Vitoria adelanta a noviembre la Navidad pero recorta las luces como Bilbao y Donostia para ahorrar energía

Primeras luces de Navidad en el centro de Vitoria a las 18.00 horas

Mientras las marquesinas de los autobuses llevan semanas tentando con viajes a Vigo y ahora también a Bilbao, Vitoria ha sido este sábado a las 18.00 horas la primera ciudad vasca en encender la iluminación navideña. Sin acabar noviembre, la teniente de alcalde, Maider Etxeberria, y la diputada foral Cristina González, ambas del partido de Abel Caballero, han presidido un pequeño acto en la Virgen Blanca al que se han acercado dos centenares de personas, que han prorrumpido en aplausos cuando el pino gigante instalado en la plaza ha empezado con sus juegos de luces y villancicos y ha anunciado, muy tempranamente, un feliz 2023. No ha habido botón gigante pero sí algunas bandas musicales recorriendo las calles y aroma de los castañeros.

Wynton Marsalis vuelve a Vitoria para ofrecer un poco más de jazz en memoria de Iñaki Añúa

Wynton Marsalis vuelve a Vitoria para ofrecer un poco más de jazz en memoria de Iñaki Añúa

No es un año cualquiera para la iluminación de Navidad. La de este año es la primera en normalidad tras dos años anteriores marcados por restricciones a causa de la COVID-19. Y, sobre todo, es un año condicionado por la crisis y la carestía energética. Vitoria tendrá esta Navidad 1.024.902 bombillas repartidas en cuarenta calles y plazas. Son 271 arcos, 210 árboles engalanados y 137 “figuras”. Se empezó a montar esta decoración el 13 de octubre, a dos meses y once días de Nochebuena. “El alumbrado dará un toque de alegría y optimismo a nuestras calles en unas fechas muy especiales”, explicó en la presentación de este operativo Etxeberria, aunque puntualizó que toca también ser “responsables”.

Con la premisa de “ahorrar energía sin perder el espíritu navideño”, se ha decretado una iluminación de cuatro horas diarias, de 18.00 a 22.00 horas. Las excepciones serán Nochebuena, Nochevieja y la noche de los Reyes Magos, con una ampliación hasta la una de la madrugada. No es un tema menor el de la energía para Vitoria. En 2023, se prevé un coste de 13,06 millones de euros en la iluminación ordinaria, que es un 60% que lo que se pagó en 2021 y el doble de lo que paga Bilbao, que tiene menos extensión pero más población. En Navidad, eso sí, Vitoria es la más austera. Invierte 140.250 euros por 200.000 euros de Bilbao y 410.729 de Donostia. Eso es el coste de la instalación. En uso, Bilbao calculó una minuta de unos 3.000 euros.

Esta ciudad encenderá la Navidad el 30 de noviembre. Supone una semana menos de lo habitual, ya que estira mes y medio la campaña. El retraso se justificó por la necesidad de ahorro energético. También se limitará el horario de 18.00 a 22.00 horas. Como Vitoria, la capital de Bizkaia esgrime que “absolutamente todas las luces y elementos decorativos que el Ayuntamiento coloca con motivo de la Navidad en la ciudad son led, es decir, eficientes”.

En el caso de Donostia, lucirá este año como “capital europea de la Navidad”, una condecoración que recibió en verano al igual que Génova, en Italia. “Es un reconocimiento que acogemos con orgullo y del que haremos gala cuando lleguen las fechas”, prometió entonces Eneko Goia, el primer edil. Pero la crisis energética ha hecho retrasar también una semana la inauguración de la temporada. Se iniciará el 2 de diciembre, la más tardía de las capitales vascas. Las luces funcionarán también una hora menos, de 17.45 a 22.00 horas en días normales. Eso sí, el estreno contará con una marioneta gigante y con uno de los entretenimientos predilectos de la ciudad, fuegos artificiales.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats