La portada de mañana
Acceder
PSOE y PP afrontan empatados el nuevo ciclo electoral con Vox en el 19%
El desafío de poner la tercera dosis a la población sana y joven
OPINIÓN | Pablo Casado os da las gracias, por Antón Losada

La mortalidad de la COVID-19 vuelve a crecer en Euskadi, que ya supera los 4.000 fallecidos durante la pandemia

Camas preparadas para ampliar la UCI en el hospital de Txagorritxu

La mortalidad de la COVID-19 ha vuelto a crecer en Euskadi en la semana del 22 al 28 de marzo. Tras el oasis del 19 de marzo, la única jornada sin fallecidos en más de medio año, se han vuelto a registrar entre uno y nueve decesos por jornada, 43 en total aunque el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) no considera que diez de ellos tengan el Sars-Cov-2 como causante directo a pesar de estar incluidos en las estadísticas. Las muertes totales ya superan las 4.000, 4.020 en concreto. Representan el 2,35% de los 170.764 casos totales registrados hasta la fecha tras la notificación de 631 en las últimas 24 horas, el peor dato desde principios de febrero y que sitúa la tasa de incidencia acumulada a 14 días por cada 100.000 habitantes al borde de saltar de alerta amarilla a naranja, con 292,86.

Euskadi abrirá dos 'vacunódromos' en Bilbao y Vitoria para acelerar el proceso de inmunización contra la COVID-19

Euskadi abrirá dos 'vacunódromos' en Bilbao y Vitoria para acelerar el proceso de inmunización contra la COVID-19

Estas cifras encierran un claro repunte de la positividad (infectados en relación a las pruebas realizadas), que sube hasta el 7,7%, mientras que el R0 (casos que origina cada positivo) continúa claramente por encima de 1 (1,14 de media en Euskadi, aunque en Gipuzkoa se dispara hasta 1,24). Por territorios, los últimos casos se reparten en 297 en Bizkaia, 210 en Gipuzkoa y 118 en Álava, seis o de otras comunidades autónomas o sin residencia conocida. La tasa de Álava y muy particularmente la de Vitoria se aproximan ya al umbral de 400, el nuevo marcador fijado como de máximo riesgo y en el que se aplicarían medidas adicionales como la limitación de apertura del interior de la hostelería a horario de desayunos y comidas o confinamientos perimetrales. Otra localidad que ha pasado a nivel rojo de alerta es Arrasate-Mondragon, en Gipuzkoa. Se da la circunstancia de que la única localidad de más de 5.000 habitantes en nivel óptimo (tasa por debajo de 60) es Aretxabaleta, su pueblo vecino.

Por edades, la incidencia continúa siendo muy dispar. Entre los mayores de 65 años la tasa es inferior a 200 -la vacunación hace que baje incluso un poco más entre los mayores de 80 años- pero es superior a 400 entre los adolescentes. En la última semana ha continuado el descenso de los hospitalizados de más edad. De 84 años en adelante solamente representan el 12,6% del total de ingresos, cuando llegaron a superar el 20% en la anterior ola. Son 357 las personas hospitalizadas, cuando eran 324 hace una semana. De ellas, 84 están en la UCI, tres más que en ese momento. En las últimas 24 horas han sido 39 las personas con COVID-19 que han precisado ser internadas en un centro sanitario.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats