eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

Así se salvan la 'precuela' de Torrente y otros juegos españoles de las recreativas

Un proyecto español trabaja desde hace cuatro años en el mayor repositorio público de la historia de las recreativas. Más allá de conservar las máquinas, parte de su equipo se centra en recuperar los juegos. Ahora están a punto de rescatar Marbella Vice, un curioso juego del cineasta Álex de la Iglesia y protagonizado por Santiago Segura que consideran "la antesala de Torrente". 

- PUBLICIDAD -
De izquierda a derecha, Óscar Nájera, Pere Vicién y Ricardo Fernández Vega, miembros de recreativas.org

De izquierda a derecha, Óscar Nájera, Pere Vicién y Ricardo Fernández Vega, miembros de recreativas.org

Son los niños que jugaban a las recreativas durante su época dorada en España, y ahora luchan para que aquellos juegos con los que crecieron no caigan en el olvido. Lo hacen a través del proyecto recreativas.org, que nació en 2014 de la mano del jerezano  David Torres como una simple base de datos donde aglutinar toda la información posible sobre los títulos patrios.

Poco a poco se sumaron otras entusiastas de las recreativas, y así consiguieron recopilar documentación gráfica, manuales, flyers y capturas de juegos desde los inicios en los años 50 con los pinballs o las máquinas del millón. Su objetivo es crear un repositorio abierto a todo el mundo sobre el sector recreativo español.

El año pasado dieron un paso más. Coincidiendo con la celebración del ArcadeCon en Petrer (Alicante), se reunieron y decidieron organizarse y trabajar paralelamente a la labor de documentación en rescatar sus placas, preservarlas y emular todos los juegos de recreativas españoles, tanto si se crearon en nuestro país como si se versionaron a partir de copias extranjeras para estar en las salas patrias.  "La idea es ir en busca de los juegos", resume a HojadeRouter.com  Óscar Nájera, miembro de recreativas.org.

En la actualidad, el equipo está formado por ocho personas repartidas entre Barcelona, Cádiz, Segovia, Zaragoza y Madrid. Nájera, junto con Torres, se encarga más de la parte documental, mientras que el resto se reparten el trabajo del volcado y la emulación de juegos. Uno de sus últimos hitos fue localizar  El fin del tiempo, un título desarrollado en 1981 por la empresa Niemer cuya existencia solo se ha podido probar durante décadas por un simple flyer de un coleccionista extranjero.

Su labor no solo queda en la visibilización de juegos que están cayendo en el olvido. "Volcar la información del juego no solo nos permite conservarlo, sino también sirve para reparar placas dañadas", apunta Nájera. "Si el día de mañana hay una persona que compra un mueble en Wallapop y está estropeado, tiene la documentación para poderlo restaurar y volver a hacerlo funcionar", explica.

Por eso, todo lo que hacen lo publican en su web en su afán de llegar a cuantos más mejor. Entre los otros juegos recuperados se cuentan el  War Mission, desarrollado en 1987 por la empresa EFOSA (Electrónica Funcional Operativa SA), o el  Gran Rally, también obra de Niemer.

Un juego desaparecido hace más de 35 años

El fin del tiempo es "un juego que llevábamos años detrás de él", aunque no ha sido hasta este año cuando lo han conseguido. Su recuperación, según cuentan en su web, no era un mero capricho, sino que "era esencial para poder hacer justicia a la historia de los videojuegos diseñados en España". Su temática, la de los célebres 'marcianitos', era la que triunfaba en los años 70 y 80.

Para su rescate, primero recopilaron algo de información sobre el juego, como el nombre de sus creadores, Enrique Zarco y José María Arribas, dueños de Niemer, o de la empresa que diseñó el software y el hardware, DIP S.A. Sin embargo, no había ni rastro del juego físico hasta que en 2015, a través de varios comentarios en foros, una propietaria de una máquina de Zaragoza solicitaba ayuda para repararla. Fue tal el aluvión de comentarios que recibió que la dueña, llamada Esther Barranco, desapareció hasta este mismo año, cuando se puso en contacto con la Asociación de Recreativas y Pinballs de Aragón  (ARPA) para volver a hacerla funcionar.

Con ayuda de la tienda Juegos 2.0 le pudieron dar una segunda vida a la máquina de Esther. Además, el equipo de recreativas.org no dejó pasar la oportunidad para recuperar los datos, volcar las memorias del juego y emularlo para que mucha más gente lo pudiera disfrutar. En el último evento ArcadeCon, organizado por Arcade Vintage a principios de junio, presentaron la historia del juego y toda su recuperación.

Miembros de ARPA y recreativas.org en el anuncio de la preservación de 'El fin del tiempo' en ArcadeCon 2018

Miembros de ARPA y recreativas.org anunciando la preservación de 'El fin del tiempo' en ArcadeCon 2018

Ahora El fin del tiempo también está disponible desde la versión 0.199 del emulador MAME (siglas de Multiple Arcade Machine Emulator), uno de los más conocidos a nivel internacional después de más de dos décadas permitiendo que los juegos de las recreativas también se puedan disfrutar en casa desde consolas y ordenadores. El último miércoles de cada mes, los responsables de MAME sacan una actualización con todos los juegos emulados que les envían desde todo el mundo. "Nosotros somos los que aportamos desde España", dice Nájera.

Encontrar El fin del tiempo era uno de los tres objetivos que el equipo de recreativas.org se había marcado. Ahora están tras el rastro  de  Altair II, desarrollado por EFOSA y de  Clean Octopus, por EFO. Este último lo tienen, pero "todavía no se ha dumpeado" (palabra castellanizada del término anglosajón dump para referirse al volcado de la información). Del Altair II, la asociación catalana  ARCADE (A sociación para la restauración y conservación de Arcades y otros dispositivos de Entretenimiento), de la que Nájera también es presidente, cuenta con la máquina pero no con el juego. " No conocemos a nadie que lo tenga ni nada, así que de momento está desaparecido", dice.

Con todo ello no buscan ganar dinero. “Es solo un hobby, aunque lleva mucho trabajo, recalca Nájera. Además, les mueve la nostalgia por recuperar parte de su infancia y el orgullo por estar al nivel de otros países. “Si tú vas al extranjero, verás que en países como Japón o Estados Unidos hay una cultura por preservar estas cosas que aquí no tenemos”, lamenta. Y más aún lo justifica cuando recuerda que en los años 70 en España “éramos el segundo mayor fabricante del mundo en pinball. “De aquí han salido juegos en los años 80 que se han exportado a Japón como novedosos”, reflexiona.

Eduardo Cruz y Óscar Nájera, junto a Javier Valero (en el centro), uno de los referentes de la industria de las recreativas en España

Eduardo Cruz y Óscar Nájera con Javier Valero (en el centro), referente de la industria en España

El primer videojuego español y el Torrente de Álex de la Iglesia

Hasta el momento, las asociaciones vinculadas al mundo de las recreativas, de las que estos apasionados también son miembros activos, se habían encargado de preservar los muebles. Por ejemplo, en ARCADE tienen  desde hace solo unos meses  el mueble del primer videojuego diseñado íntegramente en España, el Destroyer. Lo encontraron en un almacén de Castellón, lo compraron y se lo llevaron a Barcelona para ponerlo a punto.

Participantes en la recuperación del primer videojuego español, Destroyer, junto al mueble

Participantes en la recuperación del primer videojuego español, Destroyer, junto al mueble

No ha sido la única máquina que han recuperado. A finales de junio rescataron la recreativa Marbella Vice, que PicMatic desarrolló a mediados de los años 90. Se trataba de una peculiar producción, a medio camino entre película y videojuego, dirigida por Álex de la Iglesia y protagonizado por Santiago Segura, Álex Angulo y Catherine Fulop, en la que se hacía una parodia de la popular serie ochentera Corrupción en Miami. “Vendría a ser la antesala de Torrente”, puntualiza Nájera.

Desde recreativas.org realizaron el volcado de las ROMs y ahora queda pendiente su emulación, que no es igual que la del resto de juegos. “Para el sistema Laserdisc (en el que está el juego) necesitamos crear un hardware específico que nos permita emularlo en MAME”, explica Nájera. En ello están trabajando para que, cuanto antes, cualquiera pueda disfrutar de este curioso título en su casa. “El día que pueda jugar todo el mundo ya verás...”, augura.

Lo último que ha llegado a sus manos son cuatro disquetes del sistema operativo Magnet. “Es un sistema que pasó sin pena ni gloria pero que para nosotros es muy importante, porque es de juegos que se han diseñado aquí en España”, explica Nájera. El material les llegó desde Murcia, de una persona a la que se lo regaló un hombre mayor que estaba tirando cosas de su antiguo almacén.

Ahora tienen pendiente volcar toda su información para preservarla, y poco a poco continuar con su ardua labor de rescatar los olvidados juegos con los que se divertían de niños en las recreativas. Sin duda, a estos guardianes del arcade español les queda un largo camino por delante, aunque ya han demostrado que tesón y talento no les faltan.

---------------------------

Las fotos han sido cedidas por Óscar Nájera de  recreativas.org

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha