Igeldo deja de ser 'independiente'

391 vecinos de Igeldo votaron a favor de la segregación.

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha estimado el recurso del Ayuntamiento de San Sebastián contra la desanexión de Igeldo, un barrio de la capital guipuzcoana. Así, ha dejado sin efecto el decreto de la Diputación que en su momento declaró la segregación de este barrio donostiarra cuando la institución foral era gobernada por Bildu, la pasada legislatura. El tribunal considera que no se ajusta a derecho el decreto foral que estableció la segregación de Igeldo y su constitución como nuevo municipio. En abril de 2014 ya declaró la suspensión cautelar de la segregación, lo que permitió que Igeldo siguiera siendo un barrio de la capital guipuzcoana.

El Boletín Oficial de Gipuzkoa publica la desanexión de Igeldo

El Boletín Oficial de Gipuzkoa publica la desanexión de Igeldo

Se da la particularidad, de que el mismo Tribunal Superior de Justicia avaló la legalidad de la consulta popular impulsada por la Diputación entonces gobernada por Bildu para conocer la opinión de los vecinos sobre la segregación y que fue celebrada en noviembre de 2013. En aquella ocasión, los jueces reconocieron la competencia foral para hacer consultas dentro de su ámbito siempre que no tuvieran carácter "referendario", vinculante.

Ahora, la nueva sentencia explica que el decreto foral favorable a la segregación de Igeldo no tuvo en cuenta el requisito de que los municipios resultantes de la desanexión cuenten con "una población superior a 2.500 habitantes de derecho", una "objeción" que, según el Superior resulta "determinante" en este caso.

No obstante, el tribunal rechaza también el argumento del decreto foral que asumió la "voluntad de los vecinos de Igeldo" expresada en las consultas de noviembre de 2013 y de 1995 como un "motivo de interés público" suficiente para la segregación.

Carácter no vinculante

La sentencia incide también en el carácter "no vinculante" de las consultas de este tipo e insiste en el hecho de que la participación vecinal en actos como este "no se corresponde con la manifestación de una voluntad política determinante" como recoge el decreto de la Diputación. El voto favorable a la desanexión de Igeldo concitó 391 sufragios, frente a 883 vecinos con derecho a emitirlo, "lo que no alcanza el criterio de mayorías absolutas de vecinos" requerido.

La sentencia no es firme, es decir, que contra su fallo se puede interponer un recurso de casación ante el Tribunal Supremo. Pero la Diputación de Gipuzkoa, gobernada ahora por PNV y PSE, ya ha anunciado que no recurrirá.

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha asegurado que la sentencia era "la única respuesta posible que podían ofrecer los tribunales a un proceso que fue irregular y fraudulento".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats