Almeida incluye banderas de España kilométricas en el alumbrado de Navidad

Prueba del alumbrado navideño entre Neptuno y Colón (Madrid). / Telemadrid

Banderas de España gigantes hechas de luces led para celebrar la Navidad. El Ayuntamiento de Madrid ha instalado como principal novedad del alumbrado navideño cuatro enseñas, una de ellas de más de un kilómetro de longitud, en puntos cardinales de la ciudad: el eje Prado-Recoletos –desde Neptuno hasta Colón–, el puente de Bravo Murillo, el paso elevado de Raimundo Fernández-Villaverde y la Plaza de Colón, donde ya ondea habitualmente una enseña gigante. Todas están ya montadas a la espera del encendido oficial, previsto para la última semana de noviembre.

El Consistorio, que ha hecho esta noche una prueba de encendido, asegura que el despliegue patriótico de luces no ha supuesto un gasto extra para las arcas municipales. "Cuesta lo mismo poner esos colores u otros", precisan desde el área de Obras, gestionada por el PP. Este año se han destinado 3,17 millones al alumbrado, 100.000 euros más que en 2019. Entonces, el presupuesto creció un 27% respecto a la etapa de Manuela Carmena y este año ha seguido escalando.

La enseña más larga, que va de corrido entre Neptuno y Colón, ha costado 68.700 euros. Las situadas en los puentes, 34.000 y 26.600. Y las luces situadas frente al Centro Cultural Fernando Fernán Gómez, 24.800, según datos oficiales del Consistorio.

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, se muestra "sorprendido" porque la decoración haya causado "cierto estupor". "A mí lo que me causa sorpresa es que la bandera de todos, la bandera que nos une y debería ser un elemento de unión en una situación tan difícil como la que estamos viviendo, en la capital precisamente de España, sorprenda que se pueda colocar en la Navidad", dijo en una entrevista en Onda Cero. Con las luces, asegura el regidor, se quiere "dar un cierto ánimo, levantar la moral".

El PSOE ha recordado al alcalde "las críticas de PP y Ciudadanos" a la gestión de la cabalgata de los Reyes Magos de Manuela Carmena por no tener motivos tradicionalmente navideños. "Me temo que los madrileños van a tener que asumir la presencia del Cid en el Belén de este año. Esto es una frivolidad política y una obscenidad patriótica", ha expresado la concejala Mar Espinar en su cuenta de Twitter.

Además de las luces, el Ayuntamiento ha colocado una menina gigante de 10 metros de altura también en la Plaza de Colón, donde se acumulan los elementos navideños. Esta figura también forma parte del alumbrado y se incluye dentro del presupuesto de 3,2 millones de euros, según publicó El País.

Con la llegada de PP y Ciudadanos al Gobierno de la capital, el Consistorio volvió a instalar belenes para conmemorar el nacimiento de Jesús. El año pasado, el equipo de Martínez-Almeida envolvió uno de ellos, el situado en CentroCentro, en la bandera de España. "Todos los que hemos tenido belenes en las casas sabemos que era también un elemento tradicional poner la enseña nacional y es lo que hemos decidido que era procedente", manifestó entonces el regidor. Esta Navidad, el belén tradicional de la Plaza de la Villa se sacará a la calle para que los madrileños puedan visitarlo en un espacio abierto y con "todas las medidas de seguridad".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats