiza en tiempo real todos los movimientos realizados en su dispositivo Cash Today. Prosegur Cash se responsabiliza de recoger el efectivo almacenado y entregar el cambio, si fuera necesario. La compañía también pone a disposición de los clientes un servicio exclusivo para la atención y resolución de incidencias y consultas.

A estos acuerdos se suma la red de 3.000 oficinas de Mapfre, compañía con la que Banco Santander amplió en abril su acuerdo comercial para llegar a más clientes y ampliar su ámbito de actuación. Cada punto de venta de la aseguradora tiene asignada una oficina tutora del Santander. Desde ahí se ofrecen desde cuentas corrientes, tarjetas o créditos, hasta productos ara empresas como TPV, avales o leasing, e incluso servicios más específicos para el negocio internacional o el descuento comercial.

Etiquetas
Publicado el
20 de mayo de 2021 - 05:00 h

Descubre nuestras apps

stats