La empresa de ambulancias Ambuvital anuncia acciones penales contra USO y su coordinador regional

interior de una ambulancia

La empresa Ambuvital, adjudicataria del servicio de transporte sanitario en Extremadura, emprenderá acciones penales contra el coordinador regional de la Federación de Servicios de USO, Víctor Arnelas, y contra este sindicato por “venir injuriando y calumniando a esta empresa sin fundamento alguno”. 

Asimismo, iniciará estas actuaciones por haber puesto “en riesgo” el servicio de transporte sanitario terrestre en Extremadura con sus “temerarias actuaciones”, según ha anunciado este martes. 

En una nota, ha recordado que la Comisión Jurídica de Extremadura desestimó el pasado 7 de septiembre el recurso especial en materia de contratación interpuesto por Arnelas, en nombre y representación de USO, contra la resolución por la que se adjudicaba de forma definitiva el lote del concurso del transporte sanitario terrestre -correspondiente a la provincia de Cáceres- a Ambuvital. 

Según ha indicado, la interposición de este recurso ha supuesto un retraso en la firma del contrato administrativo de más de dos meses, “con el consiguiente perjuicio que ello conlleva para todos los usuarios -los ciudadanos-, los trabajadores, la empresa y la propia Administración autonómica”. 

En esa misma fecha se publicó la resolución de adjudicación definitiva del lote 1 -correspondiente a la provincia de Badajoz- también a Ambuvital, pero “de manera inmediata” Arnelas anunció que se recurriría, lo cual ha llevado a efecto el pasado día 24 de septiembre, “lo que supondrá retrasar, aún más, la puesta en marcha del nuevo servicio de transporte sanitario terrestre”. 

Según Ambuvital, con todos estos actos lo único que se está consiguiendo es generar “un grave daño al sector del transporte sanitario terrestre en Extremadura, a los trabajadores de Ambuvital, y a la salud publica extremeña”. 

Fue despedido de la empresa

Arnelas fue relegado de sus funciones por despido disciplinario el 2 de enero de 2019 por “faltas muy graves”, entre las que cita haber realizado grabaciones en vídeo dentro de las instalaciones sanitarias de Valencia de Alcántara (Cáceres), lanzando amenazas contra su empresa y la Junta, así como dudando de la calidad de los suministros de las ambulancias para los pacientes, distribuyendo estos vídeos a través de redes sociales. 

Tras este despido, ha indicado, Arnelas demandó a la empresa, perdiendo el juicio en primera instancia, a lo que se suma que el pasado 7 de septiembre el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura desestimó el recurso y confirmó su despido como “disciplinario y procedente”. 

Por tanto, ha subrayado la empresa, “está fuera del sector de las ambulancias y no tiene legitimidad moral para representar a ningún colectivo de trabajadores”. 

Le ha acusado además de dirigir presuntamente todas sus actuaciones “a aprovechar el carácter mediático del sector en su propio beneficio, sembrando y abonando su futura carrera política, habiéndose ya presentado en alguna candidatura”. 

Ambuvital ha señalado asimismo que el pasado 10 de septiembre Arnelas anunció que daría parte a la Fiscalía para que investigue si ha habido prevaricación en las recientes adjudicaciones a esta empresa. 

“Igualmente, durante todo este tiempo, el señor Arnelas Santano también ha venido realizando afirmaciones públicas faltando a la verdad, e imputando a esta empresa una serie de acciones, presuntamente delictivas, sin base ni fundamento alguno”, añade la empresa. 

Por todo ello, ha anunciado que en las próximas fechas va a emprender acciones penales tanto él y contra el sindicato USO “por venir injuriando y calumniando a esta empresa sin fundamento alguno, y poner en riesgo el servicio de transporte sanitario terrestre en Extremadura con sus temerarias actuaciones”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats